¿Eres Presidente de tu Comunidad? - Tenemos un mensaje para ti

4 ventajas de los sistemas elevadores para estacionamiento de vehículos

¿Sabías que España es el decimoquinto país del mundo con mayor número de matriculaciones por cada mil habitantes? A pesar de la caída de consumo de vehículo nuevo, provocada por la pandemia de la covid-19 en el año 2020, nuestras ciudades están atestadas de coches circulando y buscando aparcamiento, y todos sabemos que no tiene nada de divertido el conducir detrás de alguien que se está volviendo loco para intentar aparcar en un hueco que, en la mayoría de los casos, es imposible encontrar.

Durante décadas, los parkings de debajo de los edificios han sido la solución perfecta para ayudar a descongestionar el centro de nuestras ciudades, ya que proporcionan cientos de plazas de aparcamiento sin ocupar mucho espacio. De un tiempo a esta parte, debido al aumento en el número de automóviles, los garajes convencionales están empezando a no ser suficientes, dando paso a la construcción de los sistemas elevadores para estacionamiento de vehículos, pero… ¿Son realmente seguros este tipo de aparcamientos? ¿Ahorran tanto espacio como dicen? ¿Cuáles son los beneficios de estos sistemas elevadores?

 

 

Ahorro de espacio

Encontrar algún lugar libre donde poder aparcar cómodamente en la calle se puede convertir en una lucha. En grandes urbes, con un exceso de parque automovilístico, los garajes convencionales están empezando a ser insuficientes para poder albergar a tanto coche. El problema que están teniendo es que se desperdicia mucho espacio: rampas de subida y bajada, distancia mínima entre vehículo y vehículo para evitar golpes a la hora de abrir puertas, altura mínima para poder andar con comodidad (en nuestro país está estipulada en 2.20 metros),… Mientras que con los elevadores para estacionamiento de vehículos se aumenta la cantidad de lugar disponible, incluso duplicándolo, ya que se aprovecha todo el espacio.

Seguridad

Somos muchos los que dejamos nuestros coches delante de la entrada de un garaje con sistema de elevador de aparcamiento y, en el momento que se llevan nuestro vehículo, tenemos el mismo desasosiego que cuando vemos entrar por primera vez nuestro hijo a la escuela infantil. A fin de cuentas sabemos que nuestro coche va a estar suspendido por una plataforma lejos del suelo. Por experiencia: ¡no ocurre nada! Este tipo de sistemas están más que verificados y revisados. Es muy improbable que un ascensor de estas características pueda sufrir algún tipo de malfuncionamiento, aplastando o rayando un automóvil. Otra de las ventajas de este tipo de elevadores es la prevención de robos de vehículos, ya que la vigilancia y, principalmente la falta de acceso a los espacios de estacionamiento, hace que los ladrones ni se planteen entrar en ellos. Eso sin contar las maniobras que tenemos que hacer al meternos en un garaje convencional, y los nervios que pasamos intentando salir y entrar en horas punta, buscando un hueco libre o, si lo encontramos, que nos demos cuenta que no tiene la amplitud suficiente para que podamos meter nuestro coche. Golpes, rascadas e incluso alguna pelea son situaciones habituales en todos los parkings.

Disminución de la contaminación en las ciudades

Los atascos, la búsqueda de aparcamiento en la calle, el apaga y enciende de los motores, o en el caso de los garajes de toda la vida, las colas interminables por los pasillos buscando un sitio libre con los vehículos en marcha, son una parte muy importante de las emisiones de CO2 que lanzamos a la atmósfera. Con los sistemas de elevadores de estacionamiento para coches disminuiríamos sustancialmente la contaminación de las ciudades, ya que aparcaríamos con el motor apagado.

 

 

Factor económico

La instalación de un elevador de estacionamiento de vehículos no es precisamente barata, sin embargo, a la larga llega a ser muy rentable. Hay diferentes factores que hacen que sea ventajosa para todas las partes. En el caso del dueño del garaje, aumentan sus ingresos y disminuyen sus gastos por la sencilla razón de que caben el doble de coches. También, al ser un lugar cerrado al público, no se necesita tanto personal. Como resultado de todo esto, los conductores, nos podríamos encontrar con un abaratamiento de las tarifas de aparcamiento.

La tecnología permite desarrollar máquinas nuevas que nos hacen la vida mucho más sencilla y que son beneficiosas para el medio ambiente. Los sistemas de elevadores para estacionar coches es cada vez más habitual verlos en nuestras ciudades y, sin lugar a dudas, revolucionarán los aparcamientos tal y como los conocemos hoy en día.

Autor: Inelsa-Zener

Compartir esta entrada en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies