¿Eres Presidente de tu Comunidad? - Tenemos un mensaje para ti
Montacargas y ascensores de pasajeros: la diferencia no es solo una cuestión de tamaño
May09

Montacargas y ascensores de pasajeros: la diferencia no es solo una cuestión de tamaño

Existen una gran variedad de ascensores en el mercado, dependiendo del uso que se les quiera dar. El artículo de hoy hemos querido dedicarlo a los más comunes: los de pasajeros, instalados habitualmente en edificios de oficinas o comunidades de vecinos, y los montacargas, cuyo uso se circunscribe habitualmente a almacenes y lugares donde podemos encontrar tráfico de mercancías. La diferencia entre ellos no erradica únicamente al lugar donde decidamos colocarlos, ni en su capacidad: hay montones de variables que tenemos que tener en cuenta a la hora de decidirnos por uno u otro elevador. Los montacargas son ascensores de grandes dimensiones, que se utilizan para el traslado, entre diferentes alturas, de artículos con gran volumen y peso. Antiguamente contaban con portones de madera, que se abrían y cerraban de forma manual, y con un interior muy simple, formado únicamente por una plataforma y un único lateral que hacía las veces de cabina. Actualmente, y debido a las diferentes normativas de seguridad, es obligatorio tener el habitáculo interior completamente cerrado, para evitar accidentes. Hoy en día los montacargas deben cumplir con la normativa UNE-EN 81.3, específica de los elevadores en los que la carga nominal es superior a 300 kg. de peso, y en la que se tienen en cuenta todas la situaciones peligrosas y acontecimientos significativos que te pueden ocurrir dentro de uno de ellos. Los ascensores de carga suelen ser mucho más grandes que los de pasajeros, y generalmente tienen la capacidad de desplazar alrededor de 3.000 a 5.000 kg, aunque dependiendo del número de columnas por los que se mueve la cabina, se puede llegar perfectamente a las 10 toneladas. Éstos a menudo cuentan con acabados interiores mucho más toscos, de metal y muy resistentes para evitar daños durante la carga y descarga. Aunque existen montacargas hidráulicos, colocados en lugares donde no hay que desplazarse por una gran cantidad de plantas, los elevadores eléctricos son más eficientes energéticamente hablando, para elevar cargas de mucho peso. Este tipo de aparatos es obligatorio que pasen periódicamente su revisión cada tres meses, y está terminantemente prohibido utilizarlo para el transporte de personas, a excepción de los estrictamente necesarios para desplazar la carga, que generalmente son uno o dos ocupantes. Los ascensores de pasajeros son los que todos conocemos, y tienen claras diferencias con los anteriores. Al contrario que en los montacargas, el interior de todos ellos cuenta con un teléfono de rescate, con el que ponerse directamente en contacto con el servicio de mantenimiento, en caso de avería. Las revisiones generales son obligatorias pasarlas una vez al mes, y la botonera de su interior cuenta con tantos pulsadores como...

Leer Más
En Inelsa Zener te explicamos cuáles son las ventajas de tener un ascensor en nuestra vivienda
Abr25

En Inelsa Zener te explicamos cuáles son las ventajas de tener un ascensor en nuestra vivienda

Los tiempos están cambiando de forma acelerada: los ascensores dentro de nuestros hogares ya no son solamente exclusivos de la gente con un alto poder adquisitivo, de las personas mayores o de aquellos propietarios que tengan algún tipo de minusvalía. Hoy en día, y gracias al abataramiento de los materiales, la instalación de un ascensor en nuestra casa, se puede deber a muchas otras razones que nada tienen que ver con el estatus social, y que nos ayudan a hacer, en todos los casos, la vida mucho más sencilla. Los elevadores de uso doméstico hacen que mover objetos pesados o con gran volumen, sea mucho más sencillo. Se agradece tener un ascensor, sobre todo cuando nuestro hogar se encuentra en un entorno residencial alejado del núcleo urbano, ya que el subir y bajar la compra de toda la semana o mover objetos de dentro del hogar entre los diferentes niveles, se convierte en una tarea bastante engorrosa.     La tecnología avanza con los años, y los ingenieros aprenden día a día sobre cómo reducir la cantidad de espacio requerido por el elevador y su motor. Aunque parezca un poco de ciencia ficción, en la actualidad los ascensores residenciales, pueden llegar a diseñarse para que ocupen menos espacio que una escalera convencional. Se pueden instalar tanto en el interior de las casa, como en la zona de la fachada de tal manera que, aprovechen espacios que hasta la fecha no era algo habitual que se utilizasen. Instalar un ascensor en una casa también es una inversión rentable, ya que incrementa el valor de su hogar. De hecho, hay personas que buscan precisamente este tipo de mejora en la vivienda a la hora de adquirirla, sobre todo aquellos que desean no volver a cambiar de domicilio a corto plazo, que les preocupa el hecho que su movilidad pueda disminuir con la edad, y les horroriza que el subir y bajar escaleras a lo largo de los años acabe siendo un hándicap para ellos.     Un homelift, si se utiliza de forma responsable, es también una buena manera de eliminar parte de los accidentes caseros: poder moverte entre las diferentes plantas, principalmente cuando hablamos de personas mayores y niños de corta edad, es tan sencillo como presionar un botón y dejarte llevar. En Inelsa Zener fabricamos e instalamos ascensores que se pueden colocar en cualquier lugar, y que dan a los hogares el toque sofisticado que siempre hemos querido tener. Nos adaptamos a diferentes espacios y dimensiones, y los personalizamos a gusto de todos nuestros clientes, ya que tenemos una gran variedad de acabados para nuestras cabinas: paneles laterales en...

Leer Más
¿Podemos instalar un ascensor en nuestro bloque de viviendas, aunque tengamos un espacio limitado para ello?
Abr11

¿Podemos instalar un ascensor en nuestro bloque de viviendas, aunque tengamos un espacio limitado para ello?

España es el país que cuenta con el mayor número de ascensores por habitante. A pesar de eso, aún hoy en día nos podemos encontrar con muchos edificios que carecen de él. La gran mayoría de ellos son bloques antiguos, en los que el uso del elevador no estaba generalizado cuando se construyeron, encarecían la vivienda, o bien su instalación no se encontró necesaria por parte de algunos arquitectos de la época. En la actualidad esto puede suponer un problema, ya que en muchas comunidades de vecinos no existe espacio suficiente para colocar uno de ellos. En demasiados casos, la escasez de sitio en los rellanos hace que muchos propietarios ni se planteen ubicar uno, desconociendo que los ascensores se pueden poner en otros muchos lugares que, a priori, ni se nos habrían ocurrido. Pero… ¿sabemos cuáles son las opciones disponibles para hacer este tipo de emplazamientos? La primera de ellas, y posiblemente la que todos tenemos más presente, es el hueco de la escalera. En ocasiones no se necesita hacer ningún tipo de modificación a la escalinata, ya que en muchos edificios era bastante común dejar un hueco importante en el centro. En los casos en los que el espacio no es suficiente, pero las escaleras tienen una anchura adecuada, lo que se hace es acortarlas en uno de sus extremos, para conseguir su instalación sin problemas de espacio. Otro de los lugares más comunes en los que se puede construir un elevador es en el típico patio de luces que antiguamente tenían todos los bloques. Se coloca la estructura en una de sus paredes laterales, habitualmente en la que se encuentra pegada a los rellanos, dando acceso desde el patio de la entrada a cada una de las plantas. La modificación más visible que se tiene que hacer en estos casos, es agujerear la pared del rellano para colocar la puerta de acceso a la cabina. La instalación de los ascensores en la fachada exterior de un edificio es otra alternativa interesante, aunque no la más común. El caso es bastante parecido al que hemos comentado en el anterior punto, pero en vez de utilizar la pared de un patio interior, se aprovecha la fachada del inmueble para su emplazamiento. A nivel burocrático es un poco más tedioso que los casos precedentes, ya que la modificación del aspecto exterior del edificio hace que se necesiten más permisos y estudios por parte de las autoridades locales. En algunas ocasiones, la opción menos frecuente es la de instalar el nuevo ascensor utilizando parte de la superficie de las propias viviendas de los propietarios (algunas veces por voluntad propia, y...

Leer Más
La publicidad en los ascensores: un éxito asegurado
Mar28

La publicidad en los ascensores: un éxito asegurado

Cada vez es más complicado hacer campañas publicitarias que sean impactantes. Estamos acostumbrados a encontrarnos anuncios en cualquier lugar: medios de comunicación, vallas publicitarias en la calle, marquesinas de autobús, carteles en muros, mupis,… Hacer algo que llame realmente la atención no es nada sencillo: hay demasiada competencia y estamos acostumbrados a que nos bombardeen con ella. Los creativos buscan día a día espacios originales e inesperados, y anuncios que sean cada vez más atractivos e impactantes para que nos acordemos de ellos. Uno de los lugares donde no estamos habituados a encontrarnos publicidad es en un ascensor.     ¿Qué pasaría si pudieses poner a tus clientes potenciales en una pequeña habitación, cerrases las puertas, y consiguieses captar toda su atención? Sería fantástico poder tener algo así, ¿no? Se dice que, diariamente, cogemos unas cuatro veces un ascensor. Pues esos cuatro viajes metidos dentro de un espacio cerrado, donde lo único que tenemos que hacer es hablar con el que tenemos al lado, mirar el móvil o seguir la planta donde nos encontramos a través de la pantalla luminosa, es precisamente el emplazamiento donde se pueden ver este tipo de anuncios. ¿Hay algún otro lugar mejor para poner publicidad? Si lo que queremos es que nuestro mensaje impacte en un usuario, éste es el mejor sitio donde colocarla. Este tipo de reclamos publicitarios pueden ir ubicados en más de una zona del ascensor:     – Uno de los lugares más vistosos son las puertas… ¡sobre todo si son dobles! En ocasiones se coloca el anuncio en ellas y en el interior de la cabina, provocando un efecto divertido y original.     – La parte interior es también una de las más utilizadas para hacer este tipo de acciones publicitarias. Hay veces que nos sentimos tan incómodos al estar cerca de gente que no conocemos, que acabamos observando todo aquello que nos rodea con tal de evitar la mirada del que comparte espacio con nosotros.     – En los botones es un buen lugar donde crear expectativas e imaginar que, si pulsas alguno de ellos, ocurrirá algo sorprendente e inesperado. La publicidad colocada en los elevadores debería conseguir que, todos aquellos que se enuentren dentro, se olviden de su móvil y estén pendientes de lo que se está anunciando, y que los que salen estén deseando darse la vuelta para volverlo a ver.     Tan importante como hacer una buena campaña, es saber en qué clase de ascensor queremos colocar nuestro mensaje y a qué personas queremos llegar, ya que no es lo mismo anunciar el estreno de una película, que el último portátil de...

Leer Más
La instalación de un ascensor en nuestra finca, revaloriza el precio de la vivienda
Mar14

La instalación de un ascensor en nuestra finca, revaloriza el precio de la vivienda

La inmigración procedente de las áreas rurales y países extranjeros, así como también el aumento de la población ha hecho que, en los últimos 60 años, crezca considerablemente el número de habitantes de nuestras ciudades. Como consecuencia de la expansión que han experimentado las grandes urbes, han aumentado la altura de los bloques de viviendas y oficinas. Lo que antes nos resultaba extraño, como era ver un rascacielos en el centro de la ciudad, ahora es algo que se convierte en habitual.     Cuando visitamos un edificio con la intención de comprar uno de sus inmuebles, tenemos en cuenta cosas tan dispares como si nos gusta la ubicación, si está bien comunicado, si hay comercios en la zona, qué escuelas hay en el barrio, el tipo de vecindario que nos vamos a encontrar,… y una de las cosas más importantes, si hay ascensor en la finca. El plantearnos la compra de un piso en función de la existencia o no de ascensor no es algo banal, ni circunscrito únicamente a personas de edad avanzada. Existen muchas razones por las que un elevador en nuestra finca es imprescindible, sobre todo si vamos a vivir más allá del segundo piso. Decidir entre las escaleras o el ascensor, no se limita únicamente al hecho de querer o no querer ponernos en forma. Hay montones de razones por las que no tenerlo se convierte en un engorro, como subir la compra de la semana, tener algún tipo de enfermedad o haber sufrido un accidente (ninguno de nosotros estamos exentos de fracturarnos una pierna), los carritos de los bebés,… Los servicios de nuestra comunidad son un factor que se tiene en cuenta a la hora de su tasación en el mercado, y el que haya o no un ascensor en la finca, supone un cambio drástico en el valor de un piso.     Uno de los problemas más habituales en los bloques de mayor antigüedad es decidir la instalación de un ascensor. ¿Sale a cuenta, para los vecinos, el desembolsar semejante cantidad de dinero? ¿Repercutirá este gasto en el precio de nuestra vivienda, si decidimos ponerla a la venta? Rotundamente sí. A pesar de que se hayan agilizado los trámites a la hora de dar permisos para este tipo de obra, la elevada inversión que tiene que hacer la comunidad de vecinos y la disparidad de criterios entre los residentes, acaba creando conflictos y siendo un escollo para la instalación de uno de ellos. Si hay una cosa que debemos tener clara, es que todo tipo de rehabilitación e inversión en accesibilidad hace que se revalorice nuestro hogar. Según un estudio del...

Leer Más
Los monitores de los ascensores: una nueva nueva forma de hacer publicidad.
Feb28

Los monitores de los ascensores: una nueva nueva forma de hacer publicidad.

Cada vez es más habitual, que nos metamos en un ascensor y nos encontremos publicidad en él. Hasta hace relativamente poco, una de las maneras en las que podíamos encontrar esta publicidad era a través de vinilos y carteles colocados en la parte interior o en las puertas de acceso, pero cada día es más frecuente encontrar monitores de televisión. Una pantalla de ascensor es un monitor integrado en una de las paredes de la cabina del elevador, que mantiene distraidos a los pasajeros durante el pequeño trayecto que realizan entre las diferentes plantas. En ella se muestran todo tipo de noticias, información meteorológica, anuncios, pequeños programas de entretenimientos, habitualmente hechos a base de gags, información sobre el edificio, o cualquier otro contenido, generalmente transmitido en formato de bucle, muy parecido a las pantallas de información que podemos encontrar en andenes de estaciones de metro, de tren o en el interior de los autobuses.     Para lograr resultados publicitarios con este tipo de contenidos, es recomendable saber a qué tipo de clientes potenciales queremos llegar, así como también qué tipo de usuarios frecuentan un ascensor en concreto. No se parecen en nada aquellos que visitan un hospital a los que se desplazan en el ascensor de una comunidad de vecinos. Es por esta razón por la que el producto que se promociona en uno o en otro lugar, puede llegar a ser radicalmente diferente. Los monitores de los elevadores ofrecen a sus usuarios información rápida sobre la temperatura que hace en nuestra ciudad, los resultados deportivos del último fin de semana, el tráfico de nuestra zona,… Este tipo de pantallas también ofrecen a los residentes de una comunidad de vecinos, la capacidad de compartir información importante entre aquellos que viven en el mismo edificio, para que la pueda ver todo el mundo. En los bloques de oficinas, este tipo de pantallas hacen que el edificio se vea más profesional, con más estilo y mucho más avanzado tecnológicamente.     Las pantallas digitales forman parte de un movimiento global de avances tecnológicos, y están cambiando la forma en la que encontramos algunos servicios y bienes de consumo. Los ascensores son, generalmente pequeños y rápidos, por lo que las pantallas deben ser lo más planas posibles, para que no molesten, y deben estar colocadas en un lugar donde atraigan la atención de todos los pasajeros que se suban a él. Por un tema de costumbre, es habitual colocarlas encima de las botoneras, ya que cuando entramos en un ascensor, pulsamos el botón de la planta donde queremos ir, y habitualmente nos quedamos mirando hacia la parte superior de los botones,...

Leer Más
¿Por qué se escucha música en los ascensores?
Feb14

¿Por qué se escucha música en los ascensores?

Corrían los años 20, cuando en el interior de los ascensores de los rascacielos Estadounidenses, se empezaron a instalar altavoces para poder escuchar, por primera vez, canciones que hiciesen que los usuarios se pudieran evadir del lugar donde estaban metidos. Y es que los ascensores de esa época no tienen nada que ver con los que tenemos en la actualidad. Imaginemos el hipotético caso que hubiese existido en ese momento la Torre Shanghai: los 55 segundos que se necesitan actualmente para subir sus impresionantes 119 pisos, se hubiesen convertido en, ni más ni menos que 21 minutos. ¡Casi nada! No es de extrañar que pusieran bancos dentro de una gran cantidad de cabinas.     El hecho de escuchar música dentro de los ascensores hizo que , en la mayoría de los casos, la gente se pudiese evadir de estar encerrados en un lugar de pequeñas dimensiones, sin vistas al exterior. Sin ningún tipo de dudas, ese era un espacio claustrofóbico donde a no muchos les gustaba encerrarse. La idea de instalar música dentro de los ascensores fue todo un acierto, y ayudó a que más y más personas comenzaran a usar los elevadores como medio de transporte, para desplazarse por los edificios más altos. Fue tal el éxito obtenido, que se decidió implementar el mismo tipo de música en los centros comerciales, tiendas, supermercados, hoteles, aeropuertos, estaciones de metro y ferrocarril,… con el fin de tratar de calmar los ánimos de los visitantes, también en esas situaciones.     El primer proveedor de música ambiental fue Muzak Holdings LLC: esa fue la razón por la que se conoce mundialmente ese tipo de música con el nombre de Muzak. Esta empresa del sur de California se fundó a principios del Siglo XX. Empezaron a crear melodías para ser únicamente escuchadas: nunca cantadas. A parte de eso debían tener la característica de que resultasen agradables a todo el mundo, se escuchasen a un volumen suave, y sirvieran de acompañamiento para aquellos usuarios que subían a los rascacielos. El curioso eslógan de la Compañía fue: “Muzak llena los silencios mortales”. En los años 40 se dieron cuenta que la música Muzak podía ser también de gran ayuda en las fábricas y centros de producción, por lo que la idea se trasladó hasta estos lugares, con el fin de aumentar el rendimiento de los obreros. Está demostrado que algunos tipos de música ambiental hacen que aumente la productividad en las industrias, o que nos estemos más tiempo recorriendo una tienda, y comprando más.     Hoy en día, es bastante extraño escuchar música dentro de los ascensores, a no ser que se...

Leer Más
La energía solar: lo último en ascensores inteligentes.
Ene31

La energía solar: lo último en ascensores inteligentes.

No descubro nada nuevo, si digo que uno de los últimos lugares donde nos gustaría estar, si se va la luz en nuestra comunidad de vecinos, es dentro del ascensor. Probablemente no has pensado en ello, pero… ¿no sería mucho mejor, que los ascensores funcionaran con energías renovables, como puede ser la energía solar? ¿No sería una buena forma de abaratar los gastos de escalera?     La verdad es que lo que hasta hace poco nos podía parecer ciencia ficción, ahora es totalemte factible, ya que se ha conseguido que los paneles solares hayan disminuido de tamaño pudiéndose colocar en cualquier lugar, su precio sea mucho más competitivo y tengan capacidad para generar y acumular mucha más energía que años atrás. El mundo tiende a moverse cada vez más en torno a las energías de fuentes renovables. Las empresas, tanto públicas como privadas, están empezando a buscar alternativas al petróleo, gas y carbón, para poder construir edificios ecológicos donde la vida en ellos sea sostenible y barata. Estas alternativas no son otras que la energía solar, y en menor medida, la energía eólica, sobre todo en paises del norte de Europa, donde no se ve el sol todos los días.     Una parte muy importante de la construcción de un edificio corre a cargo de los fabricantes de elevadores. Precisamente los ascensores son los que hacen posible que existan estructuras de más de cuatro o cinco alturas, por lo que este tipo de empresas están desarrollando productos para adaptarse al cambio que esta sufriendo y sufrirá en un futuro no muy lejano, la industria de la construcción.     Cuando hablamos de ascensores inteligentes, nos debemos centrar en los avances que se han hecho a nivel de la gestión energética de los edificios. Aparatos que se autoabastezcan a través de energía cien por cien renovables, con placas solares colocadas en la parte superior de las edificaciones, y conectadas a los ascensores, que harán que ahorremos energía y reduzcamos a la mitad los costes. Sistemas en los que no sea necesario utilizar mucha electricidad de golpe, para poner en funcionamiento el elevador, y que ésta pueda llegar a regenerarse con la fricción del desplazamiento, de bajada y subida, a través del hueco del ascensor. Todo esto unido a las luces led en modo de espera, que aumentan su intensidad cuando la cabina se encuentra ocupada, harán que los ascensores sigan siendo un elemento indispensable en nuestro día a día, pero con un coste reducido.     En un momento en el que es de vital importancia ir en cabeza de las energía renovables, el futuro escenario energético global...

Leer Más
Ascensores para usuarios atípicos: los vehículos
Ene17

Ascensores para usuarios atípicos: los vehículos

Tal y como vimos en nuestro anterior artículo, en el que hablamos de la Falkirk Wheel, no todos los ascensores son utilizados para el desplazamiento de personas o cargas. En el día de hoy te queremos enseñar como los ascensores de vehículos, consiguen facilitarnos la vida, aprovechando mucho más el espacio del que disponemos.     El tema de las plazas de aparcamiento en algunas de nuestras ciudades es un problema. El aumento del parque automovilístico, sumado al también aumento de habitantes por metro cuadrado, hace que encontrar un trozo de calzada donde dejar nuestro coche se convierta, en muchos lugares, en un acto heróico. Hasta la fecha, los solares de dimensiones reducidas, obligaban a hacer garajes con pocas plazas, o a destinar el escaso espacio de las parte de los sótanos únicamente a trasteros. El lugar que ocuparía una rampa, en muchas ocasiones estrecha, angosta y con giros imposibles para la maniobrabilidad de un vehículo, no ayudan nada a que se destine la parte más baja del edificio a la construcción de un garaje. No hay una medida estándard para este tipo de montacargas. Las dimensiones pueden adaptarse al espacio del lugar donde va a estar ubicado el edificio residencial, y a las necesidades del arquitecto. De todas formas, se exigen unas medidas mínimas, en las que impera el sentido común, como es que las puertas al abrirsen, dejen libre la totalidad de la anchura de la cabina, y que la altura de la misma sea superior a dos metros veinte, ya que tiene que permitir la entrada a vehículos altos, como son las furgonetas.     Existen dos tipos de estos ascensores: Los que podemos encontrar en garajes públicos de grandes ciudades, en los que está terminantemente prohibido estacionar el vehículo con ocupantes en su interior. Los que encontramos en las comunidades de vecinos, en los que pueden subir también personas. El desplazamiento entre plantas se puede realizar mediante mando a distancia desde dentro de la cabina, facilitando así la maniobra de aparcamiento. Las medidas de seguridad son, evidentemente, mucho mayores que en los anteriores.   Sabemos que, instalar ese tipo de ascensores en nuestras viviendas, nos facilitan la vida, ya que evitan las maniobras complicadas, y en un lugar relativamente pequeño se puede construir un mayor número de plazas de parking, pero no todo son ventajas: El disponer de tener ascensores en una finca, conlleva un mayor recibo mensual de gastos de escalera. Contar con una buena empresa, que realice con total garantía las revisiones periódicas, es algo esencial. También debemos tener en cuenta que aumenta el consumo eléctrico del edificio. Un ascensor de estas características...

Leer Más
La Falkirk Wheel: el espectacular ascensor de barcos escocés
Ene04

La Falkirk Wheel: el espectacular ascensor de barcos escocés

Si eres una de esas personas que piensa que, un ascensor solamente se utiliza para desplazar a gente u objetos en edificios y atracciones turísticas, en el post de hoy vamos a echar tu teoría por los suelos, ya que en Escocia existe un elevador de embarcaciones de lo más curioso… y ¡de lo más práctico!     La Falkirk Wheel, que así es como se llama dicha estructura, es un ascensor de barcos que une el Canal Forth & Clyde con el Canal Union. Como ya sabes, es del todo habitual que en diferentes canales navegables existan diferentes niveles de agua. El problema nos lo encontramos cuando dos de esos canales se encuentran juntos. Lo normal en estos casos es contruir esclusas en todos aquellos lugares en los que es susceptible el tránsito de embarcaciones. Así es como, durante muchos años, se solventó el problema entre estos dos canales escoceses, hasta que en el año 1933 se decidió quitar las 11 esclusas que se encontraban en la zona, para rellenar con tierra la parte media de dichos canales. Evidentemente, la navegación se vió interrumpida, y con ella el paso de personas y mercancías, que a partir de esa fecha, se tuvo que realizar a través de medios terrestres. A finales del S.XX se decidió volver a abrir la zona al tránsito de embarcaciones, ya que se puso en marcha la necesidad de retomar el tráfico fluvial entre Glasgow y Edimburgo. Así que, después de tener encima de la mesa muchos proyectos, finalmente en el año 2002, se inauguró la Falkirk Wheel, uno de los prodigios de la ingeniería de todos los tiempos.     La Falkirk Wheel es una estructura de acero, colocada en un lugar estratégico entre el Canal Forth & Clyde y el Canal Union, con dos brazos giratorios gigantes, que transfieren los barcos entre esos dos canales, salvando los 25 metros de diferencia de altura que existen entre uno y el otro. El diámetro de esa especie de rueda es de 35 metros. El eje que la sostiene tiene unos 28 metros de largo por casi 4 metros de diámetro. Los cuatro cajones, instalados en los brazos, contienen 250,000 litros de agua. Cada uno de estos tanques, ubicados en la parte superior e inferior de la estructura, cuentan con puertas totalmente herméticas, y tienen la capacidad para poder transportar, a la vez, cuatro barcos de 20 metros de eslora. Los brazos siempre están en equilibrio, ya que gracias al principio de Arquímedes, los cajones pesan siempre lo mismo, transporten o no transporten embarcaciones en su interior. Esto le permite girar 180 grados en solo cinco...

Leer Más
¿Qué debemos hacer cuando nuestro ascensor tiene más de 20 años?
Dic18

¿Qué debemos hacer cuando nuestro ascensor tiene más de 20 años?

Los ascensores suelen tener una vida útil de más de 20 años, pero con el tiempo, su rendimiento tiene tendencia a disminuir poco a poco. Cuando eso sucede, debemos pensar en modernizarlos, ya que son uno de los elementos más importantes de nuestras comunidades de vecinos. La decisión de modernizar los ascensores acostumbra a depender, en gran medida, de la satisfacción de los usuarios que los utilizan habitualmente. Si se reciben muchas quejas, el administrador del edificio debería tomar la determinación de modernizar el ascensor para hacerlo más eficiente, seguro y con una estética renovada. Uno de los datos que hacen que nos tengamos que plantear una modernización de nuestro elevador es la cantidad de llamadas realizadas al servicio técnico durante un período de 12 meses, y analizar si éstas están aumentando o disminuyendo con respecto a los años anteriores.     La modernización puede no aumentar la velocidad de los ascensores, pero sí su eficiencia. Estos son algunos de los puntos más importantes a la hora de actualizarlos: – Agrupación de los pasajeros dependiendo de la planta a la que van, eliminando viajes y reduciendo los tiempos de espera. Los microprocesadores pueden aprender patrones de tráfico en un edificio y ajustarse en función de ellos. También se pueden hacer mejoras en la velocidad de apertura y cierre de las puertas, así como también en la aceleración y desaceleración de la cabina. – Eficiencia en términos de energía, lo que hace que se reduzcan los costes eléctricos del edificio. – Reducción del ruido mientras nos desplazamos por el hueco del ascensor. – Actualización del sistema de operador de puerta. Un operador de circuito cerrado puede monitorear la posición de la puerta para mejorar el rendimiento. También puede indicar si hay arrastre en el motor debido a algún pequeño objeto atascado y hacer ajustes. – Renovación del aspecto físico del ascensor, dándole un aire mucho más actual y moderno. Los técnicos de las empresas de mantenimiento deberían evaluar objetivamente la aceleración y la desaceleración de la cabina, la vibración que se nota dentro de ella, el tiempo de apertura y cierre de la puerta y todos aquellos sonidos que podemos escuchar, cuando subimos o bajamos por el ascensor. Cada uno de estos puntos pueden revelar deficiencias en los equipos.     Sólo en los casos en los que sea posible, se pueden hacer pequeñas mejoras en los ascensores antiguos, en lugar de llevar a cabo una modernización completa, evitando así a la comunidad de vecinos el desembolsar de golpe una cantidad de dinero demasiado elevada. Evidentemente, las inspecciones regulares ayudan también a prevenir averías importantes. Nuestros técnicos, en Inelsa-Zener, realizan...

Leer Más
Los ascensores de la Torre Eiffel: uno de los elementos más importantes de la mayor atracción turística de París.
Nov08

Los ascensores de la Torre Eiffel: uno de los elementos más importantes de la mayor atracción turística de París.

La Torre Eiffel, una de las estructuras hechas en hierro más grandes del mundo, fue construida en el año 1887 en conmemoración de la Exposición Universal que tuvo lugar en París en 1889. Con unos impresionantes 324 metros de altura y 125 metros de lado, este monumento es visible desde toda la ciudad, y es visitado por más de 7 millones de turistas todos los años.     La Torre cuenta con tres niveles: en el primero se puede visitar un pequeño museo donde admirar su historia desde su construcción hasta la actualidad. Tanto en éste como en el segundo piso es donde se encuentran los restuarantes y los buffets para poder tomar un tentempié mientras se admira de unas vistas increíbles de la ciudad. En la tercera planta, a 276 metros de altura, hay un mirador y una champañería dónde poder degustar el auténtico champán francés a una altitud de vértigo.     Debido a la altura de la estructura, subir hasta lo alto es una hazaña al alcance de unos pocos, por lo que Gustave Eiffel, el ingeniero que diseño la Torre, ideó inicialmente 5 ascensores de pasajeros (6 en la actualidad) que hacían la visita mucho más llevadera. La construcción de ascensores para llegar al primer nivel fue relativamente sencilla, ya que las cuatro patas de la Torre eran tan anchas en su parte inferior, que pudieron albergar las guías verticales, donde apoyar la cabina de cada uno de los cuatro ascensores hidráulicos que se construyeron en 1889, y que fueron mejorados y modernizados 10 años después. En los años 80 se cambiaron por modelos eléctricos mucho más seguros, y se añadío un montacargas de cuatro toneladas en el pilar orientado hacia el Sur.     El quinto ascensor, también hidráulico, entró en funcionamiento el primer año en el que la Torre Eiffel se abrió al público, y se instaló para llevar hasta el segundo y tercer nivel a los visitantes. Este ascensor fue un hito de la ingeniería, ya que éste contaba con pistones ni más ni menos que de 80 metros de longitud, que se accionaban con una bomba hidráulica. El problema con el que contaba este elevador es que únicamente podía estar en funcionamiento en verano, ya que en temporada de frío, se acababa congelando el interior de los pistones. Todo aquel que visitaba la Torre, si lo hacía en invierno, tenía que subir hasta la zona más alta de la estructura, a pie. En 1983, se optó por reemplazarlo por uno eléctrico. Actualmente se pueden ver, tanto los pistones como la bomba hidráulica, en el museo del primer piso.     Como...

Leer Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies