¿Eres Presidente de tu Comunidad? - Tenemos un mensaje para ti
Los elevadores verticales: ¿qué son y para qué sirven?
Feb25

Los elevadores verticales: ¿qué son y para qué sirven?

Entrar y salir de casa puede ser un gran desafío para todas aquellas personas que tienen algún tipo de problema de movilidad. Subir y bajar escaleras cuando se necesita un andador, una silla de ruedas, un scooter, un bastón o, simplemente, llevas un cochecito de bebé, es tarea casi imposible y, en ocasiones, también peligrosa. En lugar de quedarnos dentro de nuestro hogar para evitar la molestia de salir a la calle, la instalación de una plataforma vertical puede llegar a ser una solución excelente.     En la actualidad existen diferentes soluciones para hacer que un edificio sea accesible para todos, pero hoy queremos centrarnos en los elevadores verticales: una cómoda manera de tener acceso al rellano superior, cuando en este se encuentra el ascensor, sin tener que realizar obras costosas. Este tipo de máquinas permiten salvar aquellos pequeños tramos de escaleras, que habitualmente se encuentran a la entrada de las comunidades de vecinos, desplazándose hasta a una distancia de tres metros del suelo (suficiente como para poder superar un piso de altura). El funcionamiento de este tipo de elevadores es muy sencillo: consta de una plataforma con suficiente espacio para poder entrar y maniobrar con una silla de ruedas, y una sencilla botonera que hace que el ascensor llegue hasta el nivel superior o inferior sin dificultad. Estas plataformas no necesitan un espacio cerrado, ni un cuarto de máquinas, ni mucho menos un foso, por lo que se pueden colocar en cualquier lugar donde se necesiten, adaptándose al espacio y reduciendo considerablemente las obras necesarias para su instalación. A eso le tenemos que añadir que disponen de una cabina a media altura, lo que hace que la sensación de claustrofobia, al contrario de lo que ocurre con los ascensores convencionales, se vea minimizada con este sistema. Por lo que se refiere a su disposición, al no estar integrado dentro de la escalera, no molesta al subir o bajar de ella. Otra de las características es que se pueden colocar indistintamente tanto en el interior como en el exterior. Para este último caso, tan solo se deben construir con materiales que no se estropeen si están a merced de las inclemencias de la climatología.     Por lo que se refiere a la seguridad, cuentan con unos sensores que se colocan en la parte inferior de la plataforma, de forma y manera que se detenga el habitáculo si hay un objeto en el recorrido. Los cortes de luz tampoco son un problema, ya que este tipo de elevadores verticales tienen una batería que dota de energía al aparato, para que este llegue sin dificultad a su destino. Los...

Leer Más
Diferentes formas de hacer accesible una vivienda
Feb11

Diferentes formas de hacer accesible una vivienda

¿Tú o cualquiera de las personas que viven contigo tienen movilidad reducida? Si es así, sabrás que el mundo no está inicialmente hecho para todos aquellos que necesitan servirse de un bastón, un caminador o una silla de ruedas para desplazarse a diario. Acciones que nos parecen tan básicas, a la gran mayoría de la población, como es subir un simple escalón, agacharse para conectar a la corriente tu propio móvil, poder moverte sin dificultad a través de una puerta, o coger una lata de conservas de uno de los armarios de la cocina, se convierten en una auténtica pesadilla para los que tienen dificultad para moverse.     El Instituto Nacional de Estadística presentó en el año 2008 el último informe del que tenemos constancia sobre Discapacidad, Autonomía Personas y Situaciones de Dependencia, en el que comentaban que en uno de cada cinco hogares de España había un miembro, como mínimo, con algún tipo de discapacidad. Estamos a la espera del nuevo informe que, en principio, debería ver la luz durante este semestre, y en el seguramente nos encontraremos que estas cifras son mucho más elevadas, debido al envejecimiento que el conjunto de la población ha experimentado durante estos últimos trece años. ¿Cómo podemos solucionar la accesibilidad de nuestros hogares? El principal objetivo es el de conseguir que las personas que necesitan ayuda para desplazarse, puedan moverse por su casa con la máxima seguridad y autonomía. Adaptar la vivienda de forma y manera que podamos eliminar las barreras, es de vital importancia. Bajar la altura de los muebles de la cocina para que se pueda acceder a ellos sin problemas, colocar los objetos que usamos con más frecuencia en un lugar más accesible, cambiar las bañeras por platos de ducha rasantes, asideros en cualquier lugar donde se necesiten, ensanchar las puertas como mínimo a 80 centímetros para poder pasar por ellas en silla de ruedas, dar suficiente amplitud a los pasillos para poder maniobrar con comodidad,…     Lo más preocupante son las viviendas, como dúplex o chalets, con más de una planta, donde se hace imposible y bastante peligroso, dicho sea de paso, el subir y bajar por las escaleras. ¿Quién no se ha caído o tropezado alguna vez con algún escalón, incluso sin tener problemas de movilidad? Una buena forma de sortearlas es instalando pequeñas rampas, sobre todo en estancias que en ocasiones se encuentran a dos niveles, como algunos salones. Para escaleras mucho más largas, como las que unen diferentes pisos de altura, la mejor solución es la instalación de ascensores o salvaescaleras. Los ascensores, dentro de nuestros hogares, se integran en el espacio y...

Leer Más
Las 8 dudas más frecuentes sobre los salvaescaleras
Nov20

Las 8 dudas más frecuentes sobre los salvaescaleras

El progresivo envejecimiento de la población mundial ha traído consigo la necesidad de encontrar soluciones prácticas de movilidad en nuestro entorno. Subir y bajar escaleras sin dificultad es algo que hacemos habitualmente, sin ningún tipo de esfuerzo, la gran mayoría de nosotros, pero un solo peldaño puede llegar a ser un obstáculo insalvable si tenemos algún tipo de discapacidad. Hemos hablado en numerosas ocasiones sobre la necesidad de bajar a cota cero los ascensores de nuestras comunidades de vecinos, o cuando esto no es posible, promover la instalación de otros elementos que puedan darnos acceso fácil a las zonas donde se encuentran los accesos a los elevadores. En algunas ocasiones la instalación de un ascensor se hace casi imposible, en otras lo que prima es el tema económico, pero en todos estos casos lo más importante es el bienestar de los usuarios y la instalación de un salvaescaleras. Esta puede llegar a ser la solución ideal para conseguir desplazarnos sin esfuerzo y de forma segura entre diferentes niveles.     En el departamento de atención al cliente de Inelsa Zener recibimos a diario dudas sobre el funcionamiento y la instalación de los salvaescaleras. ¿Quieres saber cuáles son las más frecuentes? ¿Cuántos tipos de salvaescaleras hay en el mercado, y cuál es el que mejor puede adaptarse a lo que yo necesito? Existen dos tipos: los que nos podemos desplazar encima de una plataforma y encima de una silla. Los salvaescaleras de plataforma se han diseñado especialmente para todas aquellas personas que deben desplazarse en silla de ruedas. Los de silla están indicadas para todos los usuarios que, pudiendo andar, tienen dificultados para subir escaleras. ¿Es posible la instalación de un salvaescaleras en el exterior de un edificio? Sí, ya que nuestros salvaescaleras pueden instalarse tanto en la parte interior como exterior. La única diferencia entre ambos son los materiales. En el caso de los que se colocan en el exterior el material debe aguantar la intemperie.     Mi escalera tiene zonas que son curvas. ¿Puedo instalar igualmente un salvaescaleras? Los salvaescaleras están hechos a medida y se pueden colocar en la mayoría de las escaleras, independientemente de la forma que esta tenga. La instalación es sencillísima, tanto si se colocan en escaleras con tramos rectos, como si se tiene que desplazar a través de escaleras curvas, o tramos con diferentes pendientes o descansillos. Estos últimos pueden a llegar a costar algo más, ya que los rieles deben diseñarse a medida, adaptándose a las dimensiones exactas de la escalera, tardando algo más su instalación, pero su fabricación carece de dificultad. ¿Necesito disponer de una toma de corriente especial para...

Leer Más
4 maneras de hacer accesible tu comunidad de vecinos
Sep23

4 maneras de hacer accesible tu comunidad de vecinos

Todos recordamos aquellos edificios de viviendas, que se construyeron durante los años 50 y 60, justo en el momento de máxima migración de los pueblos hacia las ciudades, en las que antes de llegar al pequeño vestíbulo donde se encontraba el ascensor se debía subir uno o dos tramos de escaleras. A esos bloques de pisos iban a vivir básicamente parejas jóvenes, cuyos problemas de salud eran inexistentes. El problema vino con el paso de los años y los achaques de aquellos que gozaban de buena salud, y que ahora peinan canas y pasan de los 70. Un insignificante escalón para la mayoría de nosotros, puede llegar a ser un gran problema para aquellos que tienen dificultades de movilidad, o un obstáculo insalvable para los vecinos que se desplazan con la ayuda de una silla de ruedas. ¿De qué sirve tener un ascensor adaptado con las medidas mínimas para poder entrar con una silla, si los vecinos no pueden acceder a él? Ese pequeño tramo de escaleras que hay en muchas entradas de las comunidades, pueden llegar a ser el motivo principal para no poder salir a la calle.     La normativa sobre accesibilidad en edificios es muy clara en este aspecto: desde el 4 de diciembre del 2017 obliga a los propietarios de las fincas a realizar las obras necesarias para garantizar la accesibilidad a aquellas personas que residan, trabajen o presten algún servicio en esa comunidad, y que tengan algún tipo de discapacidad o sean mayores de 70 años. Para ello se deberán efectuar las modificaciones que se necesite en el edificio, o bien instalar en su lugar elementos mecánicos que garanticen la plena accesibilidad a todos los vecinos. Para conseguir que un bloque de pisos sea totalmente accesible, lo propietarios deben valorar todas las opciones que se les puede ofrecer, y que no siempre son tan costosas como nos imaginamos: BAJAR EL ASCENSOR A COTA CERO A priori es la opción ideal, aunque sea la más costosa. Ya sabemos que, por cuestiones obvias, es en la que se necesita hacer una obra importante, pero vale la pena hacerla. De todas formas, si se dispone del espacio suficiente, el poder acceder directamente al vestíbulo donde se encuentra la parada del ascensor, es un auténtico lujo, y la revalorización de los pisos es mucho más elevada que con cualquiera de los otros sistemas de accesibilidad. INSTALACIÓN DE UN ELEVADOR VERTICAL En ocasiones, la opción de bajar a cota cero el ascensor se hace inviable, por lo que se instala un pequeño elevador vertical, con capacidad para que se pueda desplazar una silla de ruedas. Este tipo de...

Leer Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies