¿Eres Presidente de tu Comunidad? - Tenemos un mensaje para ti
¿Sabemos por qué le tenemos miedo a los ascensores?
May07

¿Sabemos por qué le tenemos miedo a los ascensores?

No se sabe a ciencia cierta la cantidad de personas que tienen miedo a los ascensores, pero lo que sí sabemos es que, a pesar de que es el medio de transporte más seguro que existe, son muchas las que lo pasan realmente mal usándolo. Todos conocemos a alguien que sufre esta «fobia» que, por cierto, no está catalogada como tal. De hecho, se considera que el uso del ascensor es el desencadenante, en mayor o menor medida, de tres tipos de fobias diferentes: claustrofobia, agorafobia y acrofobia. ¿Sabemos qué significan cada una de ellas?     – La claustrofobia es el miedo a los espacios cerrados, así que no es de extrañar que esta sea la principal causa del pánico a los ascensores, ya que la cabina, por muchos espejos que queramos meter, no deja de ser una pequeña caja cerrada. – Siempre que pensamos en la agorafobia, nos viene a la mente el miedo a los espacios abiertos, pues bien, no es exactamente así. Alguien que tiene agorafobia sufre ansiedad a los lugares o las situaciones en los que se podría desencadenar una situación de pánico. Es tener la sensación de sentirte atrapado o bien que no tienes ningún tipo de escapatoria, en circunstancias como: estar en espacios abiertos o cerrados, hacer fila con mucha gente, coger el transporte público o usar un ascensor, entre otras, sobre todo si tenemos que compartir habitáculo con más personas. – La acrofobia es el miedo a las alturas, y en el caso de los elevadores, el miedo a caer de ellas. Los ascensores pueden llegar a subir más rápido de lo que sería deseable por parte de los que sufren este trastorno, sobre todo si se viaja en un ascensor transparente, en el que se ve con todo lujo de detalles la altura que se está alcanzando. Sabemos que las fobias pueden ser difíciles de entender para algunas personas ya que, después de todo, son el miedo irracional a algo que tiene una baja probabilidad de que ocurra, por lo que la única forma de superarlo es demostrándote a ti mismo que esa situación que te angustia no es tan mala como parece. Es evidente que, si el miedo es muy traumático y es demasiado angustioso como para poder enfrentarte a él, deberíamos pedir la ayuda de un profesional que nos ayude a a hacer frente a este problema. Muchas fobias pueden atribuirse a una experiencia desagradable previa que nos llegó a causar miedo: quedarte atrapado en un ascensor con anterioridad, aunque haya sido durante poco tiempo o escuchar en las noticias algún accidente de estas características que, como todo...

Leer Más
Las claves para superar el miedo a los ascensores
Dic05

Las claves para superar el miedo a los ascensores

¿Cuántas veces has llegado a un edificio en que no habías estado anteriormente, y en el momento de pulsar el botón del ascensor te lo has pensado mejor, y has acabado subiendo por las escaleras? Si esto te ha ocurrido alguna vez, y no lo has hecho para mantenerte en forma, posiblemente eres una de las personas que tienen miedo a subir en un ascensor. La fobia a los ascensores no está categorizada como una fobia propiamente dicha, sino que es el conjunto de dos fobias a la vez, que hace que tengamos un miedo irracional a cualquier cosa que provenga de ellos: – La claustrofobia, que hace que tengas miedo a estar encerrado en un espacio de pequeñas dimensiones. – La acrofobia, que se caracteriza por un miedo extremo a las alturas, y en el caso de los elevadores, el miedo a caer de ellas. En la actualidad, y debido al aumento de edificios que son cada vez más altos, este tipo de miedos pueden llegar a ser invalidantes, llegando a interferir negativamente en nuestra vida diaria. ¿Quién no coge un ascensor, como mínimo un par de veces al día? Si eres de los que estás en el supermercado haciendo la compra, y en vez de pensar en lo que necesitas para llenar el frigorífico, estás más pendiente de cómo te lo vas a montar para subir el carro lleno a tu piso, este artículo te interesa.     ¿A qué le tienes realmente miedo? En algunos casos es a los espacios cerrados, en otros a la altura, a la falta de control si ocurre algo dentro, a la maquinaria,… Sea como sea, siéntate tranquilamente y piensa en ello. Haz una lista con las situaciones que te puedan llegar a angustiar, con el fin de averiguar qué es lo que realmente te atemoriza. ¿Cómo afrontar ese miedo? Una vez ya sabes qué es lo que te atemoriza, vuelve a hacer una lista, pero esta vez plasma en el papel todos los pasos que tienes que seguir para coger ese ascensor: llegar a un edificio al que no has estado nunca, presionar el botón de llamada de la planta calle, la apertura de puertas, entrar en él, seleccionar el piso al que quieres ir, el cierre de puertas, el recorrido mientras va pasando por los diferentes pisos,… De todas estas situaciones, ¿cuál es la que más te agobia? ¿Crees que puedes hacer algo que te haga sentir mejor? En tu vida cotidiana, repite cada una de ellas, hasta que te sientas con fuerzas para usar solo el ascensor. Para ayudarte en esta tarea hay quien se mete en la...

Leer Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies