¿Eres Presidente de tu Comunidad? - Tenemos un mensaje para ti
¿Afecta el frío a nuestro ascensor?
Nov07

¿Afecta el frío a nuestro ascensor?

Ya estamos en pleno mes de noviembre y con él le damos la bienvenida al frío. El bajón de las temperaturas nos afecta a nuestra forma de ser y de relacionarnos con los demás: dejamos a un lado las terrazas y los paseos, para hacer mucha más vida dentro de casa. Aunque cueste creerlo, los seres vivos no somos a los únicos que les afecta la bajada de temperaturas: ¡a las máquinas también! ¿Verdad que habéis notado, en más de una ocasión, una sensación extraña en el coche cuando lo habéis puesto en marcha una mañana cualquiera de invierno? Pues los ascensores no son ninguna excepción. ¿Sabemos cómo le afecta el frío a nuestro elevador? Antes de nada debemos tener claro que existen diferentes tipos de ascensores, y que no a todos ellos les afecta el desplome del mercurio por un igual.     Los más perjudicados en esta época del año son los ascensores hidráulicos, ya que se desplazan gracias a un depósito de aceite que, mediante un pistón, empuja la cabina hasta el lugar donde queremos ir. Para este tipo de ascensores la temperatura a la que se encuentra el cuarto de máquinas es importantísima. Generalmente se recomienda que oscile entre los 15° y los 35° para un óptimo funcionamiento. Alcanzar estas cifras no es tan complicado, si tenemos en cuenta que no todos los ascensores están metidos en el interior de un edificio: es evidente que los exteriores sufren mucho más la climatología por estar en la intemperie, por lo que es frecuente padecer temperaturas inferiores a 0° en invierno o superiores a 40° en verano. ¡Todo un reto para los ingenieros y técnicos! ¿Qué ocurre cuando el aceite del grupo hidráulico alcanza una temperatura por debajo de la recomendada? Si esta cae por debajo de los 15° por un periodo prolongado de tiempo, puede hacer que el elevador se mueva de manera más lenta de lo habitual, o que no se nivele correctamente en las paradas. Esto es debido a que el fluido hidráulico se vuelve más frío y viscoso, y como consecuencia, el pistón se mueve más lentamente. Se puede eliminar este problema controlando el frío dentro de la sala de máquinas, para evitar que el aceite experimente grandes fluctuaciones de temperatura, o bien, calentar directamente el aceite que se encuentra dentro del depósito.     Otro problema del clima frío, y que también afecta a los ascensores eléctricos, son las guías con poca lubricación. Con temperaturas tan bajas el lubricante puede llegar a secarse, causando fricción entre las piezas que se encuentra en movimiento. En este caso, mientras estamos en la cabina, no...

Leer Más
Ventajas de tener un salvaescaleras en casa
Oct24

Ventajas de tener un salvaescaleras en casa

Cuando existe algún problema de movilidad, bien por un tema de edad o por salud, hay ciertas barreras arquitectónicas que pueden llegar a complicar el día a día de una persona. Por ejemplo, el subir o bajar escaleras es algo que hacemos todos de manera habitual, sin ningún tipo de esfuerzo, pero que puede llegar a hacerse una montaña insalvable para todos aquellos que padezcan algún tipo de discapacidad. Una solución perfecta para superar este obstáculo es la instalación de un salvaescaleras. Un salvaescaleras es un soporte en el cual se puede desplazar una persona cuya salud no le permite realizar el proceso natural de subir escalones en su casa. El sistema recuerda en cierta medida al de un ascensor, aunque difiere de él en que: no requiere tener un lugar donde guardar la maquinaria, es mucho más económico, al adaptarse al tramo de escaleras ya existente en casa no necesita hacer obras para su instalación, y ocupa un espacio reducido. Existen diferentes tipos, dependiendo de las necesidades específicas de quién tiene que utilizarlo. Los más comunes son los de plataforma, y los que usan una silla para poder subir en ella y desplazarse. Algunos modelos pueden llegar a ser una especie de combinación entre ambos, pudiendo desplegar un asiento en el que se sitúa la persona, o replegarlo para poder colocar una silla de ruedas. Dependiendo de las características de las escaleras, podemos hablar de los salvaescaleras que se instalan en tramos rectos, cuya instalación es sencillísima, y los que están diseñados para desplazarse a lo largo de escaleras curvas, o tramos con diferentes pendientes y descansillos. Estos últimos son un poco más costosos ya que los rieles deben diseñarse a la medida para adaptarse a las especificaciones exactas de la escalera y, por lo tanto, su instalación puede llegar a tardar algo más.     ¿Sabes cuáles son las ventajas tiene el disponer de un salvaescaleras en casa? Además de la económica, existen otras muchas que hacen útil e interesante este aparato. 1. Volver a tener independencia: Cuando nos vamos haciendo mayores, cada vez vamos perdiendo mucha más movilidad, y en ocasiones, las escaleras impiden el uso de zonas determinadas de la casa, sobre todo si estas están situadas en pisos superiores o inferiores al que nos encontramos. Subir o bajar se convierte en algo engorroso y, muchas veces, necesitamos la ayuda de algún familiar o amigo. Gracias a este mecanismo cualquier persona puede recuperar su independencia por muy altos que sean los peldaños, ya que nos proporcionará acceso rápido y seguro a cualquier lugar. 2. Seguridad: Las escaleras son uno de los lugares más habituales donde...

Leer Más
Cámaras de videovigilancia en los ascensores. ¿Son legales?
Oct09

Cámaras de videovigilancia en los ascensores. ¿Son legales?

¿Te has percatado que muchos de los ascensores que usamos a diario cuentan en su interior con cámaras de videovigilancia? Hoteles, edificios de oficinas, centros comerciales, teatros, estadios,… son los lugares más comunes donde las puedes encontrar, pero cada vez es más habitual ver este tipo de elementos en los elevadores de las comunidades de vecinos. Si lo que te preocupa es si esto es una práctica legal, desde aquí ya te adelantamos que, salvo excepciones (como en casi todo), la respuesta es sí. Los actos de vandalismo están a la orden del día en nuestras ciudades. Cada vez se hace menos extraño sufrir algún atraco por la calle, alguna agresión en nuestro portal, o un robo en nuestra casa. ¿Quién no ha tenido un vecino que, amparado por el anonimato de una cabina de ascensor, se ha dedicado a rayar o pintar el habitáculo, reventar botoneras, romper espejos o ensuciar paredes y suelos? No debemos olvidar que el ascensor, gracias a la intimidad que encontramos dentro de él, es posiblemente el lugar más «apetecible» para dar rienda suelta a nuestras frustraciones.     A pesar de que las cámaras están permitidas, existe una serie de normativa que os indica cómo y cuándo deben usarse. Por tal motivo, es evidente que los propietarios de una comunidad de vecinos no tienen vía libre para registrar a su antojo las entradas y salidas de todos aquellos que cruzan el portal de la calle. La Agencia Española de Protección de Datos es la responsable de regular este tipo de cuestiones. Los ascensores se consideran zonas comunes del inmueble por lo que su instalación tendrá siempre como finalidad la de vigilancia. ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de instalar cámaras de videovigilancia en nuestro ascensor? – La instalación debe realizarse obligatoriamente por una empresa de seguridad homologada por la Dirección General de la Policía, tal y como se establece en la Ley. Ésta debe cumplir las disposiciones señaladas en la RGPD, Ley de Protección de Datos Europea, que entró en vigor el 25 de mayo del año 2018. – El presidente de la comunidad o en su defecto, el administrador de fincas, debe disponer de la documentación en la que se detalla la información de la normativa y de los derechos de los usuarios. – Se debe colocar un cartel, advirtiendo del uso de la cámara de videovigilancia, en un lugar visible para todos aquellos que tengan que hacer uso del ascensor.     – La cámara debe estar colocada en un lugar visible dentro de la cabina, y lo suficientemente alta como para que nadie pueda llegar a bloquearla. –...

Leer Más
La Presa de las Tres Gargantas y el ascensor de barcos más grande del mundo
Sep26

La Presa de las Tres Gargantas y el ascensor de barcos más grande del mundo

¿Has oído hablar alguna vez de La Presa de las Tres Gargantas? ¿Sabes que es el mayor proyecto hidroeléctrico del mundo, y que su interior alberga un ascensor capaz de transportar barcos de un nivel a otro de dicha presa? Como no podía ser de otra manera, semejante estructura colosal se encuentra en China, levantándose a orillas de la ciudad de Yichang, en el centro del país. Esta construcción faraónica supone la culminación a más de 23 años de trabajo. El lugar escogido para su ubicación es un estrechamiento natural del río Yangtsé, que está situado entre tres gargantas que son las que dan nombre a la presa. Su dique mide más de dos kilómetros de longitud, y cerca de 200 metros de altura, y se diseñó inicialmente para evitar la crecida del río, mejorando el control de su cauce, que sufría inundaciones masivas de sus orillas cada diez años. Según las autoridades chinas, en el Siglo XX llegaron a perecer unas 300.000 personas por culpa de este fenómeno natural. Su construcción finalizó en el año 2016 no sin protestas por parte de los ecologistas, que vieron como especies endémicas del Yangtse, como el delfín chino, acababan extinguiéndose. Eso sin contar con el más de un millón de personas, que tuvieron que dejar sus hogares porque vivían en la zona inundable, o la pérdida de patrimonio y hectáreas de bosque que jamás van a poderse recuperar. Incluso se afirma que su construcción llegó a desplazar dos centímetros el eje de rotación de La Tierra.     Dejando todos estos datos a un lado, lo que realmente nos asombra es la manera como han solucionado la navegabilidad del río. Uno de los problemas que se encontraron cuando finalizaron las obras, es que los barcos debían navegar durante 4 horas, atravesando un sistema de esclusas para poder llegar a su destino. Ingenieros chinos y alemanes consiguieron idear un ascensor que pudiese transportar embarcaciones de un nivel a otro de la presa, reduciendo ese tiempo a tan solo 40 minutos, y…. ¡lo consiguieron! Este ascensor, con una plataforma de 120 metros de largo por 18 metros de ancho y una base inundada de 3,5 metros, permite mover barcos de tamaño pequeño y mediano, salvando una distancia vertical de 113 metros. Su capacidad de carga es de 3.000 toneladas, y utiliza un sistema tan antiguo como el Principio de Arquímedes para su funcionamiento. Los ingenieros que construyeron el elevador, aseguran que esta estructura solo ha comportado beneficios para la zona: – Disminución del gasto en energía. – Menores emisiones de CO2 a la atmósfera que utilizando cualquier otra técnica para el desplazamiento de...

Leer Más
¿Cuáles son los mitos más escuchados sobre los ascensores?
Ago14

¿Cuáles son los mitos más escuchados sobre los ascensores?

El ser humano está rodeado de aparatos que utiliza a diario, y de los cuales sabemos con pelos y señales cuál es su manejo. Pero si hay uno que es realmente un desconocido para el público en general es, sin ninguna duda, el ascensor. El hecho de que la parte mecánica esté en un lugar no visible para la mayoría de los mortales, hace que vuele nuestra imaginación, fantaseando sobre un hipotético funcionamiento que no tiene ni pies ni cabeza. ¿Qué mitos sobre ascensores son los que están más extendidos entre la gente?     ¡Me voy a quedar sin oxígeno! ¿No me digas que no has oído nunca esta afirmación? A pesar de lo que hayamos podido ver en alguna película de terror adolescente hecha en Hollywood, ni la cabina ni las puertas de un ascensor son ni muchísimo menos herméticas. Eso significa que nunca jamás nos vamos a quedar asfixiados, ni por falta de aire dentro de la cabina, ni por falta de aire dentro del hueco del ascensor. Si algún día te quedas encerrado y notas que te ahogas, la única explicación lógica será que te ha dado un ataque de ansiedad. Los ascensores se aguantan de un solo cable Esa es una de las ideas más generalizadas que tenemos sobre los ascensores. ¡Nada más lejos de la realidad! Pensar que una cabina se aguanta de una sola cuerda es una barbaridad. No hay ninguna empresa en el mundo que se arriesgue a que se rompa esa sujeción, con el peligro de que sus ocupantes caigan al vacío. Los elevadores se aguantan por múltiples cables de acero, que nos lo creamos o no, cada uno de ellos podría llegar a soportar la totalidad de peso de la cabina por sí mismo (incluso llena de pasajeros). Solamente se tiene constancia de una caída libre documentada, y fue la que sufrió un ascensor del Empire State Building en 1940 cuando un avión, tras una colisión, acabó cortando los cables. Así que, a partir de ahora, olvidémonos de una catástrofe donde caemos al vacío por culpa de que nada nos sujeta.     ¿Y si a mitad recorrido se abren las puertas? Si tienes más de 40, recordarás que hace muchos años las puertas que cerraban la cabina de los ascensores no existían. Nos metíamos en el elevador, cerrábamos la puerta de nuestro rellano, pulsábamos la planta donde queríamos ir, y mirábamos atónitos como pasaba por delante de nuestras narices una pared. Evidentemente, esa situación era peligrosísima, sobre todo para los niños, que sentían verdadera atracción a tocar ese tabique. Eso ahora no ocurre. Uno de los avances en...

Leer Más
¿Estamos perdiendo la costumbre de charlar dentro de los ascensores?
Ago01

¿Estamos perdiendo la costumbre de charlar dentro de los ascensores?

El pasado 26 de Julio se celebró el Día de las Charlas en el Ascensor, y eso nos hizo pensar: ¿cuáles son las conversaciones más habituales que tenemos cuando nos metemos dentro de un elevador? ¿Nos comunicamos menos que hace años? Seamos realistas, los ascensores son un lugar incómodo para hablar. Estás atrapado en una caja suspendida por cables, mientras te desplazas a través de un agujero hasta llegar a tu destino. Si a eso le unimos que, en muchas ocasiones, tenemos que compartir ese espacio tan minúsculo con alguien que, con un poco de suerte, puedes llegar a conocer… o tal vez no, el trayecto puede llegar a ser muy incómodo. La mayoría de nosotros permanecemos callados, mirando hacia la puerta, observándonos en el espejo, jugando con nuestros teléfonos móviles o chequeando los monitores en los que se muestran las últimas noticias. ¿Qué pasaría si rompiésemos esa barrera que nos ponemos nosotros mismos, y hablásemos con quien se encuentra a nuestro lado? ¿Te has parado a pensar que un viaje en ascensor no es obligatorio que sea aburrido, incómodo, tedioso y triste? ¿De qué podemos llegar a hablar en tan corto periodo de tiempo? Antes que nada, debemos tener claro que, en una sociedad como la nuestra, donde todo molesta y por cualquier tontería nos sentimos ofendidos, debemos evitar ciertos temas que levantan pasiones (en ocasiones demasiado descontroladas): – La religión. – El deporte, sobre todo si se trata de fútbol. ¡Parece que nos vaya la vida en ello! – La política, principalmente si no tenemos ni idea de cuáles son las tendencias políticas de quien tenemos delante. ¡Lo que no queremos es acabar discutiendo en un tiempo récord de 15 segundos! Y entonces, ¿qué temas deberíamos poder tratar con nuestros compañeros de viaje? ¿Es la primera vez que ves a esa persona en tu comunidad de vecinos o en el trabajo? Qué tal te parece un: ¿eres el nuevo vecino? O qué tal un: no hace mucho que trabajas aquí, ¿verdad? Este tipo de preguntas son las que ayudan a romper el hielo, y a integrar en un entorno desconocido a quien llega por primera vez a un lugar donde todo el mundo se conoce. Y quien sabe, ¡posiblemente el que tienes delante se pueda convertir, en un futuro, en uno de tus mejores amigos! Las películas y las series son un tema también bastante recurrente, sobre todo si sabes que estás compartiendo ascensor con alguien con el que también compartes ciertos gustos televisivos. ¿Quién no ha hablado alguna vez con su vecino sobre el último capítulo de Vikings, Years & Years, o de Juego de Tronos?...

Leer Más
Los 5 sistemas de seguridad de un ascensor que te pueden salvar la vida
Jul18

Los 5 sistemas de seguridad de un ascensor que te pueden salvar la vida

No existe una fobia propiamente dicha a los ascensores. Este tipo de miedo es una mezcla entre la claustrofobia y la acrofobia, que hace que tengamos un pánico irracional a este tipo de aparatos. El temor a que caiga el ascensor, la angustia a quedarnos sin aire, el pavor a quedarnos encerrados y no podamos salir, son algunas de las causas por las que un gran número de personas, muchas más de las que nos imaginamos, queden paralizadas ante la cabina de un ascensor. El que ocurra un accidente grave cuando nos desplazamos entre las plantas de un edificio, es un hecho casi imposible. Las empresas como Inelsa Zener, con nuestra experiencia, estamos sobradamente preparadas para dar a todos los usuarios la seguridad que ellos necesitan. Pero… ¿sabemos exactamente cuáles son los elementos de seguridad que tiene un ascensor, y cómo funcionan? Bloqueo de puertas Es un sistema que incorporamos en todos los elevadores, que hace que las puertas se mantengan perfectamente cerradas mientras la cabina está en movimiento. Este sistema no permite ni salir ni entrar de la cabina a nadie, cuando esta se está desplazando. En el improbable caso de que una de las puertas se abriese por cualquier circunstancia, hay instalados unos sensores que bloquearían automáticamente la máquina.     Fotocélulas También forman parte de los sistemas de seguridad de las puertas. Una pequeña célula en el lateral bloquea su cierre ante cualquier objeto o persona que se encuentre en el umbral de la misma. En ocasiones no le damos tanta importancia a esta pequeña célula, pero la tiene y mucho, ya que evitamos no tan solo que pueda llegar a golpearnos la puerta, sino que también evitamos que se estropee ¿Quién no ha visto en alguna ocasión un vecino azaroso que acaba empujando la puerta con fuerza para que no se cierre provocando, en muchas ocasiones, una avería del ascensor? Paracaídas Evidentemente, este sistema no tiene nada que ver físicamente con el trozo de lona que se utiliza para saltar de un avión, aunque la finalidad sería más o menos la misma: regular la velocidad si cayésemos al vacío. En el supuesto caso de que la cabina del ascensor superase la velocidad establecida como normal por el fabricante, unas pequeñas cuñas colocadas en las guías laterales por las que circula el ascensor, se activarían provocando una paulatina frenada. Amortiguadores Los encontramos tanto en la parte superior como en la inferior del agujero del ascensor. Su finalidad es reducir la velocidad cuando la cabina llega al primer piso y al último.     Botón de petición de ayuda Antiguamente, el botón se limitaba a un pequeño...

Leer Más
El ascensor: una necesidad a la que no todos tenemos acceso
Jun21

El ascensor: una necesidad a la que no todos tenemos acceso

El lunes cayó en nuestras manos un artículo del Heraldo de Aragón, en el que se ponía el foco sobre más de 55.000 viviendas de la ciudad de Zaragoza, que carecían de ascensor. Por desgracia esta problemática es mucho más común de lo que nos agradaría, no afectando solo a una zona determinada de España, sino que nos encontramos con ella en cada uno de los municipios de nuestro país. ¿Sabías que en todo el territorio nacional se estima que hay más de 100.000 personas que les es imposible salir de sus domicilios, por culpa de la falta de accesibilidad en sus inmuebles? A causa de no estar viviendo en una comunidad de vecinos accesible, hay muchas personas que pierden su libertad de movimientos. Hay casas que acaban convirtiéndose en una especie de cárcel, cuyo exterior solo se puede disfrutar a través de las ventanas.     La pasada semana se dio a conocer el informe Movilidad reducida y accesibilidad del edificio, encargado por Fundación Mutua de Propietarios en colaboración con la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE), cuyos datos hacen sonrojar a la sociedad en la que vivimos. De los dos millones y medio de personas, en nuestro país, que tienen alguna dificultad para desplazarse, un 4% no salen casi nunca a la calle. Estos últimos pueden estar encerrados en sus domicilios durante meses o incluso años. Las razones de semejante despropósito son consecuencia de no poseer un ascensor que les ayude a moverse con total libertad por sus edificios, o pequeñas rampas que les faciliten salvar algún escalón. A pesar de que en el año 2013, mediante un Real Decreto, el Gobierno se comprometió a alcanzar la accesibilidad universal en los siguientes 4 años, queda palpable que los plazos no se han llegado a cumplir. Una falta de sensibilidad unido a un tema monetario es, la gran mayoría de las veces, la causa por la que no se adaptan los edificios a todos aquellos que viven en ellos. La instalación de un ascensor en una finca antigua, habitada en muchos casos por personas mayores cuyos únicos ingresos son sus pensiones, hace casi imposible su construcción. Las subvenciones destinadas por los Ayuntamientos para estas causas son más escasas de lo que nos gustaría, y en muchos casos llegan tarde. Las tasas y los impuestos, el coste de la instalación del ascensor, y los gastos que se generan en el edificio para la presentación de la documentación en las instituciones públicas, son la causa de que los vecinos se echen atrás con las obras.     Sabemos que seguramente es una utopía, pero la administración...

Leer Más
Mi ascensor hace ruido. ¿Debo preocuparme?
Abr11

Mi ascensor hace ruido. ¿Debo preocuparme?

En las comunidades de vecinos tenemos que aguantar ruidos de todo tipo: escuchamos a través de las paredes conversaciones que no quisiéramos oír, los portazos, las obras que se realizan en alguno de los pisos, el tráfico de nuestras calles,… Pero si hay un ruido que realmente nos molesta y nos inquieta a partes iguales, es el del ascensor. Quien más y quien menos hemos dicho frases como: «¿Es normal que pegue estos frenazos cada vez que se para?» «¡Estas puertas suenan fatal cuando se abren!» «Ese ruido que se oye detrás de la cabina mientras me desplazo, ¿qué debe ser?» «¡A ver si llego pronto a mi rellano!»     Como ya sabemos, los ascensores son mecanismos que cuentan con diferentes componentes, por lo que no es de extrañar que una u otra pieza acabe haciendo ruido, sobre todo si la instalación del mismo se realizó hace años. Para el común de los usuarios, la parte más importante es la cabina (posiblemente porque es la que usamos a diario). De ella sabemos que se desplaza verticalmente a través de una cavidad hecha de hormigón, gracias a unos carriles que se encuentran en sus paredes y a unos cables y contrapesos de los cuales se encuentra suspendida. La sala de máquinas, donde están tanto las poleas como el motor, es precisamente la parte más ruidosa de todas. Colocada en la parte alta de los edificios, la consideramos el corazón del ascensor, y es la que hace posible que éste pueda funcionar. ¿Cuánta gente se ha llegado a comprar un ático, sin percatarse que la maquinaria se encontraba pared con pared con alguno de los dormitorios? ¿Cuáles son las causas más habituales para que un ascensor haga ruido? Las causas por las que un ascensor hace ruido pueden ser diversas: desde un mal aislamiento, a una instalación defectuosa de alguna de sus piezas, pasando por el desgaste o una falta de engrase, son solo alguna de ellas.     Las puertas son una de esas partes fundamentales que, al usarse constantemente, pueden llegar a sufrir mayor desgaste. En muchas ocasiones, el rozamiento en sus engranajes puede provocar una mala apertura y cierre de éstas, haciendo que no funcione el ascensor. El sistema de cableado puede producir también ruidos, sobre todo si llega a golpear en las paredes del foso. El desgaste en algunas de las piezas del motor, o la falta de lubricación en las guías del ascensor pueden provocar vibraciones muy molestas y ruidos excesivos cada vez que se desliza la cabina. Otro de esos sonidos que nos parecen extrañísimos, se encuentran en edificios altos. En este tipo de...

Leer Más
Inelsa Zener en el 22° Medio Maratón de Almería
Feb26

Inelsa Zener en el 22° Medio Maratón de Almería

El día 3 de febrero se celebró la Vigésimo Segunda Edición del Medio Maratón Ciudad de Almería. Un evento que no nos quisimos perder por nada del mundo y del que patrocinamos a los atletas que participaron en silla de ruedas, que fueron un verdadero ejemplo de superación, constancia y compañerismo. Los preparativos de la carrera, el emocionante pistoletazo de salida o la entrega de premios, hicieron de esa soleada mañana una jornada para ser recordada en mucho tiempo. Por todo ello, nos apetece compartir algunas de las imágenes de este carrerón en el que se respiraba, allá donde estuvieses, los valores del deporte. Trofeos del 22° Medio Maratón Ciudad de Almería (Imagen de la web mediomaratonalmeria.com)     Línea de salida con los atletas que participaron en silla de ruedas (Imagen de la web mediomaratonalmeria.com)     Michael John Patrick McCabe, segundo clasificado, esperando la salida de la carrera (Imagen de la web mediomaratonalmeria.com)     Daniel Sidbury, ganador de la carrera, aguardando el pistoletazo de salida (Imagen de la web mediomaratonalmeria.com)     Joaquín García Díaz, tercer clasificado, seguido de los atletas José Vicente Aguilar Florido, Fernando Mateos Rodríguez y José Antonio Ballesteros Pérez (Imagen de la web mediomaratonalmeria.com)     Dos de los atletas en plena carrera (Imagen de la web mediomaratonalmeria.com)     Cayo Muñoz, nuestro Director General (en el centro),  Jose Maria Ramos, nuestro Delegado en Almería (a la derecha) y David Nocito, nuestro Responsable Comercial en Almería (a la izquierda) , en la entrega de premios a los tres primeros clasificados: Daniel Sidbury, Michael John Patrick y Joaquín García (Imagen de la web cruzandolameta.es)     (Imagen de la web cruzandolameta.es)     http://www.inelsazener.com/blog/wp-content/uploads/2019/02/video-medio-maraton-almeria.mp4   ¡Ya contamos los días que faltan para la próxima...

Leer Más
Las claves para superar el miedo a los ascensores
Dic05

Las claves para superar el miedo a los ascensores

¿Cuántas veces has llegado a un edificio en que no habías estado anteriormente, y en el momento de pulsar el botón del ascensor te lo has pensado mejor, y has acabado subiendo por las escaleras? Si esto te ha ocurrido alguna vez, y no lo has hecho para mantenerte en forma, posiblemente eres una de las personas que tienen miedo a subir en un ascensor. La fobia a los ascensores no está categorizada como una fobia propiamente dicha, sino que es el conjunto de dos fobias a la vez, que hace que tengamos un miedo irracional a cualquier cosa que provenga de ellos: – La claustrofobia, que hace que tengas miedo a estar encerrado en un espacio de pequeñas dimensiones. – La acrofobia, que se caracteriza por un miedo extremo a las alturas, y en el caso de los elevadores, el miedo a caer de ellas. En la actualidad, y debido al aumento de edificios que son cada vez más altos, este tipo de miedos pueden llegar a ser invalidantes, llegando a interferir negativamente en nuestra vida diaria. ¿Quién no coge un ascensor, como mínimo un par de veces al día? Si eres de los que estás en el supermercado haciendo la compra, y en vez de pensar en lo que necesitas para llenar el frigorífico, estás más pendiente de cómo te lo vas a montar para subir el carro lleno a tu piso, este artículo te interesa.     ¿A qué le tienes realmente miedo? En algunos casos es a los espacios cerrados, en otros a la altura, a la falta de control si ocurre algo dentro, a la maquinaria,… Sea como sea, siéntate tranquilamente y piensa en ello. Haz una lista con las situaciones que te puedan llegar a angustiar, con el fin de averiguar qué es lo que realmente te atemoriza. ¿Cómo afrontar ese miedo? Una vez ya sabes qué es lo que te atemoriza, vuelve a hacer una lista, pero esta vez plasma en el papel todos los pasos que tienes que seguir para coger ese ascensor: llegar a un edificio al que no has estado nunca, presionar el botón de llamada de la planta calle, la apertura de puertas, entrar en él, seleccionar el piso al que quieres ir, el cierre de puertas, el recorrido mientras va pasando por los diferentes pisos,… De todas estas situaciones, ¿cuál es la que más te agobia? ¿Crees que puedes hacer algo que te haga sentir mejor? En tu vida cotidiana, repite cada una de ellas, hasta que te sientas con fuerzas para usar solo el ascensor. Para ayudarte en esta tarea hay quien se mete en la...

Leer Más
Sistemas de control de acceso en los ascensores: ¿Qué son? ¿Para qué sirven?
Sep12

Sistemas de control de acceso en los ascensores: ¿Qué son? ¿Para qué sirven?

Por un tema de seguridad, cada vez es más habitual tener controlada la entrada a los edificios, sobre todo los destinados al uso de oficinas, y los entornos residenciales de un cierto nivel adquisitivo. Debemos tener en cuenta que, uno de los lugares por donde se puede colar más de una visita indeseable, es por el ascensor. Precisamente para que eso no ocurra, existen sistemas de control de acceso dentro de los elevadores. ¿Quieres saber cómo funcionan? ¡Toma nota!     Los sistemas de control de acceso funcionan mediante una tarjeta proporcionada por el administrador o el jefe de seguridad del edificio. Dicha tarjeta da la posibilidad de acceder a ciertas plantas al titular de la misma. Es decir, imagina a un empleado que trabaja en el departamento comercial, y al que se le da acceso al piso donde se encuentra el departamento de marketing o al de administración, pero que no se le deja llegar al lugar donde se encuentran el centro de datos de la empresa. Otro ejemplo podrían ser los trabajadores de la empresa de limpieza de la misma compañía, cuyos empleados deberían tener acceso a todos los departamentos, ubicados en todas las plantas, pero solo en unos horarios determinados. ¿Y qué ocurriría si esa misma empresa necesitase a trabajadores externos para hacer una obra determinada? Pues que se les daría acceso únicamente a la planta donde tuviesen que estar trabajando, por el periodo de tiempo en el que durasen las obras. ¿Cuáles son las ventajas de los sistemas de control de acceso? El mejorar la seguridad del edificio es básicamente la principal. El hecho de evitar que todo aquel que entre en las instalaciones no pueda acceder a las distintas plantas, hace que el edificio sea un lugar mucho más seguro. Para una máxima seguridad, estos sistemas pueden ser complementados con una buena videovigilancia en lugares específicos, como son las entradas y los diferentes rellanos del edificio.     Otra de las ventajas de este tipo de tarjetas es que cada una de ellas almacena un registro de los movimientos que ha ido haciendo su titular a su paso por las diferentes plantas, desde que entra en el edificio hasta que sale de él. El jefe de seguridad puede acceder, mediante un programa informático, a la información de todos los pasos que ha ido haciendo el usuario, por lo que disuade a éste de perpetrar ningún robo, ninguna acción de vandalismo o cualquier otro delito que se pudiese llegar a ocurrir en entornos residenciales o en bloques de oficinas en los que trabaja un gran número de personas. Mantener la seguridad de un edificio, para...

Leer Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies