¿Eres Presidente de tu Comunidad? - Tenemos un mensaje para ti
¿Afecta el frío a nuestro ascensor?
Nov07

¿Afecta el frío a nuestro ascensor?

Ya estamos en pleno mes de noviembre y con él le damos la bienvenida al frío. El bajón de las temperaturas nos afecta a nuestra forma de ser y de relacionarnos con los demás: dejamos a un lado las terrazas y los paseos, para hacer mucha más vida dentro de casa. Aunque cueste creerlo, los seres vivos no somos a los únicos que les afecta la bajada de temperaturas: ¡a las máquinas también! ¿Verdad que habéis notado, en más de una ocasión, una sensación extraña en el coche cuando lo habéis puesto en marcha una mañana cualquiera de invierno? Pues los ascensores no son ninguna excepción. ¿Sabemos cómo le afecta el frío a nuestro elevador? Antes de nada debemos tener claro que existen diferentes tipos de ascensores, y que no a todos ellos les afecta el desplome del mercurio por un igual.     Los más perjudicados en esta época del año son los ascensores hidráulicos, ya que se desplazan gracias a un depósito de aceite que, mediante un pistón, empuja la cabina hasta el lugar donde queremos ir. Para este tipo de ascensores la temperatura a la que se encuentra el cuarto de máquinas es importantísima. Generalmente se recomienda que oscile entre los 15° y los 35° para un óptimo funcionamiento. Alcanzar estas cifras no es tan complicado, si tenemos en cuenta que no todos los ascensores están metidos en el interior de un edificio: es evidente que los exteriores sufren mucho más la climatología por estar en la intemperie, por lo que es frecuente padecer temperaturas inferiores a 0° en invierno o superiores a 40° en verano. ¡Todo un reto para los ingenieros y técnicos! ¿Qué ocurre cuando el aceite del grupo hidráulico alcanza una temperatura por debajo de la recomendada? Si esta cae por debajo de los 15° por un periodo prolongado de tiempo, puede hacer que el elevador se mueva de manera más lenta de lo habitual, o que no se nivele correctamente en las paradas. Esto es debido a que el fluido hidráulico se vuelve más frío y viscoso, y como consecuencia, el pistón se mueve más lentamente. Se puede eliminar este problema controlando el frío dentro de la sala de máquinas, para evitar que el aceite experimente grandes fluctuaciones de temperatura, o bien, calentar directamente el aceite que se encuentra dentro del depósito.     Otro problema del clima frío, y que también afecta a los ascensores eléctricos, son las guías con poca lubricación. Con temperaturas tan bajas el lubricante puede llegar a secarse, causando fricción entre las piezas que se encuentra en movimiento. En este caso, mientras estamos en la cabina, no...

Leer Más
Ventajas de tener un salvaescaleras en casa
Oct24

Ventajas de tener un salvaescaleras en casa

Cuando existe algún problema de movilidad, bien por un tema de edad o por salud, hay ciertas barreras arquitectónicas que pueden llegar a complicar el día a día de una persona. Por ejemplo, el subir o bajar escaleras es algo que hacemos todos de manera habitual, sin ningún tipo de esfuerzo, pero que puede llegar a hacerse una montaña insalvable para todos aquellos que padezcan algún tipo de discapacidad. Una solución perfecta para superar este obstáculo es la instalación de un salvaescaleras. Un salvaescaleras es un soporte en el cual se puede desplazar una persona cuya salud no le permite realizar el proceso natural de subir escalones en su casa. El sistema recuerda en cierta medida al de un ascensor, aunque difiere de él en que: no requiere tener un lugar donde guardar la maquinaria, es mucho más económico, al adaptarse al tramo de escaleras ya existente en casa no necesita hacer obras para su instalación, y ocupa un espacio reducido. Existen diferentes tipos, dependiendo de las necesidades específicas de quién tiene que utilizarlo. Los más comunes son los de plataforma, y los que usan una silla para poder subir en ella y desplazarse. Algunos modelos pueden llegar a ser una especie de combinación entre ambos, pudiendo desplegar un asiento en el que se sitúa la persona, o replegarlo para poder colocar una silla de ruedas. Dependiendo de las características de las escaleras, podemos hablar de los salvaescaleras que se instalan en tramos rectos, cuya instalación es sencillísima, y los que están diseñados para desplazarse a lo largo de escaleras curvas, o tramos con diferentes pendientes y descansillos. Estos últimos son un poco más costosos ya que los rieles deben diseñarse a la medida para adaptarse a las especificaciones exactas de la escalera y, por lo tanto, su instalación puede llegar a tardar algo más.     ¿Sabes cuáles son las ventajas tiene el disponer de un salvaescaleras en casa? Además de la económica, existen otras muchas que hacen útil e interesante este aparato. 1. Volver a tener independencia: Cuando nos vamos haciendo mayores, cada vez vamos perdiendo mucha más movilidad, y en ocasiones, las escaleras impiden el uso de zonas determinadas de la casa, sobre todo si estas están situadas en pisos superiores o inferiores al que nos encontramos. Subir o bajar se convierte en algo engorroso y, muchas veces, necesitamos la ayuda de algún familiar o amigo. Gracias a este mecanismo cualquier persona puede recuperar su independencia por muy altos que sean los peldaños, ya que nos proporcionará acceso rápido y seguro a cualquier lugar. 2. Seguridad: Las escaleras son uno de los lugares más habituales donde...

Leer Más
Cámaras de videovigilancia en los ascensores. ¿Son legales?
Oct09

Cámaras de videovigilancia en los ascensores. ¿Son legales?

¿Te has percatado que muchos de los ascensores que usamos a diario cuentan en su interior con cámaras de videovigilancia? Hoteles, edificios de oficinas, centros comerciales, teatros, estadios,… son los lugares más comunes donde las puedes encontrar, pero cada vez es más habitual ver este tipo de elementos en los elevadores de las comunidades de vecinos. Si lo que te preocupa es si esto es una práctica legal, desde aquí ya te adelantamos que, salvo excepciones (como en casi todo), la respuesta es sí. Los actos de vandalismo están a la orden del día en nuestras ciudades. Cada vez se hace menos extraño sufrir algún atraco por la calle, alguna agresión en nuestro portal, o un robo en nuestra casa. ¿Quién no ha tenido un vecino que, amparado por el anonimato de una cabina de ascensor, se ha dedicado a rayar o pintar el habitáculo, reventar botoneras, romper espejos o ensuciar paredes y suelos? No debemos olvidar que el ascensor, gracias a la intimidad que encontramos dentro de él, es posiblemente el lugar más «apetecible» para dar rienda suelta a nuestras frustraciones.     A pesar de que las cámaras están permitidas, existe una serie de normativa que os indica cómo y cuándo deben usarse. Por tal motivo, es evidente que los propietarios de una comunidad de vecinos no tienen vía libre para registrar a su antojo las entradas y salidas de todos aquellos que cruzan el portal de la calle. La Agencia Española de Protección de Datos es la responsable de regular este tipo de cuestiones. Los ascensores se consideran zonas comunes del inmueble por lo que su instalación tendrá siempre como finalidad la de vigilancia. ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de instalar cámaras de videovigilancia en nuestro ascensor? – La instalación debe realizarse obligatoriamente por una empresa de seguridad homologada por la Dirección General de la Policía, tal y como se establece en la Ley. Ésta debe cumplir las disposiciones señaladas en la RGPD, Ley de Protección de Datos Europea, que entró en vigor el 25 de mayo del año 2018. – El presidente de la comunidad o en su defecto, el administrador de fincas, debe disponer de la documentación en la que se detalla la información de la normativa y de los derechos de los usuarios. – Se debe colocar un cartel, advirtiendo del uso de la cámara de videovigilancia, en un lugar visible para todos aquellos que tengan que hacer uso del ascensor.     – La cámara debe estar colocada en un lugar visible dentro de la cabina, y lo suficientemente alta como para que nadie pueda llegar a bloquearla. –...

Leer Más
¿Cuáles son las obligaciones de una empresa conservadora de ascensor?
Sep12

¿Cuáles son las obligaciones de una empresa conservadora de ascensor?

En el artículo de esta semana queremos tratar sobre un tema que nos es muy cercano en Inelsa Zener: ¿cuáles son las obligaciones que debemos cumplir, con nuestros clientes, las empresas que hacemos el mantenimiento de los ascensores? Los elevadores son, posiblemente, el medio de transporte más usado en el mundo y a la vez el más seguro. Esto no es para nada una casualidad. Tras esta baja tasa de siniestralidad se encuentra una normativa exigente por parte de las autoridades, así como también el esfuerzo, la dedicación y la profesionalidad de compañías como la nuestra, que conseguimos que el día a día de nuestros clientes y usuarios sea mucho más seguro.     Las empresas de nuestro sector, aparte de ser instaladores de ascensores, también nos dedicamos a desarrollar tareas de reparación, mantenimiento y modificaciones importantes en las máquinas con las que trabajamos. Al contrario de lo que podemos llegar a presuponer, la empresa que construye un ascensor en una comunidad de vecinos no es obligatorio que sea la misma que realiza el servicio de mantenimiento de este. Antes de poder realizar todas nuestras actividades, como empresa, debemos presentar la documentación necesaria a la comunidad autónoma correspondiente, que acredite que cumplimos con todos los requisitos necesarios para poder llevar a cabo esta labor. Hecho este paso, el órgano competente otorga un número de identificación a la empresa e incluye a esta en el registro correspondiente. ¿Sabemos cuáles son las obligaciones de que tenemos que cumplir las empresas conservadoras de los elevadores? – Para poder solucionar cualquier tipo de problema que pueda surgir, debemos contar con personal cualificado y con años de experiencia en el sector. – Realizar, tal y como la ley indica, las inspecciones técnicas necesarias para garantizar el correcto funcionamiento del ascensor: cuadro de maniobras, cuarto de máquinas, cierre de puertas, elementos de seguridad,… – Disponer de los recambios originales necesarios, en caso de necesitarlos, para su sustitución inmediata. – Facilitar a los inspectores de los organismos de control, tanto la documentación del ascensor a inspeccionar como el acceso a las instalaciones. – Disponer del listado donde se encuentren especificadas todas las inspecciones que se han realizado a la máquina, así como también los avisos, las averías, las piezas que se han llegado a cambiar y la fecha correspondiente a cada una de las revisiones. – Contar con un servicio de 24 horas en el que tengamos de guardia, como mínimo, a un operario que pueda acudir en caso de avería o emergencia. – Con el fin de evitar un accidente, responsabilizarnos de clausurar e impedir el uso del ascensor si hemos llegado a detectar algún...

Leer Más
¿Por qué dejaron de existir los ascensoristas?
Ago28

¿Por qué dejaron de existir los ascensoristas?

Desde este blog hemos querido hacer un pequeño homenaje a una de las profesiones que, como tantas otras, se han extinguido de nuestras ciudades a consecuencia de los avances tecnológicos: los ascensoristas. Antiguamente, nos rodeábamos de una tecnología tan complicada de utilizar, que necesitábamos ser ayudados por profesionales para hacer uso de ella. Hoy en día sería impensable tener que ponernos antes en contacto con una telefonista para poder llamar a un familiar, o necesitar un chófer para poder coger un automóvil. Pues bien, eso mismo nos ocurría cada vez que queríamos coger un ascensor, ya que su mecanismo era tan complejo que requeríamos tener presente la figura de un ascensorista.     La profesión de ascensorista no era una tarea sencilla. Tenemos que pensar que ese tipo de trabajadores controlaban el funcionamiento del ascensor manualmente, a través de un reóstato en forma de palanca. Este mecanismo se situaba dentro de la cabina y desde él se podía controlar la velocidad, y si éste necesitaba moverse hacia los pisos superiores o inferiores. Otra de sus funciones del ascensorista era abrir y cerrar las puertas manualmente (podemos asegurar que no era una tarea nada cómoda) para permitir el flujo de usuarios y garantizar su seguridad durante todo el trayecto. Pero si había una operación que entrañaba una dificultad mayor dentro del ascensor era la de alinear correctamente, y con una suavidad casi imperceptible, la cabina con los diferentes pisos para posibilitar la entrada y la salida de los pasajeros de forma fiable. Pero el trabajo de un ascensorista no se limitaba únicamente a que el ascensor funcionase como un reloj suizo. Sus funciones iban mucho más lejos: ¡eran unos increíbles relaciones públicas! Atendían a los pasajeros con amabilidad y les daban toda aquella información que ellos necesitaban. En los edificios de oficinas informaban sobre las empresas, y en qué despacho se encontraban; en las comunidades de vecinos informaban de dónde podían encontrar a una persona en concreto; y en los grandes almacenes daban todo tipo de información sobre dónde se encontraban los diferentes departamentos, y en muchas ocasiones dónde se podía encontrar un producto determinado. Conocían con pelos y señales lo que ocurría en el edificio donde trabajaban. Eran personas discretas que sabían cuál era la gente que entraba y salía del edificio, y que protegía a sus vecinos de visitas extrañas y de poco fiar.     Este tipo de trabajadores fueron increíblemente comunes durante la última década del S.XIX y las primeras del S.XX. Pero los avances tecnológicos durante los años 60 y 70, hicieron que se reemplazase la figura del ascensorista por máquinas más modernas y automatizadas,...

Leer Más
¿Cuáles son los mitos más escuchados sobre los ascensores?
Ago14

¿Cuáles son los mitos más escuchados sobre los ascensores?

El ser humano está rodeado de aparatos que utiliza a diario, y de los cuales sabemos con pelos y señales cuál es su manejo. Pero si hay uno que es realmente un desconocido para el público en general es, sin ninguna duda, el ascensor. El hecho de que la parte mecánica esté en un lugar no visible para la mayoría de los mortales, hace que vuele nuestra imaginación, fantaseando sobre un hipotético funcionamiento que no tiene ni pies ni cabeza. ¿Qué mitos sobre ascensores son los que están más extendidos entre la gente?     ¡Me voy a quedar sin oxígeno! ¿No me digas que no has oído nunca esta afirmación? A pesar de lo que hayamos podido ver en alguna película de terror adolescente hecha en Hollywood, ni la cabina ni las puertas de un ascensor son ni muchísimo menos herméticas. Eso significa que nunca jamás nos vamos a quedar asfixiados, ni por falta de aire dentro de la cabina, ni por falta de aire dentro del hueco del ascensor. Si algún día te quedas encerrado y notas que te ahogas, la única explicación lógica será que te ha dado un ataque de ansiedad. Los ascensores se aguantan de un solo cable Esa es una de las ideas más generalizadas que tenemos sobre los ascensores. ¡Nada más lejos de la realidad! Pensar que una cabina se aguanta de una sola cuerda es una barbaridad. No hay ninguna empresa en el mundo que se arriesgue a que se rompa esa sujeción, con el peligro de que sus ocupantes caigan al vacío. Los elevadores se aguantan por múltiples cables de acero, que nos lo creamos o no, cada uno de ellos podría llegar a soportar la totalidad de peso de la cabina por sí mismo (incluso llena de pasajeros). Solamente se tiene constancia de una caída libre documentada, y fue la que sufrió un ascensor del Empire State Building en 1940 cuando un avión, tras una colisión, acabó cortando los cables. Así que, a partir de ahora, olvidémonos de una catástrofe donde caemos al vacío por culpa de que nada nos sujeta.     ¿Y si a mitad recorrido se abren las puertas? Si tienes más de 40, recordarás que hace muchos años las puertas que cerraban la cabina de los ascensores no existían. Nos metíamos en el elevador, cerrábamos la puerta de nuestro rellano, pulsábamos la planta donde queríamos ir, y mirábamos atónitos como pasaba por delante de nuestras narices una pared. Evidentemente, esa situación era peligrosísima, sobre todo para los niños, que sentían verdadera atracción a tocar ese tabique. Eso ahora no ocurre. Uno de los avances en...

Leer Más
¿Estamos perdiendo la costumbre de charlar dentro de los ascensores?
Ago01

¿Estamos perdiendo la costumbre de charlar dentro de los ascensores?

El pasado 26 de Julio se celebró el Día de las Charlas en el Ascensor, y eso nos hizo pensar: ¿cuáles son las conversaciones más habituales que tenemos cuando nos metemos dentro de un elevador? ¿Nos comunicamos menos que hace años? Seamos realistas, los ascensores son un lugar incómodo para hablar. Estás atrapado en una caja suspendida por cables, mientras te desplazas a través de un agujero hasta llegar a tu destino. Si a eso le unimos que, en muchas ocasiones, tenemos que compartir ese espacio tan minúsculo con alguien que, con un poco de suerte, puedes llegar a conocer… o tal vez no, el trayecto puede llegar a ser muy incómodo. La mayoría de nosotros permanecemos callados, mirando hacia la puerta, observándonos en el espejo, jugando con nuestros teléfonos móviles o chequeando los monitores en los que se muestran las últimas noticias. ¿Qué pasaría si rompiésemos esa barrera que nos ponemos nosotros mismos, y hablásemos con quien se encuentra a nuestro lado? ¿Te has parado a pensar que un viaje en ascensor no es obligatorio que sea aburrido, incómodo, tedioso y triste? ¿De qué podemos llegar a hablar en tan corto periodo de tiempo? Antes que nada, debemos tener claro que, en una sociedad como la nuestra, donde todo molesta y por cualquier tontería nos sentimos ofendidos, debemos evitar ciertos temas que levantan pasiones (en ocasiones demasiado descontroladas): – La religión. – El deporte, sobre todo si se trata de fútbol. ¡Parece que nos vaya la vida en ello! – La política, principalmente si no tenemos ni idea de cuáles son las tendencias políticas de quien tenemos delante. ¡Lo que no queremos es acabar discutiendo en un tiempo récord de 15 segundos! Y entonces, ¿qué temas deberíamos poder tratar con nuestros compañeros de viaje? ¿Es la primera vez que ves a esa persona en tu comunidad de vecinos o en el trabajo? Qué tal te parece un: ¿eres el nuevo vecino? O qué tal un: no hace mucho que trabajas aquí, ¿verdad? Este tipo de preguntas son las que ayudan a romper el hielo, y a integrar en un entorno desconocido a quien llega por primera vez a un lugar donde todo el mundo se conoce. Y quien sabe, ¡posiblemente el que tienes delante se pueda convertir, en un futuro, en uno de tus mejores amigos! Las películas y las series son un tema también bastante recurrente, sobre todo si sabes que estás compartiendo ascensor con alguien con el que también compartes ciertos gustos televisivos. ¿Quién no ha hablado alguna vez con su vecino sobre el último capítulo de Vikings, Years & Years, o de Juego de Tronos?...

Leer Más
Los 5 sistemas de seguridad de un ascensor que te pueden salvar la vida
Jul18

Los 5 sistemas de seguridad de un ascensor que te pueden salvar la vida

No existe una fobia propiamente dicha a los ascensores. Este tipo de miedo es una mezcla entre la claustrofobia y la acrofobia, que hace que tengamos un pánico irracional a este tipo de aparatos. El temor a que caiga el ascensor, la angustia a quedarnos sin aire, el pavor a quedarnos encerrados y no podamos salir, son algunas de las causas por las que un gran número de personas, muchas más de las que nos imaginamos, queden paralizadas ante la cabina de un ascensor. El que ocurra un accidente grave cuando nos desplazamos entre las plantas de un edificio, es un hecho casi imposible. Las empresas como Inelsa Zener, con nuestra experiencia, estamos sobradamente preparadas para dar a todos los usuarios la seguridad que ellos necesitan. Pero… ¿sabemos exactamente cuáles son los elementos de seguridad que tiene un ascensor, y cómo funcionan? Bloqueo de puertas Es un sistema que incorporamos en todos los elevadores, que hace que las puertas se mantengan perfectamente cerradas mientras la cabina está en movimiento. Este sistema no permite ni salir ni entrar de la cabina a nadie, cuando esta se está desplazando. En el improbable caso de que una de las puertas se abriese por cualquier circunstancia, hay instalados unos sensores que bloquearían automáticamente la máquina.     Fotocélulas También forman parte de los sistemas de seguridad de las puertas. Una pequeña célula en el lateral bloquea su cierre ante cualquier objeto o persona que se encuentre en el umbral de la misma. En ocasiones no le damos tanta importancia a esta pequeña célula, pero la tiene y mucho, ya que evitamos no tan solo que pueda llegar a golpearnos la puerta, sino que también evitamos que se estropee ¿Quién no ha visto en alguna ocasión un vecino azaroso que acaba empujando la puerta con fuerza para que no se cierre provocando, en muchas ocasiones, una avería del ascensor? Paracaídas Evidentemente, este sistema no tiene nada que ver físicamente con el trozo de lona que se utiliza para saltar de un avión, aunque la finalidad sería más o menos la misma: regular la velocidad si cayésemos al vacío. En el supuesto caso de que la cabina del ascensor superase la velocidad establecida como normal por el fabricante, unas pequeñas cuñas colocadas en las guías laterales por las que circula el ascensor, se activarían provocando una paulatina frenada. Amortiguadores Los encontramos tanto en la parte superior como en la inferior del agujero del ascensor. Su finalidad es reducir la velocidad cuando la cabina llega al primer piso y al último.     Botón de petición de ayuda Antiguamente, el botón se limitaba a un pequeño...

Leer Más
Las 4 averías más comunes en un ascensor
Jul04

Las 4 averías más comunes en un ascensor

Es de todos sabido que los ascensores han revolucionado la forma de desplazarnos dentro de nuestros edificios. Estos nos permiten que nos movamos con facilidad entre las plantas de un bloque, sin necesidad de depender de las escaleras. Sin embargo, a pesar de todo lo bueno que un ascensor puede aportar a nuestro día a día, existe el peligro que, sin que haya un correcto mantenimiento de éste, se pueda llegar a averiar (con el peligro que supondría para la seguridad de los usuarios). Pero… ¿sabemos realmente cuáles son las averías más comunes que nos podemos encontrar en nuestros elevadores? Fallos en la alimentación eléctrica Es evidente que estar atrapado en una cabina que se encuentra suspendida a varios pisos de altura, no es algo que guste a nadie. De hecho, este contratiempo es el que encabeza la lista de los problemas más angustiosos con el que nos podemos llegar a encontrar. Cuestiones que van desde el parpadeo constante de las luces del interior de la cabina, hasta el fallo total de suministro eléctrico, deben evitarse a toda costa. Por supuesto, la falta de electricidad puede estar provocada por causas ajenas a nosotros, como un apagón que afecte a parte de nuestro barrio, pero en otras ocasiones la avería viene de la parte del motor. Los ascensores utilizan una gran cantidad de energía para poder funcionar a pleno rendimiento. Los cambios en el voltaje del sistema son, en muchos casos, los culpables habituales de esta problemática que puede llegar a afectar al motor, llegando incluso a dañar de forma importante toda la máquina.     Desgaste de los engranajes La polea es un componente esencial para el correcto funcionamiento de un elevador. Con el tiempo, el roce constante y diario de los cables que la unen a la cabina, hace que se desgaste y que el cableado acabe por resbalar sobre ella. Es por esta razón que es de vital importancia revisar regularmente esta pieza para poder detectar cualquier problema antes de que este empeore. Mal funcionamiento de los rodamientos Escuchar ruidos cuando nos estamos desplazando en el ascensor, no es algo que guste, especialmente si estos se deben a un problema grave. El funcionamiento indebido de los rodamientos es una de las averías más comunes. Una pieza suelta o desgastada pueden provocar vibraciones excesivas en el motor, que puede llegar a estropear el aparato. Ante cualquier ruido extraño nos debemos poner en contacto con nuestra empresa de mantenimiento. Impurezas en el aceite Como en todas las máquinas, los componentes de un ascensor deben estar bien lubricados para que funcionen correctamente. Esto se vuelve más importante, si cabe, en...

Leer Más
Las tormentas de verano. ¿Cómo afectan a nuestro ascensor?
Jun06

Las tormentas de verano. ¿Cómo afectan a nuestro ascensor?

Hace muy pocos días que hemos entrado en el mes de junio. Un mes en el que decimos adiós a la primavera, donde el ambiente empieza a oler a vacaciones y en el que empezamos a sufrir el aumento de las temperaturas y con ellas, se intensifica un fenómeno meteorológico muy habitual en esta época del año: las tormentas. Pero… ¿alguna vez nos hemos planteado cómo afecta algo tan aparentemente insignificante como una tormenta a nuestros ascensores? ¿Sabemos que una tormenta puede dar lugar a una avería en nuestro ascensor? ¿Qué precauciones debemos seguir cuando empieza a llover a cántaros en nuestra ciudad?     ¿Qué le puede ocurrir a nuestro ascensor en un día tormenta? – Un cortocircuito debido a posibles filtraciones dentro de la sala de máquinas. – Inundaciones en el foso a consecuencia de la gran cantidad de agua caída en el exterior. – Falta del suministro de electricidad, con la consecuente parada de la cabina, provocada en la mayor parte de los casos por un problema eléctrico en el aparato, o bien una avería a causa de la caída de un rayo en la central eléctrica. El agua es uno de los mayores enemigos que puede llegar a tener un ascensor, por lo que la lluvia, la humedad y los rayos (sobre todo estos últimos) son un factor de riesgo. Ante todo debemos tener mucha precaución en estos casos. Debemos evitar en la medida de lo posible hacer uso de los elevadores cuando estamos en medio de una tormenta. Para nuestra tranquilidad, debemos dejar claro que no nos puede ocurrir nada terrible dentro, pero podemos encontrarnos que pasemos más tiempo del que desearíamos realizando un simple trayecto de seis plantas.     ¿Qué debemos hacer en el caso de quedarnos encerrados? – Ante todo debemos tener paciencia. Tenemos que pensar que, si nos hemos quedado parados a consecuencia de una tormenta, con toda probabilidad no somos los únicos que estamos en esta desagradable situación. Así que tanto los bomberos como los técnicos de nuestra empresa de ascensores seguramente deben estar desbordados. Por lo tanto, no desesperemos, en cuanto puedan nos rescatarán. – Es complicado llevarlo a cabo, sobre todo si padecemos de claustrofobia, pero debemos mantener siempre la calma. De nada nos va a servir gritar como locos o aporrear las paredes y puerta de la cabina para que nos saquen antes. Eso solo empeora nuestra situación y la de los que nos acompañan o nos escuchan desde el exterior. Relajarnos mediante la respiración nos puede ayudar muchísimo. – Emplear el tiempo que vamos a estar dentro del ascensor haciendo cosas productivas, que hagan que...

Leer Más
¿Crees que ha llegado la hora de modernizar tu ascensor?
May23

¿Crees que ha llegado la hora de modernizar tu ascensor?

¿Entras en tu ascensor y ya no te sientes seguro dentro de él? Si a eso le unes que últimamente el importe de la factura del servicio eléctrico se ha disparado, o que el aspecto del elevador es más propio de un capítulo del «Cuéntame» que del Siglo XXI, posiblemente en la comunidad de vecinos tenéis que empezar a plantearos una renovación del aparato. La mayoría de las veces, la modernización del ascensor es mucho más barata de lo que os podeis llegar a imaginar, ya que hay ciertos componentes que pueden llegarse a conservar. Afortunadamente, atrás ha quedado la época en la que las piezas de un ascensor se debían cambiar por el propio fabricante. En la actualidad, todos podemos modernizar cualquier marca o modelo de elevador, sin importar la marca ni si pertenecen a un bloque residencial, unos grandes almacenes, un edificio de oficinas donde el tránsito de personas es contínuo, o si lo que tenemos delante es un elevador panorámico o uno convencional. Sea como sea, estamos preparados para realizar cambios en todo tipo de máquinas.     ¿Cuáles son las ventajas de modernizar un ascensor? Evidentemente, lo que más se aprecia es el cambio de la apariencia física. Cabinas fabricadas con nuevos materiales como el acero inoxidable, el cristal, laminados de multitud de colores o maderas, suelos de goma, de piedra artificial, botoneras con estilo propio,… harán que el ascensor que has usado toda la vida en tu edificio, se convierta en uno que sea mucho más seguro, confortable y nuevo. Como puedes imaginarte, si la estética es importante, mucho más lo es la sustitución de maquinaria y piezas antiguas, por las más innovadoras. Acciones tan importantes como el cambio del cuarto de maniobras por uno más eficiente, el reemplazo del motor de las puertas para conseguir una mejor y más suave apertura y cierre de las mismas, la sustitución de parte de la maquinaria, y del sistema de iluminación de la cabina, dejando atrás los fluorescentes e instalando modernos leds. Con todo esto conseguimos una mayor seguridad en los trayectos, que se nota en el bienestar de los ocupantes y en una disminución del importe de la factura de la electricidad. ¡Como puedes ver, todo son ventajas!     ¿Y que nos dices de la mejora en la accesibilidad? Actualmente, la modernización de un ascensor no se limita únicamente a los cambios físicos o de sus piezas: va mucho más allá. La normativa obliga a que todos los usuarios del elevador tengan las mismas facilidades para llegar a sus casas o lugares de trabajo. Hacer más grande la cabina o suprimir escalones bajando el...

Leer Más
Implanta INE-ACE en tu edificio y ahorra hasta un 85% de tu factura de suministro eléctrico
May09

Implanta INE-ACE en tu edificio y ahorra hasta un 85% de tu factura de suministro eléctrico

En alguna ocasión hemos hablado del sistema INE-ACE como forma de ahorro de energía en nuestras comunidades de vecinos, pero ¿sabemos exactamente en qué consiste? ¿Qué pasos debemos seguir para poder implementarlo? Y lo más importante, ¿qué beneficios obtendremos en nuestro edificio? ¿En qué consiste una INE-ACE?     Al ponerte en contacto con nosotros, nuestros técnicos hacen un análisis objetivo tanto del cosumo del ascensor como de los servicios generales del edificio, para tener identificado lo siguiente: Obtener un conocimiento fiable del consumo energético de la escalera, y el coste que esto supone para los vecinos a final de mes. Identificar y estudiar los factores que afectan al consumo de energía. Estudiar las distintas posibilidades con las que contamos para poder llevar a cabo el ahorro de energía. ¿Qué pasos seguimos en Ascensores Inelsa Zener para implantar una INE-ACE? Hacemos un estudio inicial en el que recogemos todos los datos que nos proporcionan los propietarios de la comunidad de vecinos. Analizamos los datos y proponemos mejoras energéticas a los vecinos. Ponemos en marcha las mejoras que hemos pactado con la comunidad. ¿Qué resultados y beneficios obtiene una comunidad de propietarios con una INE-ACE?   Optimizamos los recursos eléctricos contratados con anterioridad por los vecinos, adecuándolos al mínimo consumo. Identificamos los posibles costes de difícil cuantificación del edificio, así como todos aquellos que pudiesen estar sobredimensionados. Conseguimos la recuperación total de la inversión que se había realizado. Así que si los que quieres es ahorrar en la factura de la luz, solo tienes que llamarnos. En Ascensores Inelsa Zener tenemos profesionales cualificados, que te asesorarán para que puedas reducir al mínimo tu consumo...

Leer Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies