¿Eres Presidente de tu Comunidad? - Tenemos un mensaje para ti

¿Podemos usar un ascensor durante un incendio?

La verdad es que una de las peores situaciones por las que podemos llegar a pasar, es encontrarnos metidos de lleno en un incendio. Hasta las personas más tranquilas pueden volverse completamente locas en una circunstancia como esa: ¡y no es para menos! En esos casos, lo mejor es poder llegar a mantener, en la medida de lo posible, la calma. Sentir un pánico irracional en una situación así, solo puede empeorar las cosas, haciendo que actuemos impulsivamente, sin analizar los pros y los contras de nuestras acciones.

En los incendios está totalmente prohibido usar el ascensor, incluso aunque nos encontremos en la parte más alta del edificio. En ese caso, debemos tranquilizarnos y hacer todo lo posible para mantenernos a salvo. Si tenemos la gran suerte que podemos acceder al exterior bajando por las escaleras de manera ordenada: ¡genial! Si no podemos hacerlo, ya que están invadidas por el humo y las llamas, deberemos esperar pacientemente a los bomberos, metidos dentro de un habitáculo que no se vea afectado por el fuego, tapando la rendija de la puerta con prendas o toallas previamente mojadas. Y sobre todo, lo que debemos tener claro es que, en caso de una emergencia como ésta, no debemos usar jamás un ascensor.

 

 

¿Qué ocurre con los ascensores durante un incendio?

En caso de estar inmersos en un siniestro así, lo normal es que se interrumpa el suministro eléctrico, bien porque el fuego haya llegado a la fuente de alimentación dejándola inservible, o bien porque los bomberos hayan cortado el flujo eléctrico para evitar males mayores. Sea como sea, el estar metido en su interior no es, en ningún caso, una buena idea.

Otro de los problemas con los que nos podemos encontrar es con el efecto chimenea, que afecta principalmente al hueco del ascensor. Este efecto chimenea viene dado por la combustión de los gases, que al ser más calientes que la temperatura ambiente, tienden a subir, ocupando con rapidez los pisos superiores a través del hueco de la escalera y el del ascensor. Si esto ocurre, unido al corte de la electricidad, el elevador se convierte en una trampa mortal para cualquier persona que lo esté usando, ya que al no ser la cabina un lugar hermético, tanto esos gases, como el humo, las altísimas temperaturas y en muchas ocasiones el fuego acaban apoderándose de su interior. Por desgracia, no sería la primera vez que eso acaba ocurriendo, y casi siempre con resultados fatales.

 

 

Así que debemos tener muy presente que, por la seguridad de sus ocupantes, la normativa (y el sentido común) prohibe terminantemente el uso del ascensor durante este tipo de siniestros. Tenemos que recordarlo siempre, ya que de esta forma acabaremos evitando desgracias mayores.

Autor: Inelsa-Zener

Compartir esta entrada en

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies