¿Eres Presidente de tu Comunidad? - Tenemos un mensaje para ti

¿Realmente necesitamos los ascensores para vivir?

¿Alguna vez has llegado a tu comunidad de vecinos, cargado con la compra de toda la semana o con la mochila repleta de libros de tu hijo, y te has dado cuenta que el ascensor no funciona? Qué poco valor les damos habitualmente a todo aquello que nos rodea, hasta que lo perdemos…

Para la mayoría de sus usuarios, un ascensor es una máquina nada especial, sin ningún tipo de pasión ni interés. Un lugar aburrido en el que compartimos, de una forma incómoda, el pequeño espacio de su cabina con personas a las que no hemos visto jamás. Me atrevería a decir que es un artilugio, en muchas ocasiones, casi hostil. En definitiva: ¡el último lugar donde te gustaría estar si hubiese un apagón en tu casa!

 

 

Imagínate por un momento vivir en un mundo sin este tipo de aparatos. ¿Te lo has imaginado ya? ¿Eres consciente de cómo cambiaría el skyline de nuestras grandes urbes, sin ellos? No tan sólo no viviríamos en edificios de más de dos o tres alturas: ¡es que ningún arquitecto se hubiese planteado jamás construir un rascacielos o ni tan solo un triste bloque de pisos! Ni Nueva York, ni Tokio, ni Hong Kong, ni Dubái, ni tan siquiera el área de las Cuatro Torres de Madrid existirían.

Las ciudades tienden a volverse cada vez más altas, con un mayor número de densidad de población y mucho más concurridas. Sin elevadores dejarían de existir tal y como las conocemos en la actualidad. Con el aumento de habitantes, solamente las que tuviesen espacio para ello, pasarían a crecer “a lo ancho”, y las que no pudiesen hacerlo aumentarían de una forma prohibitiva el precio de los inmuebles, al encarecerse sustancialmente el suelo. La vida tal y como la concocemos hoy en día sería imposible. Así que como podemos ver, en el hipotético caso de que no existiesen los ascensores, no tendríamos únicamente un problema de cómo llegar a lugares poco accesibles: el problema iría mucho más allá, afectando en gran manera a nuestra economía.

 

 

Es por todo esto que estamos convencidos que el espacio más importante en un edificio de más de un par de plantas, es el que ocupa el ascensor. Porque…

  • Nos acercan al lugar donde queremos llegar sin ningún tipo de esfuerzo.
  • La energía que tendríamos que gastar si no pudiésemos hacer uso de ellos, la utilizamos para nuestra vida diaria: estar con nuestra familia, amigos o para rendir más en nuestro trabajo.
  • Dan autonomía y autoestima a todas aquellas personas con movilidad reducida.
  • Son muy fáciles de usar y todo el mundo tiene capacidad para hacerlo: tan sólo te debes meter en la cabina y darle al botón de la planta donde quieres ir, para conseguir que el ascensor se desplace.
  • Si confiamos en ellos, nos llevarán al lugar donde nos interese llegar, por muy alto que éste sea.
  • En algunas ocasiones podemos llegar a coincidir en su interior con gente interesante, que de otra manera no hubiésemos conocido nunca.

En resumen, todo sería más difícil y nuestra vida sería muchísimo más complicada si no tuviésemos acceso a ellos.

Autor: Inelsa-Zener

Compartir esta entrada en

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies