¿Eres Presidente de tu Comunidad? - Tenemos un mensaje para ti

Las 8 dudas más frecuentes sobre los salvaescaleras

El progresivo envejecimiento de la población mundial ha traído consigo la necesidad de encontrar soluciones prácticas de movilidad en nuestro entorno. Subir y bajar escaleras sin dificultad es algo que hacemos habitualmente, sin ningún tipo de esfuerzo, la gran mayoría de nosotros, pero un solo peldaño puede llegar a ser un obstáculo insalvable si tenemos algún tipo de discapacidad.

Hemos hablado en numerosas ocasiones sobre la necesidad de bajar a cota cero los ascensores de nuestras comunidades de vecinos, o cuando esto no es posible, promover la instalación de otros elementos que puedan darnos acceso fácil a las zonas donde se encuentran los accesos a los elevadores. En algunas ocasiones la instalación de un ascensor se hace casi imposible, en otras lo que prima es el tema económico, pero en todos estos casos lo más importante es el bienestar de los usuarios y la instalación de un salvaescaleras. Esta puede llegar a ser la solución ideal para conseguir desplazarnos sin esfuerzo y de forma segura entre diferentes niveles.

 

 

En el departamento de atención al cliente de Inelsa Zener recibimos a diario dudas sobre el funcionamiento y la instalación de los salvaescaleras. ¿Quieres saber cuáles son las más frecuentes?

¿Cuántos tipos de salvaescaleras hay en el mercado, y cuál es el que mejor puede adaptarse a lo que yo necesito?

Existen dos tipos: los que nos podemos desplazar encima de una plataforma y encima de una silla. Los salvaescaleras de plataforma se han diseñado especialmente para todas aquellas personas que deben desplazarse en silla de ruedas. Los de silla están indicadas para todos los usuarios que, pudiendo andar, tienen dificultados para subir escaleras.

¿Es posible la instalación de un salvaescaleras en el exterior de un edificio?

Sí, ya que nuestros salvaescaleras pueden instalarse tanto en la parte interior como exterior. La única diferencia entre ambos son los materiales. En el caso de los que se colocan en el exterior el material debe aguantar la intemperie.

 

 

Mi escalera tiene zonas que son curvas. ¿Puedo instalar igualmente un salvaescaleras?

Los salvaescaleras están hechos a medida y se pueden colocar en la mayoría de las escaleras, independientemente de la forma que esta tenga. La instalación es sencillísima, tanto si se colocan en escaleras con tramos rectos, como si se tiene que desplazar a través de escaleras curvas, o tramos con diferentes pendientes o descansillos. Estos últimos pueden a llegar a costar algo más, ya que los rieles deben diseñarse a medida, adaptándose a las dimensiones exactas de la escalera, tardando algo más su instalación, pero su fabricación carece de dificultad.

¿Necesito disponer de una toma de corriente especial para poder instalar un salvaescaleras en mi hogar?

El salvaescaleras se carga automáticamente cuando está estacionado, utilizando un enchufe convencional en uno de los dos extremos del recorrido.

¿Qué ocurriría si hubiese un corte de energía eléctrica?

En caso de una pérdida de energía, como pudiera ser un corte de suministro eléctrico, no ocurriría absolutamente nada, ya que gracias a la carga que se encuentra en su batería podrá terminar el recorrido sin ningún tipo de problema.

¿Qué ocurre si estoy en uno de los extremos de la escalera y la silla se encuentra en el otro extremo?

Las sillas elevadoras disponen de un mando a distancia, gracias al cual podremos conseguir que se desplacen hasta el lugar donde nos encontramos.

 

 

Si me instalo en casa este tipo de elevador, ¿podrán otras personas seguir utilizando la escalera con normalidad?

Sí, ya que nuestros rieles apenas ocupan espacio y tanto la silla como la plataforma es plegable, por lo que se puede usar la escalera sin ningún tipo de problema.

¿Cuánta electricidad consume un salvaescaleras? ¿Tras su instalación vería incrementada mi factura de la luz?

No, el consumo eléctrico no se vería incrementado instalando este tipo de producto, ya que es extremadamente eficiente y utiliza la energía equivalente a un pequeño electrodoméstico.

En resumen, un salvaescalera es la solución perfecta para conseguir que hagan una vida normal, de una forma rápida y por mucho menos de lo que te imaginas, todas aquellas personas que tienen problemas de movilidad. ¿Quieres que te resolvamos tus dudas? Ponte en contacto con Inelsa Zener y nuestros compañeros te asesorarán, sin ningún tipo de compromiso, sobre cuál es la solución que se adapta mejor al espacio del que dispones.

Autor: Inelsa-Zener

Compartir esta entrada en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies