¿Eres Presidente de tu Comunidad? - Tenemos un mensaje para ti
Ascensor o salvaescaleras: ¿cuál es la mejor opción en tu caso?
May21

Ascensor o salvaescaleras: ¿cuál es la mejor opción en tu caso?

Para cualquier persona con movilidad reducida, independientemente de la edad que tenga, el hecho de subir o bajar escalera se puede llegar a convertir en un verdadero suplicio. Sabemos que España es uno de los países europeos con el porcentaje más alto de habitantes que viven en comunidades de vecinos. No en vano somos el país con más ascensores por habitante del mundo. De todas formas, cada vez son más aquellos que prefieren vivir en casas unifamiliares o chalets de diferentes alturas, y donde la instalación de un salvaescaleras o un pequeño ascensor puede hacer la vida mucho más sencilla. Si este es tu caso, y no sabes por cuál de las dos opciones deberías decantarte, no dejes de leer este artículo con el que queremos sacarte de dudas.     Ascensor o salvescaleras: esta es la cuestión. Ya se sabe que, cuando pensamos en un par de opciones que nos interesan a la hora de realizar cualquier tipo de cambio en nuestros hogares, uno de los factores que hacen que nos inclinemos hacia una o la otra, es el precio. Evidentemente sabemos que el importe es mayor si instalamos un ascensor en nuestro hogar, aunque adelantamos que no tanto como nos puede llegar a parecer a priori, que colocar un salvaescaleras. Dicho esto, ¿cuál de estas dos máquinas sería la más adecuada en tu caso? – Si nos fijamos en el importe, debemos tener en cuenta que un ascensor es una inversión, y al final de las obras acabamos compensando el gasto con la revalorización de la vivienda. – Estéticamente es mucho más bonito un ascensor doméstico que una silla salvaescaleras. Además, en Inelsa Zener contamos con diferentes opciones a la hora de combinar los materiales (madera, acero inoxidable, cristal,…), creando un ambiente único y personal.     – Si bien es cierto que los ascensores domésticos son más pequeños que los convencionales, y que actualmente se pueden instalar sin necesidad de foso ni cuarto de máquinas, no tenemos que olvidar que necesitamos un lugar que probablemente no tengamos, o que no nos guste usar. En este sentido los salvaescaleras realizan la misma función sin necesidad de ocupar mucho espacio. Debemos tener en cuenta que la mayoría se pliega cuando no está en uso, para poder subir y bajar a pie, con toda comodidad, las escaleras. – Por otro lado, si lo que nos preocupa es la inmediatez, la instalación de un salvaescaleras es muchísimo más rápida que la de un ascensor, incluso aunque necesitemos adaptar la silla o la plataforma a un tramo de escaleras curvo. En este último caso, el diseño de todo el conjunto se...

Leer Más
¿Debemos plantearnos modernizar el ascensor de nuestra comunidad de vecinos?
Abr13

¿Debemos plantearnos modernizar el ascensor de nuestra comunidad de vecinos?

El promedio de vida de un ascensor suele ser superior a los 25 años de antigüedad, dependiendo de la frecuencia con la que se use, el trato que se le dé por parte de sus usuarios, si se lleva al día el mantenimiento que establece la ley, el diseño de sus componentes,… Transcurrido este tiempo, y siempre con la opinión y el asesoramiento de la empresa mantenedora, es cuando debemos plantearnos la modernización del aparato. Decidir reemplazar o modernizar un ascensor no es algo que nos tengamos que tomar a la ligera, ya que aparte del gasto que esto supone a la comunidad de vecinos, debemos tener en cuenta que las obras se pueden llegar a prolongar durante varios meses, con el problema de movilidad que eso provocará entre propietarios e inquilinos del vecindario. Por regla general, será el propio ascensor el que dará las señales necesarias que indicarán que es hora de considerar el invertir en una nueva máquina. Algunos de estos síntomas pueden llegar a ser tan variados como:     – Comenzar a tener dificultad para encontrar piezas de repuesto, lo que provoca que tengamos que esperarnos más de lo que nos gustaría para que se realice las reparaciones cada vez que hay una avería. – La necesidad de reparar el elevador más frecuentemente de lo normal. – El cambio de velocidad, sin ninguna justificación, en el desplazamiento de la cabina. – Ruidos que se oyen en el interior de la cabina y que provienen de la parte exterior de esta. – Ascensores que sean tan antiguos que ya no cumplan con unas normas de seguridad mínimas reglamentarias. El mantenimiento regular de nuestro ascensor es de vital importancia, ya que garantiza la seguridad en la comunidad de vecinos. Cada vez que el técnico visita nuestro edificio, chequea partes vitales del ascensor como son todos los elementos que se encuentran en la sala de máquinas, cables, estado de las guías, contrapeso, dispositivos de seguridad, instalación eléctrica, nivelación y apertura de puertas, comprobación del estado de la cabina, botonera,…     Modernizar nuestro ascensor es mucho menos costoso de lo que nos podemos llegar a imaginar en un primer momento. Cuando una comunidad de vecinos decide dar un paso tan importante como este, no nos debemos tomar el desembolso económico como un gasto sino como una inversión que hacemos en nuestra propiedad, ya que se revalorizan nuestros hogares. La modernización de nuestro elevador mejora la fiabilidad, la calidad y la velocidad en los desplazamientos, aumenta la eficiencia energética, corrige errores de nivelación en los rellanos y minimiza las visitas del técnico de mantenimiento, entre otras ventajas. De todas...

Leer Más
¿Invierto en la rehabilitación de mi edificio?
Feb26

¿Invierto en la rehabilitación de mi edificio?

Nos levantamos todas las mañanas, nos miramos al espejo y nos vemos sin problemas graves de salud. Parece que toda la vida nos tengamos que comer el mundo, porque estamos inmersos en una sociedad en la que vivimos el día a día sin pensar en el futuro. Preocuparnos por el tipo de vivienda que tenemos lo consideramos como una pérdida de tiempo que no entra en nuestros planes. Lo que no nos planteamos es que cualquiera de nosotros, en cualquier momento de nuestra vida, podemos sufrir un accidente o una enfermedad, que puede dejarnos tanto de manera temporal como permanente, atados a una silla de ruedas.     Posiblemente creerás que esto que te contamos es una exageración, pero esta mañana ha caído en nuestras manos un artículo del Heraldo de Aragón en el que se abordaba el caso de una vecina de Zaragoza, que actualmente vive en un bloque sin accesibilidad, y que como ella dice «El ascensor es una necesidad que le puede tocar a cualquiera». Y es que no son pocos los cientos de miles de españoles que tienen algún tipo de dependencia, a los que es un verdadero calvario poner un pie en la calle. Somos conscientes que el gasto de lo que cuesta realizar una obra de rehabilitación de un edificio, en muchas ocasiones, no es asumible por muchos vecinos del inmueble. Los edificios que carecen de ascensor suelen estar habitados por personas mayores, que han vivido en ellos media vida (o casi la vida entera) y que se encuentran que tienen más de 75 años, una pequeña pensión y la incapacidad de poder moverse con independencia por su propia casa. ¿Qué se debe hacer en estos casos? ¿Sabemos los pasos a seguir para poder iniciar la rehabilitación de nuestro edificio? Sea como fuere, tras recibir el presupuesto de lo que van a costar las obras, lo primero que deben hacer los propietarios es ponerse en contacto con las administraciones públicas, para poder buscar vías de financiación y subvenciones, teniendo en cuenta que jamás te financian el 100% del proyecto de las obras.     Sabemos que el desembolso que debe hacer la comunidad de vecinos es un hándicap, pero no nos lo deberíamos tomar como si fuese un gasto sino una inversión, ya que la reforma y mejora de un inmueble también trae consigo los siguientes beneficios para el usuario: – Empecemos diciendo que, posiblemente, la mayor ventaja que tiene la rehabilitación de un edificio es alargar la vida útil del inmueble. – La instalación de ascensores y otros dispositivos de elevación, como las plataformas salvaescaleras, favorece la comunicación del edificio con el...

Leer Más
¿Tienes alguna discapacidad? Estos son algunos cambios que deberías hacer en tu hogar
Ene16

¿Tienes alguna discapacidad? Estos son algunos cambios que deberías hacer en tu hogar

Según el último informe Discapacidad, Autonomía Personas y Situaciones de Dependencia , que presentó el Instituto Nacional de Estadística en el año 2008, en el 20% de los hogares españoles hay un miembro, como mínimo, con algún tipo de discapacidad. Está previsto que el INE vuelva a recopilar datos de la población durante el primer trimestre del año en el que nos encontramos, para darlos a conocer a principios del 2021 y podemos aventurarnos a decir que, casi con toda seguridad, veremos cómo el actual aumento del envejecimiento de la población ha llegado a incrementar en España el número de habitantes con algún tipo de necesidad especial. Las discapacidades afectan a nuestra vida diaria, y a la manera con la que nos desenvolvemos para hacer las tareas más habituales, incluso en espacios en los que estamos tan habituados a estar como es nuestro hogar. De hecho, éste puede volverse, de la noche a la mañana, un lugar hostil lleno de obstáculos insalvables. Los baños, la cocina, las escaleras, las puertas e incluso algunas superficies pueden volverse peligrosas, y el adaptarnos a ellas puede llegar a ser desesperante. Existen varias soluciones, que enumeraremos a continuación, para garantizar que la vida dentro de nuestra casa siga siendo tan segura como siempre.     Cambiar las escaleras por rampas No es descabellado decir que las escaleras son un peligro para mucha gente. Quien más y quien menos ha sufrido algún percance en ellas, y no necesariamente a consecuencia de tener la movilidad limitada. Es habitual encontrarlas en cualquier lugar, y una buena forma de sortearlas es instalando pequeñas rampas que ayuden a salvar estos obstáculos. Colocar salvaescaleras Tal y como comentamos en nuestro artículo del pasado mes de octubre Ventajas de tener un salvaescaleras en casa, este tipo de aparatos nos permite desplazarnos a lo largo de las escaleras con total seguridad, independientemente de su forma o de si tiene descansillos a mitad camino. Los salvaescaleras más comunes son los de plataforma, y los que usan una silla para poder subir en ella y desplazarse. Algunos modelos pueden llegar a ser una especie de combinación entre ambos, pudiendo desplegar un asiento en el que se sitúa la persona, o replegarlo para poder colocar una silla de ruedas. La instalación de este tipo de accesorios crea espacios accesibles y seguros para todos aquellos a los que subir unas escaleras se les hace un obstáculo insalvable.     Instalar ascensores Los ascensores dentro de nuestros hogares, se integran completamente en el espacio, y son una gran solución para aquellas personas que tienen una movilidad limitada. La instalación de este tipo de ascensores, al contrario...

Leer Más
Pros y contras de las plataformas de estacionamiento de vehículos
Dic05

Pros y contras de las plataformas de estacionamiento de vehículos

En el momento en el que oímos la palabra «ascensor», nos imaginamos una cabina llena de pasajeros desplazándose por las plantas de un edificio. Lo que muchos no saben es que también existen los elevadores de coches, que nos pueden llegar a aportar muchos beneficios, sobre todo en las grandes urbes. Una de las problemáticas con las que se encuentran en las grandes ciudades es el tema de las plazas de aparcamiento. El aumento de automóviles por nuestras calles, sumado al aumento demográfico, hace que el encontrar un hueco donde poder aparcar se vuelva una auténtica hazaña. Hasta el día de hoy, los solares de pequeñas dimensiones, obligaban a hacer garajes con pocas plazas, o a destinar el escaso espacio de las parte de los sótanos únicamente a trasteros.     Las plataformas de estacionamiento de automóviles no son, ni mucho menos, algo que se haya inventado recientemente. Este tipo de máquinas llevan en marcha mucho más tiempo de lo que la gente se imagina, y son una excelente manera de descongestionar los aparcamientos en las calles, y aumentar la cantidad de plazas de parking disponibles. Su funcionamiento se basa en apilar vehículos, uno encima de otro, proporcionando el doble de los espacios disponibles en un aparcamiento convencional. Después de todo, se desperdicia gran cantidad de espacio sobre los coches, que podría ser aprovechado, y un elevador de plataforma para estacionar vehículos puede proporcionar una solución versátil y efectiva a este problema. ¿Son seguros este tipo de elevadores? Rotundamente, sí. Entendemos la preocupación de la gran mayoría de conductores por la seguridad de su coche. No es tranquilizador desprenderte de ellos en este tipo de garajes. Después de todo, dejamos nuestro vehículo en la entrada del lugar donde tenemos que estacionarlo, viéndole como se aleja hasta que desaparece, y sabiendo que va a estar suspendido sobre una plataforma hasta que lo volvamos a buscar. Aunque esto nos provoque una cierta angustia, debemos decir que este tipo de máquinas son mucho más seguras de lo que nos podemos llegar a imaginar. De hecho, gracias a que los delicuentes no pueden acceder a estos lugares, la utilización de elevadores de coches previenen el robo de vehículos, así como también el vandalismo.     ¿Por qué no está generalizado el uso de estos aparcamientos? Sabemos que, instalar ese tipo de ascensores en nuestras viviendas, nos facilitan la vida, ya que evitan las maniobras complicadas, el vandalismo y que en un lugar relativamente pequeño se puede construir un mayor número de plazas de parking, pero la verdad es que no todo son ventajas. Tal y como nos podemos llegar a imaginar, el precio...

Leer Más
Los 5 sistemas de seguridad de un ascensor que te pueden salvar la vida
Jul18

Los 5 sistemas de seguridad de un ascensor que te pueden salvar la vida

No existe una fobia propiamente dicha a los ascensores. Este tipo de miedo es una mezcla entre la claustrofobia y la acrofobia, que hace que tengamos un pánico irracional a este tipo de aparatos. El temor a que caiga el ascensor, la angustia a quedarnos sin aire, el pavor a quedarnos encerrados y no podamos salir, son algunas de las causas por las que un gran número de personas, muchas más de las que nos imaginamos, queden paralizadas ante la cabina de un ascensor. El que ocurra un accidente grave cuando nos desplazamos entre las plantas de un edificio, es un hecho casi imposible. Las empresas como Inelsa Zener, con nuestra experiencia, estamos sobradamente preparadas para dar a todos los usuarios la seguridad que ellos necesitan. Pero… ¿sabemos exactamente cuáles son los elementos de seguridad que tiene un ascensor, y cómo funcionan? Bloqueo de puertas Es un sistema que incorporamos en todos los elevadores, que hace que las puertas se mantengan perfectamente cerradas mientras la cabina está en movimiento. Este sistema no permite ni salir ni entrar de la cabina a nadie, cuando esta se está desplazando. En el improbable caso de que una de las puertas se abriese por cualquier circunstancia, hay instalados unos sensores que bloquearían automáticamente la máquina.     Fotocélulas También forman parte de los sistemas de seguridad de las puertas. Una pequeña célula en el lateral bloquea su cierre ante cualquier objeto o persona que se encuentre en el umbral de la misma. En ocasiones no le damos tanta importancia a esta pequeña célula, pero la tiene y mucho, ya que evitamos no tan solo que pueda llegar a golpearnos la puerta, sino que también evitamos que se estropee ¿Quién no ha visto en alguna ocasión un vecino azaroso que acaba empujando la puerta con fuerza para que no se cierre provocando, en muchas ocasiones, una avería del ascensor? Paracaídas Evidentemente, este sistema no tiene nada que ver físicamente con el trozo de lona que se utiliza para saltar de un avión, aunque la finalidad sería más o menos la misma: regular la velocidad si cayésemos al vacío. En el supuesto caso de que la cabina del ascensor superase la velocidad establecida como normal por el fabricante, unas pequeñas cuñas colocadas en las guías laterales por las que circula el ascensor, se activarían provocando una paulatina frenada. Amortiguadores Los encontramos tanto en la parte superior como en la inferior del agujero del ascensor. Su finalidad es reducir la velocidad cuando la cabina llega al primer piso y al último.     Botón de petición de ayuda Antiguamente, el botón se limitaba a un pequeño...

Leer Más
El ascensor: una necesidad a la que no todos tenemos acceso
Jun21

El ascensor: una necesidad a la que no todos tenemos acceso

El lunes cayó en nuestras manos un artículo del Heraldo de Aragón, en el que se ponía el foco sobre más de 55.000 viviendas de la ciudad de Zaragoza, que carecían de ascensor. Por desgracia esta problemática es mucho más común de lo que nos agradaría, no afectando solo a una zona determinada de España, sino que nos encontramos con ella en cada uno de los municipios de nuestro país. ¿Sabías que en todo el territorio nacional se estima que hay más de 100.000 personas que les es imposible salir de sus domicilios, por culpa de la falta de accesibilidad en sus inmuebles? A causa de no estar viviendo en una comunidad de vecinos accesible, hay muchas personas que pierden su libertad de movimientos. Hay casas que acaban convirtiéndose en una especie de cárcel, cuyo exterior solo se puede disfrutar a través de las ventanas.     La pasada semana se dio a conocer el informe Movilidad reducida y accesibilidad del edificio, encargado por Fundación Mutua de Propietarios en colaboración con la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE), cuyos datos hacen sonrojar a la sociedad en la que vivimos. De los dos millones y medio de personas, en nuestro país, que tienen alguna dificultad para desplazarse, un 4% no salen casi nunca a la calle. Estos últimos pueden estar encerrados en sus domicilios durante meses o incluso años. Las razones de semejante despropósito son consecuencia de no poseer un ascensor que les ayude a moverse con total libertad por sus edificios, o pequeñas rampas que les faciliten salvar algún escalón. A pesar de que en el año 2013, mediante un Real Decreto, el Gobierno se comprometió a alcanzar la accesibilidad universal en los siguientes 4 años, queda palpable que los plazos no se han llegado a cumplir. Una falta de sensibilidad unido a un tema monetario es, la gran mayoría de las veces, la causa por la que no se adaptan los edificios a todos aquellos que viven en ellos. La instalación de un ascensor en una finca antigua, habitada en muchos casos por personas mayores cuyos únicos ingresos son sus pensiones, hace casi imposible su construcción. Las subvenciones destinadas por los Ayuntamientos para estas causas son más escasas de lo que nos gustaría, y en muchos casos llegan tarde. Las tasas y los impuestos, el coste de la instalación del ascensor, y los gastos que se generan en el edificio para la presentación de la documentación en las instituciones públicas, son la causa de que los vecinos se echen atrás con las obras.     Sabemos que seguramente es una utopía, pero la administración...

Leer Más
Mi ascensor hace ruido. ¿Debo preocuparme?
Abr11

Mi ascensor hace ruido. ¿Debo preocuparme?

En las comunidades de vecinos tenemos que aguantar ruidos de todo tipo: escuchamos a través de las paredes conversaciones que no quisiéramos oír, los portazos, las obras que se realizan en alguno de los pisos, el tráfico de nuestras calles,… Pero si hay un ruido que realmente nos molesta y nos inquieta a partes iguales, es el del ascensor. Quien más y quien menos hemos dicho frases como: «¿Es normal que pegue estos frenazos cada vez que se para?» «¡Estas puertas suenan fatal cuando se abren!» «Ese ruido que se oye detrás de la cabina mientras me desplazo, ¿qué debe ser?» «¡A ver si llego pronto a mi rellano!»     Como ya sabemos, los ascensores son mecanismos que cuentan con diferentes componentes, por lo que no es de extrañar que una u otra pieza acabe haciendo ruido, sobre todo si la instalación del mismo se realizó hace años. Para el común de los usuarios, la parte más importante es la cabina (posiblemente porque es la que usamos a diario). De ella sabemos que se desplaza verticalmente a través de una cavidad hecha de hormigón, gracias a unos carriles que se encuentran en sus paredes y a unos cables y contrapesos de los cuales se encuentra suspendida. La sala de máquinas, donde están tanto las poleas como el motor, es precisamente la parte más ruidosa de todas. Colocada en la parte alta de los edificios, la consideramos el corazón del ascensor, y es la que hace posible que éste pueda funcionar. ¿Cuánta gente se ha llegado a comprar un ático, sin percatarse que la maquinaria se encontraba pared con pared con alguno de los dormitorios? ¿Cuáles son las causas más habituales para que un ascensor haga ruido? Las causas por las que un ascensor hace ruido pueden ser diversas: desde un mal aislamiento, a una instalación defectuosa de alguna de sus piezas, pasando por el desgaste o una falta de engrase, son solo alguna de ellas.     Las puertas son una de esas partes fundamentales que, al usarse constantemente, pueden llegar a sufrir mayor desgaste. En muchas ocasiones, el rozamiento en sus engranajes puede provocar una mala apertura y cierre de éstas, haciendo que no funcione el ascensor. El sistema de cableado puede producir también ruidos, sobre todo si llega a golpear en las paredes del foso. El desgaste en algunas de las piezas del motor, o la falta de lubricación en las guías del ascensor pueden provocar vibraciones muy molestas y ruidos excesivos cada vez que se desliza la cabina. Otro de esos sonidos que nos parecen extrañísimos, se encuentran en edificios altos. En este tipo de...

Leer Más
Instalación y mantenimiento de un ascensor en una comunidad de vecinos ¿Cómo se reparten las cuotas?
Mar28

Instalación y mantenimiento de un ascensor en una comunidad de vecinos ¿Cómo se reparten las cuotas?

Para todos aquellos que sean propietarios de un piso, las reuniones de vecinos pueden llegar a ser un verdadero quebradero de cabeza, sobre todo si hay pendiente tanto la instalación de un ascensor como el reparto de los gastos de mantenimiento de éste. Pero… ¿sabemos quién tiene que pagar la derrama del elevador? ¿Todas las cuotas de los vecinos deben ser las mismas, o hay variaciones entre ellas?     Tanto en nuestro perfil de Facebook, como en anteriores artículos de nuestro blog, ya hemos tratado el tema de la instalación de los ascensores en fincas antiguas, por lo que hoy no tenemos la intención de hablar sobre la idoneidad de la instalación de uno de estos aparatos en nuestros edificios, sino únicamente del tema económico. ¿Qué dice la ley sobre el pago de la instalación de un ascensor en un edificio? Al constituir una comunidad de vecinos, lo primero que se hace es redactar los Estatutos de ésta. Es precisamente en ese momento en el que se determina cuántos enteros pertenecen a cada unos de los propietarios, tomando como base la superficie útil de cada piso o local, en relación con el total del inmueble. Según el artículo 9 de la Ley de Propiedad Horizontal, todos los propietarios de una finca deben pagar los gastos que acarrea la instalación de un elevador, independientemente del uso que se haga de él. De todas formas, ¿qué ocurre con los dueños de los locales y los bajos? ¿Deben pagar a pesar de que nunca hagan uso del ascensor? Definitivamente sí. Incluso existe jurisprudencia con Estatutos que inicialmente exoneraban de este gasto, y tribunales que han llegado a obligar al pago del mismo. El desembolso se repartirá en función del coeficiente de participación, que viene determinado en la escritura de constitución de la comunidad. Tal y como se puede leer en parte de una de las sentencias de la Audiencia Provincial de Cantabria: «Los gastos de constitución de elementos comunes han de ser satisfechos por todos los copropietarios en cuanto que afectan al conjunto del edificio, y producen un incremento del valor, que beneficia a todos los titulares inmobiliarios de la finca«.     Ya sabemos que todos los propietarios deben contribuir al pago de una sustitución o instalación de un ascensor, pero… ¿también seguimos la misma norma cuando estamos hablando de los gastos de mantenimiento y conservación? Es totalmente comprensible que aquellos vecinos que no usan jamás estos servicios pidan, o bien una rebaja o que se les exima de dicho pago. Es este caso, incluso a pesar de que en los Estatutos quede por escrito la obligatoriedad del pago, cabe...

Leer Más
Los ascensores panorámicos: una atracción en los edificios públicos
Mar13

Los ascensores panorámicos: una atracción en los edificios públicos

Tal y como dice Wikipedia: “un ascensor es un sistema de transporte vertical, diseñado para mover personas u objetos entre los diferentes niveles de un edificio o estructura”. Dicho así, parece que estemos hablando de una máquina carente de estética, y cuya única finalidad es tan solo moverse hacia arriba y hacia abajo. Para los que nos apasionan los ascensores, éste no es tan solo un aparato sin más: para nosotros, un elevador puede llegar a ser una parte fundamental e importante del diseño de un edificio.     ¿Sabías que aquellos elevadores que consiguen dar un punto de exclusividad suelen ser, habitualmente, los panorámicos? ¿Te has planteado alguna vez qué ventajas tienen este tipo de ascensores frente a los convencionales? Ya sea en un edificio más tradicional o en uno más moderno, los ascensores de cristal dan a las estructuras un aspecto más minimalista, moderno y elegante. Su estética transparente y liviana hace que se pueda adaptar a cualquier lugar, convirtiéndose en parte de la arquitectura. Uno de los alicientes de esta clase de cabinas es el hecho de que, en muchas ocasiones, se puede ver el mecanismo desde el exterior, lo cual hace que viajar en él se convierta en una experiencia mucho más divertida para el usuario, sobre todo si hay niños de por medio. Otro punto a tener en cuenta a la hora de instalar un ascensor de vidrio es el ahorro de energía. El hecho de que no necesite iluminación artificial en gran parte de la jornada, sobre todo entre abril y octubre, hace que se reduzcan considerablemente el coste de la luz del bloque, así como también las emisiones de CO2 a la atmósfera. ¿Sabías que los ascensores panorámicos nos pueden llegar a hacer más felices? Eso no lo decimos solo nosotros. ¡Hay estudios que lo avalan! Atraer la luz natural del sol a un edificio estimula nuestro estado de ánimo, y afecta positivamente a nuestra salud mental y física. En el mundo de los negocios la experiencia del cliente lo es todo: desde que se adentra en el edificio hasta que acaba saliendo de él, pasando por todo el recorrido realizado (recepción, ascensor, oficinas, …), y el hecho de que ese lugar no sea lúgubre e iluminado con luz artificial predispone a la compra de productos o al cierre de tratos en un negocio.     Tampoco tenemos que olvidar que un ascensor de cristal puede ser una atracción turística para un edificio o incluso para una ciudad. Hay muchas personas que deciden alojarse en un hotel determinado, o visitar una cafetería o un restaurante sabiendo que uno de sus alicientes va...

Leer Más
¿Qué es y para qué sirve la tecnología «Gearless»?
Dic19

¿Qué es y para qué sirve la tecnología «Gearless»?

Los ascensores han estado siempre formando parte de nuestra existencia. Desde las rudimentarias plataformas, que funcionaban con tracción animal, fechadas en el antiguo Egipto o en la Roma del S.I, hasta nuestros días, el ascensor ha sido, posiblemente, la máquina que ha ayudado a que tengamos un mejor nivel de vida. Lejos quedan los primeros y rudimentarios elevadores de pasajeros que se empezaron a emplear en Estados Unidos, y cuyo funcionamiento se basaaba en una máquina de vapor. Actualmente, aunque su función sigue siendo la de transportar objetos y personas a diferentes alturas sin hacer ningún tipo de esfuerzo, la tecnología ha avanzado tanto que no tiene nada que ver con esos primeros prototipos. Cada vez es más la concienciación que estamos tomando sobre el medio ambiente y la eficiencia energética, por lo que las empresas fabricantes de ascensores nos hemos tenido que poner a la última en materia de tecnología, y en la actualidad ya instalamos máquinas gearless, o sin engranajes, como parte de la respuesta a esta problemática. Eso sin olvidar la gran variedad de sistemas de ahorro de energía, que ya hemos comentado en algunos de nuestros anteriores artículos, como: nuestro Sistema Efilift, que permite reaprovechar la energía generada en el funcionamiento de nuestros ascensores electromecánicos, dotándolos de una mejor eficiencia de la energía, reduciendo el consumo en la instalación y obteniendo una mejor clasificación energética; el cambio de la iluminación, pasando de los fluorescentes y las bombillas convencionales a los leds; la reducción de peso de todos los elementos que forman la cabina, con el fin de necesitar menos energía a la hora de movernos entre las difentes alturas de un edificio;…   VENTAJA DE LA TECNOLOGÍA GEARLESS SOBRE LOS SISTEMAS CONVENCIONALES La tecnología sin engranajes logra un ahorro significativo de energía a través de un motor que lleva incorporado un imán, gracias al cual se reducen los puntos de fricción dentro de la maquinaria. Al reducir esa fricción, conseguimos que haya muchos menos elementos que se puedan desgastar, por lo que la durabilidad de piezas es muchísimo mayor. A esa característica, le tenemos que añadir que, con esta tecnología podemos llegar a ahorrar hasta un 50% de la energía que tenemos contratada en el edificio. La reducción de ruidos y vibraciones en el interior del ascensor, a consecuencia del confort que da la falta de cualquier tipo de rozamiento en el exterior de la cabina. Otra de las características de los elevadores sin engranajes es que la maquinaria es mucho más compacta que una convencional, por lo que su instalación se puede llevar a cabo en lugares con poco espacio donde no es posible...

Leer Más
Los sistemas hidráulicos de elevación: una alternativa segura para los espacios de reducidas dimensiones.
Oct24

Los sistemas hidráulicos de elevación: una alternativa segura para los espacios de reducidas dimensiones.

“Un ascensor es un sistema de transporte, diseñado para mover personas u objetos entre los diferentes niveles de un edificio o estructura. Está formado por partes mecánicas, eléctricas y electrónicas que funcionan en conjunto para ponerlo en marcha.” Esta es, según Wikipedia, la definición de ascensor. El concepto de un ascensor es increíblemente simple: basta un compartimento conectado a un sistema de elevación, unido a la caja a través de una cuerda. Evidentemente, los ascensores que conocemos, tanto de carga como de pasajeros, son mucho más sofisticados. Hoy en día necesitamos sistemas mecánicos avanzados para que los pasajeros puedan decidir, desde dentro de la cabina o desde los rellanos, a qué planta necesitan ir; dispositivos de seguridad para que todo funcione sin problemas; y potencia suficiente como para poder manejar el peso de la cabina junto con su carga. En este artículo no hablaremos de los elevadores eléctricos (los que se desplazan por el hueco de la escalera mediante unos raíles, y unos cables que están conectados a la maquinaria de la parte superior del edificio). Nos centraremos en unos de los ascensores más usados en nuestras construcciones de poca altura donde, en muchas ocasiones, no hay espacio ni para colocar un foso: el ascensor hidráulico. Los sistemas hidráulicos son increíblemente simples: son capaces de elevar la cabina de un ascensor mediante un pistón, que se desplaza gracias a la fuerza que ejerce un fluido que hay dentro de un cilindro. Dicho cilindro está conectado a un sistema de bombeo, que generalmente funciona con aceite hidráulico. La bomba empuja el fluido desde el tanque, donde inicialmente está todo el líquido, hacia un tubo que conduce al cilindro. Cuando la válvula está cerrada, el fluido a presión no tiene a dónde ir a excepción del cilindro. A medida que el líquido se va acumulando en él, empuja el pistón hacia arriba y levanta la cabina del ascensor. Cuando la cabina del ascensor se va acercando al piso donde tiene prevista la parada, el sistema de control envía una señal al motor para que apague gradualmente la bomba. Con la bomba apagada, ya no fluye más líquido dentro del cilindro, pero el que ya había anteriormente dentro de él no se puede escapar, por lo que el pistón descansa encima del fluido, y la caja del ascensor se queda inmóvil en el lugar donde está. Para bajar la cabina, basta con abrir la válvula para que el líquido que se ha acumulado en el cilindro pueda fluir hacia el depósito. Realizando esta acción la cabina desciende gradualmente. Si lo que queremos es detenernos en un piso inferior, lo que hace el...

Leer Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies