¿Eres Presidente de tu Comunidad? - Tenemos un mensaje para ti
Ascensores de lujo, los protagonistas de los centros comerciales
Ago27

Ascensores de lujo, los protagonistas de los centros comerciales

¿Te vistes de la misma manera para ir al gimnasio por las mañanas, acompañar a los niños a la escuela o celebrar la Noche Vieja? No, ¿verdad? Pues algo parecido a esto es lo que ocurre a los ascensores. No es lo mismo una comunidad de vecinos, que un edificio de oficinas o un hospital. Es evidente que el ascensor debe ser el adecuado para el sitio donde tiene que ser instalado. Es un error que, en viviendas de alta gama, o en lugares como en centros comerciales con tiendas de un gran poder adquisitivo, se instalen ascensores estándar, de aquellos que se acaban colocando en un rincón por miedo a que se vean mucho.     Al igual que si exhibiésemos un coche de lujo, un ascensor puede llegar a ser el absoluto protagonista de cualquier espacio donde lo coloques siendo, en muchas ocasiones, el aliciente principal para visitar un lugar en concreto. A diferencia de los ascensores que se instalan habitualmente, uno que esté hecho a gusto del cliente no solo es capaz de adaptarse a cualquier espacio y cualquier tipo de estilo que tengamos en mente, sino que también puede llegar a desempeñar un papel muy importante en el edificio donde se instale. Cada vez somos más los que, a golpe de ratón, realizamos nuestras compras a través de nuestros ordenadores, tablets o teléfonos móviles. Nada es más cómodo que realizar nuestra compra, y tenerla en casa al día siguiente sin necesidad de movernos de nuestro sillón. Los diseñadores de los proyectos de las grandes superficies son conscientes de esto, e idean a diario alicientes para que nos desplacemos físicamente a los lugares donde realizar las compras. Zonas de ocio como salas de cine, restaurantes, áreas infantiles, actividades deportivas o pequeños rincones para fotografiar, que acaben siendo la envidia de los seguidores en nuestras redes sociales. Un elemento importantísimo en este tipo de lugares son los ascensores de cristal. Colocados estratégicamente en el centro de la galería comercial, proporcionan una vista de 360° de todo el entorno. Diseñados para integrarse perfectamente en la arquitectura del edificio, ofrecen sensación de modernidad, elegancia y exclusividad, mejorando la experiencia de compra. La visión totalmente diáfana alrededor de la cabina, no tan solo ayuda a que los pasajeros puedan echar un vistazo, desde el interior, a los escaparates que les rodean, sino que también ofrecen un viaje divertido y diferente, mostrando un punto de vista distinto al que puede llegar a dar un espacio cerrado.     No nos cansamos de decir que el mundo del ascensor está en continua innovación, sobre todo en tecnología, pero lo que más salta...

Leer Más
5 datos curiosos sobre ascensores… que es posible que no sepas
Ago13

5 datos curiosos sobre ascensores… que es posible que no sepas

Pocos inventos nos han cambiado tanto la vida como los ascensores. La capacidad de transportar a varios metros de altura a pequeños grupos de personas, han cambiado la forma en la que vivimos y trabajamos. Aunque los ascensores modernos, tal y como los conocemos hoy en día, son consecuencia de casi dos siglos de desarrollo y diseño, debemos pensar que hemos estado usando modelos rudimentarios desde que se tienen documentos escritos. El uso de pequeñas plataformas, que se utilizaban para transportar artículos pesados entre plantas de un mismo edificio, y que se movían gracias a cuerdas accionadas por tracción animal, o en muchos casos, a la mano de obra de los esclavos, se remonta al Antiguo Egipto y a la época de la Antigua Roma. Tal y como contamos en nuestro artículo «El Coliseo Romano: los ascensores que te subían a la arena», estos fueron parte fundamental para subir a la arena, tanto animales salvajes como gladiadores, en el famoso Anfiteatro Flavio. ¿Sabes que gracias a su larga trayectoria en la historia, existen muchas curiosidades de los ascensores que posiblemente no conozcas?     Los «skyline» de las grandes ciudades son posibles gracias a ellos Es tan habitual usarlos a diario, que muchas personas desconocen que los edificios más altos de cuatro o cinco pisos son posibles gracias a que existen los elevadores. ¿Os podéis imaginar qué aspecto tendrían ciudades como Madrid o Barcelona si existieran en nuestros edificios? Sin ascensores este tipo de urbes crecerían a lo ancho y no a lo alto: se convertirían en grandes extensiones, de kilómetros y kilómetros de terreno, atestadas de pequeñas casas de una, dos o tres plantas. Complicado poder vivir en un lugar así, ¿no? Existe un botón en los ascensores que no funciona ¡Cómo lo estáis oyendo! Es evidente que los botones que más utilizamos, como los que nos llevan a los diferentes pisos así como el de apertura de puertas, funcionan a la perfección, pero… ¿qué me decís del botón para cerrar las puertas? Aunque no os lo creáis, es un placebo, es decir, se utiliza por un mero tema de estética y para que los pasajeros puedan sentir que, cuando lo usan, las puertas se cierran con más rapidez (es curioso, porque parece que lo hacen, pero en realidad no es cierto). Así que ya sabéis, por mucho que pulséis el botón, no os vais a librar del vecino plomizo con el que no queréis compartir un espacio tan pequeño.     España es el país del mundo con más ascensores Como lo oís: no hay otro país que tenga más ascensores por cada 1.000 habitantes que el...

Leer Más
El ascensor como forma de segregación de las clases sociales
Jul30

El ascensor como forma de segregación de las clases sociales

Hoy queremos explicar cómo, un invento como el ascensor, se ha convertido en algo más que un medio de transporte vertical con el que desplazarnos por un edificio. Esta máquina ha pasado a ser, de manera involuntaria, el responsable de la segregación por clases sociales que nos encontramos en los edificios más desfavorecidos de las ciudades. De hecho, basta con pasear por ellas, para ver cómo ha cambiado la fisonomía de los edificios gracias a los ascensores.     ¿Os parece que nos remontemos a principios del S.XX? En el centro de lo que ahora son las grandes urbes se empezaron a construir edificios de más de cuatro plantas cuya única manera de acceder a todos sus pisos era a través de la escalera. Fue en ese momento cuando vivir en el principal era cosa de las clases más acomodadas: techos altos, pisos más grandes, mejores acabados que los del resto del vecindario,… A eso le teníamos que unir que el tráfico rodado en las ciudades era más bien escaso, y que no pasaban ni ambulancias con las sirenas a todo meter, ni se oían ruidos en plena noche como los camiones de la basura o los contenedores en los que depositamos el cristal. Si nos fijamos bien, esta diferencia en se puede llegar a notar desde el exterior. Incluso en alguno de estos edificios se puede observar el añadido que la comunidad había pedido construir en lo que, en un principio, se usaba como terrado. Allí acostumbraba a vivir el portero de la finca, o familias que contaban con una renta baja y que se alojaban allí por un módico alquiler. Entrados los años 60, con la inmigración procedente de las zonas rurales y el boom de la construcción, se empezó a cambiar la distribución de las clases sociales dentro de los edificios. Este cambio de tornas no fue algo casual: fue consecuencia del aumento de la instalación de ascensores, a precios asequibles, en las nuevas construcciones. En ese momento, los pisos más caros pasaron a ser los de la zona más alta de la comunidad de propietarios: mejores vistas, ausencia de vecinos ruidosos, terrazas de las que poder disfrutar,… Atrás habían quedado las caminatas por la escalera con las bolsas de la compra o las maletas de la vuelta de un viaje. De repente todo fue más sencillo: entrar en la cabina de un ascensor, pulsar un botón y llegar al destino sin realizar ningún esfuerzo.     En la actualidad, los bloques de viviendas sin ascensor acostumbran a ser inmuebles antiguos cuyo deterioro físico de las viviendas es más que evidente. En muchas ocasiones, sobre todo...

Leer Más
¿Por qué España es el país con más ascensores por habitante de todo mundo?
Jun19

¿Por qué España es el país con más ascensores por habitante de todo mundo?

Sí, no nos hemos equivocado: España encabeza el ranquing de número de ascensores por cada mil habitantes, con la friolera de 20. A simple vista nos puede parecer que no son tantos, pero si tenemos en cuenta que quien nos sigue es Italia con tan solo 15, la cifra empieza a parecernos más importante. ¿Sabemos el motivo por el cuál esto es así? Existen numerosos factores para ocupar el primer puesto en la clasificación mundial desde hace muchos años. Hagamos un poco de historia.     Tras concluir la Guerra Civil Española, vivir en el campo fue sinónimo de pobreza. Numerosas familias se encontraron sin ingresos, y fueron muchos los que, a finales de los años 40, decidieron dar un giro a sus vidas y para trasladarse del medio rural a las ciudades en busca de un empleo digno. A consecuencia de la llegada masiva de inmigrantes se planteó un problema: el de la vivienda. Las urbes comenzaron a cambiar su aspecto debido a los edificios que, año tras año, aumentaban en altura. Los bloques de apartamentos fueron una buena solución a la falta de espacio. Ese tipo de construcciones estuvieron en auge, y con ellas los ascensores, desde la década de los años 60 hasta finales de los 70. En la actualidad, el 65% de la población vive en las grandes y medianas ciudades de nuestro país. Este valor está bastante alejado de la media de la Unión Europea, que cifra el dato en un 46%. Pero esta no es la única razón por la que somos el número uno en el mundo. A lo comentado anteriormente tenemos que sumar las políticas sociales que se han hecho en los últimos años, obligando a adecuar los edificios a la normativa, haciéndolos accesibles a la totalidad de sus vecinos. A esto tenemos que añadirle que, una amplia mayoría de la gente prefiere tener en propiedad la casa donde vive, antes que alquilarla. Las ayudas de la Administración junto con las novedades técnicas del sector, reduciendo a la mínima expresión la maquinaria y adaptándola a espacios en los que antiguamente era impensable la instalación de un ascensor, y la revalorización de los pisos en más de un 30% respecto a aquellos que carecen de elevador, han sido también parte de la razón por la que la cifra de ascensores haya aumentado año tras año.     Actualmente también nos encontramos que la instalación de los ascensores no se circunscribe únicamente a los edificios de apartamentos. Tras la aparición de los elevadores hechos a medida, a los que no es necesario colocar foso ni cuarto de máquinas, y de los prácticos ascensores...

Leer Más
Hagamos un poco de historia…
Jun05

Hagamos un poco de historia…

Para la mayoría de los mortales los ascensores están ahí, han estado ahí toda la vida, y entramos y salimos de ellos sin darles ni la más mínima importancia. Nos transportan sin más, y no somos conscientes que, con toda probabilidad, son el mayor invento que jamás ha existido. Cerrad los ojos por un momento y pensad qué ocurriría si de repente desaparecieran. Los ascensores cambiaron nuestra vidas, la forma en la que trabajamos, la forma en la que nos desplazamos, la fisonomía de las ciudades, la estética de los edificios,… En definitiva: cambiaron el mundo.     Existen innumerables ejemplos de ascensores que se remontan a la antigüedad. Desde hace más de dos mil años, unos rudimentarios elevadores tirados por prisioneros, eran los encargados de subir a los gladiadores y a los animales a las arenas de los anfiteatros romanos de toda Europa. Dicen que el Emperador Nerón instaló también ascensores, tirados por un grupo de sus esclavos, en su majestuosa Domus Áurea en la colina del Monte Palatino. Incluso en el S.XVIII, Luis XV podía mantener encuentros extramatrimoniales con Madamme Pompadour gracias a uno de ellos, cuya función era unir sus estancias en Versailles. Ascensores, hasta llegar a nuestros días, ha habido de muchos tipos. Hacia los años 1830 – 1840 los ascensores empezaron a funcionar gracias a las máquinas de vapor. La mayoría de ellos hacían las funciones de montacargas que, la verdad sea dicha, tenía escasas medidas de seguridad. Posiblemente por esa razón casi nunca había una persona que fuese lo suficientemente valiente como para que se atreviese a subir a uno de ellos, ya que corría el riesgo que se rompiese la rudimentaria cuerda donde estaba suspendida la cabina, y acabase cayendo al vacío. Hasta mediados del Siglo XIX hubo muchos heridos y muertos. Los pocos intrépidos que se atrevían a subir a semejantes artilugios, dejaron de hacerlo por miedo a morir.     Sabiendo el problema que tenían en aquel momento los ascensores, el ingeniero mecánico norteamericano Elisha Graves Otis, decidió establecerse por su cuenta tras trabajar en diferentes empresas de la ciudad de Nueva York. Ideó un sistema de seguridad consistente en unas cuñas colocadas en las guías donde pasaba la cabina del ascensor, y que se ponían en funcionamiento si ocurría cualquier contratiempo con la cuerda. Su invento era increíblemente bueno, pero dado el miedo que sentía la población durante aquellos tiempos, solo vendió una unidad durante los primeros meses de vida de su empresa. Así que ni corto ni perezoso, decidió que lo que realmente necesitaba la gente era poder ver in situ cómo funcionaba su sistema de seguridad: hizo...

Leer Más
¿Sabemos por qué le tenemos miedo a los ascensores?
May07

¿Sabemos por qué le tenemos miedo a los ascensores?

No se sabe a ciencia cierta la cantidad de personas que tienen miedo a los ascensores, pero lo que sí sabemos es que, a pesar de que es el medio de transporte más seguro que existe, son muchas las que lo pasan realmente mal usándolo. Todos conocemos a alguien que sufre esta «fobia» que, por cierto, no está catalogada como tal. De hecho, se considera que el uso del ascensor es el desencadenante, en mayor o menor medida, de tres tipos de fobias diferentes: claustrofobia, agorafobia y acrofobia. ¿Sabemos qué significan cada una de ellas?     – La claustrofobia es el miedo a los espacios cerrados, así que no es de extrañar que esta sea la principal causa del pánico a los ascensores, ya que la cabina, por muchos espejos que queramos meter, no deja de ser una pequeña caja cerrada. – Siempre que pensamos en la agorafobia, nos viene a la mente el miedo a los espacios abiertos, pues bien, no es exactamente así. Alguien que tiene agorafobia sufre ansiedad a los lugares o las situaciones en los que se podría desencadenar una situación de pánico. Es tener la sensación de sentirte atrapado o bien que no tienes ningún tipo de escapatoria, en circunstancias como: estar en espacios abiertos o cerrados, hacer fila con mucha gente, coger el transporte público o usar un ascensor, entre otras, sobre todo si tenemos que compartir habitáculo con más personas. – La acrofobia es el miedo a las alturas, y en el caso de los elevadores, el miedo a caer de ellas. Los ascensores pueden llegar a subir más rápido de lo que sería deseable por parte de los que sufren este trastorno, sobre todo si se viaja en un ascensor transparente, en el que se ve con todo lujo de detalles la altura que se está alcanzando. Sabemos que las fobias pueden ser difíciles de entender para algunas personas ya que, después de todo, son el miedo irracional a algo que tiene una baja probabilidad de que ocurra, por lo que la única forma de superarlo es demostrándote a ti mismo que esa situación que te angustia no es tan mala como parece. Es evidente que, si el miedo es muy traumático y es demasiado angustioso como para poder enfrentarte a él, deberíamos pedir la ayuda de un profesional que nos ayude a a hacer frente a este problema. Muchas fobias pueden atribuirse a una experiencia desagradable previa que nos llegó a causar miedo: quedarte atrapado en un ascensor con anterioridad, aunque haya sido durante poco tiempo o escuchar en las noticias algún accidente de estas características que, como todo...

Leer Más
Los ascensores más pequeños del mercado: los montaplatos
Mar26

Los ascensores más pequeños del mercado: los montaplatos

¿Te imaginas la vida sin los ascensores? En los diferentes artículos publicados en este blog hemos hablado en infinidad de ocasiones de ascensores de todo tipo: los que suben hasta los edificios más emblemáticos del mundo, los que tienen más paradas, los más rápidos, los que se instalan para hacer accesible una vivienda unifamiliar, los que son usados por usuarios tan atípicos como son los vehículos, los que están situados en lugares tan excepcionales como dentro de una pecera gigante o en la superficie de una cúpula,… pero nunca hemos hablado de los más reducidos que podemos encontrar en el mercado: los montaplatos. ¿No conoces este tipo de ascensores? Son elevadores de dimensiones mínimas que se utilizan para transportar pequeños objetos entre diferentes plantas, ahorrando tiempo y evitando subir y bajar escaleras con la incomodidad de llevar carga en las manos, y el peligro que eso conlleva.     Los orígenes de este aparato se remontan a más de 2000 años atrás, cuando en el periodo de la República Romana su uso se limitaba a transportar enseres y herramientas en obras y edificaciones. Pero fue hace más de un siglo cuando se popularizó su uso en las grandes mansiones de la burguesía, cuyas cocinas y personal doméstico, al más puro estilo Downtown Abbey, se situaban en los sótanos de las grandes propiedades. Fue precisamente en esa época en la que se empezó a emplear el término montaplatos, que los sirvientes usaban estos ascensores para llevar la comida y la vajilla a las estancias superiores, ganando en eficacia y permitiendo tener aislado el ruido y el olor de la cocina. Incluso en esa época nos encontramos con un curioso complemento, justo en el lateral del hueco por donde se realizaba el desplazamiento de la pequeña cabina: un tubo de conversación que permitía la comunicación entre los camareros, que se encontraban en los pisos superiores y el personal de cocina, que trabajaba y vivía en el sótano.     En la actualidad, a pesar de su nombre, el empleo que hacemos de este tipo de ascensores no se limita únicamente a los restaurantes. Son innumerables la cantidad de entidades bancarias que los utilizan para transportar todo tipo de artículos de valor a las cajas fuertes que se encuentran, en la gran mayoría de ocasiones, en los sótanos de los bancos. Otro de los usos más extendidos los encontramos en farmacias y sobre todo hospitales, donde son de gran utilidad para el transporte de comida, medicamentos e instrumental médico. Pero el mayor auge en el uso de este tipo de máquinas lo encontramos en viviendas unifamiliares en las que el comedor y...

Leer Más
Las ventajas de vivir en una comunidad de vecinos
Mar11

Las ventajas de vivir en una comunidad de vecinos

He decidido cambiar de domicilio, pero… ¿dónde me sentiré mejor, en una casa unifamiliar o en una comunidad de vecinos? ¿Cuál puede llegar a ser la más adecuada para nuestra familia? Estas son algunas de las preguntas que nos hacemos en el momento de comprar o alquilar nuestra vivienda. No descubrimos ningún secreto si decimos que vivir en un edificio rodeado de vecinos no es algo sencillo, sobre todo si tienes la mala suerte de encontrar a algún propietario o inquilino que te hace la vida imposible. Ruidos de todas clases como la música alta, las reuniones de amigos día sí y día también, gritos, obras, tráfico,… pueden hacer de tu hogar un lugar que acabas aborreciendo. ¿Y qué decir de las insufribles reuniones de vecinos? ¡Afortunadamente, solo tenemos que pasar por ese trance una vez al año! De todas formas, por muy mal que te sientas en tu edificio, existen infinidad de ventajas que hacen que, al sopesarlas, muchas veces acabes por decantarte a vivir entre personas que nada tienen en común contigo.     La primera, y posiblemente la más importante para casi todos, es compartir los gastos comunes con el vecindario. Cuando la totalidad de los propietarios contribuyen económicamente al mantenimiento del edificio, se hace más sencillo contar con servicios que de otra manera sería complicado poder llegar a tener: construcción y cuidado de una piscina, reparaciones que deben ir haciéndose a fachadas, tejados o desagües, adecuar los edificios para hacerlos accesibles, gastos de mantenimiento de un ascensor, la instalación de uno nuevo, la modernización de nuestro antiguo elevador,… Es evidente que existen propietarios de viviendas unifamiliares que instalan todo este tipo de cosas en su propiedad, pero la realidad es que, a pesar de que cada vez hay más facilidades en nuestro sector para financiar un home lift, su uso no está todo lo extendido que debiera. La seguridad de sentirnos arropados por nuestros vecinos si nos ocurre algún día algo, es también muy importante a la hora de escoger este tipo de vivienda. No es lo mismo irte de vacaciones y dejar tu casa sola durante tanto tiempo si vives en una urbanización en las afueras de una ciudad, que si estás viviendo en un lugar donde sabes que siempre hay alguien en tu rellano, que puede pedir ayuda si oye cualquier ruido o movimiento extraño en el edificio.     ¿Qué me decís de las relaciones de amistad que se entablan en las comunidades de vecinos? A pesar que la sociedad se encierra cada vez más en sí misma, y en ocasiones incomprensiblemente tenemos más aprecio por personas que viven a cientos de...

Leer Más
Pros y contras de los ascensores sin cuarto de máquinas
Feb17

Pros y contras de los ascensores sin cuarto de máquinas

«Ya nos gustaría tener ascensor, pero no tenemos lugar donde colocarlo». Para los que nos dedicamos a este sector, esta es una de esas típicas frases que oímos a menudo. Lo que no todo el mundo sabe es que, cuando se trata del mundo del ascensor, las posibilidades que hay en el mercado pueden ser ilimitadas: incluso para comunidades de vecinos en las que, aparentemente, no haya suficiente espacio dónde instalarlo. En el mercado existen alternativas que pueden llegar a facilitar su montaje como: aprovechar el hueco de la escalera, colocar la cabina dentro del patio interior, ponerla en la fachada que da a la calle, instalar un ascensor sin cuarto de máquinas,… El concepto de ascensor sin sala de máquinas existe desde finales de la década de los 50, sin embargo, es durante estos últimos años que se ha vuelto mucho más popular. En la actualidad no es nada extraño ver como su instalación, si el edificio lo permite, está bastante generalizada. Precisamente, en nuestro artículo queremos hacer hincapié en este último tipo de ascensor. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas que podemos llegar tener al instalar uno de ellos en nuestra comunidad de vecinos?     El poco espacio que se necesita para su construcción es la característica más visible, y posiblemente la más atractiva de este tipo de elevadores. Al no tener cuarto de máquinas, ya que la maquinaria es mucho más compacta, se puede colocar en el hueco del ascensor, aprovechando al máximo el lugar donde se ha realizado la instalación. Esta particularidad los convierte en una magnífica opción para edificios con verdaderos problemas de espacio para poder ubicar el cuadro de maniobras y la máquina tractora, independientemente de la altura que tenga el bloque de pisos, ya que en la actualidad, debido al desarrollo de las nuevas tecnologías de tracción, no existen restricciones en cuanto a carga, recorrido o velocidad. El importe del emplazamiento de un ascensor de estas características es algo menor que el de los ascensores convencionales, ya que se requiere un menor tiempo de instalación debido a su diseño y al montaje modular. Por otro lado, los elevadores que no cuentan con cuarto de máquinas acostumbran a ser un poco más complicados de mantener y reparar, ya que los técnicos tienen que acceder directamente al grupo tractor que se encuentra en el interior del hueco del ascensor, con la dificultad que ello conlleva.     ¿Debido a que todo el mecanismo está localizado dentro del hueco del ascensor, podríamos llegar a tener mucho más ruido estructural que el de las instalaciones que cuentan con cuarto de máquinas? Lo que a priori...

Leer Más
Razones por las que instalamos pasamanos en las cabinas de los ascensores
Ene02

Razones por las que instalamos pasamanos en las cabinas de los ascensores

Para muchos de los usuarios, el ascensor y la cabina de pasajeros están irremediablemente ligados, y acaban por no ser diferenciados el uno del otro. En el interior de la cabina, existen elementos muy característicos como puede ser el espejo, la botonera o el pasamanos. En anteriores artículos hemos hablado de los espejos, pero ¿nos hemos parado alguna vez a pensar para qué sirve un pasamanos? Tenemos claro el aspecto que tiene o dónde se encuentra, pero son pocos los que conocen su utilidad.     Sabemos que los espejos dentro de los ascensores se empezaron a colocar hace ya un siglo, con el fin de aliviar el estado de ansiedad que provocaba el hecho de estar en un espacio cerrado de reducidas dimensiones. De lo que no tenemos constancia es de en qué momento se comenzó a hacer uso del pasamanos, ni cuál fue inicialmente la razón por la que se añadieron al diseño del interior de las cabinas de los elevadores. La velocidad máxima que alcanza el desplazamiento de una cabina es de tan solo unos 3 ó 5 metros por segundo. A pesar de que la mayoría de los usuarios tenemos la fortaleza y el equilibrio suficientes como para no caernos en cuanto el ascensor se pone en funcionamiento, muchas personas mayores necesitan cogerse en algún lugar para no acabar en el suelo. La falta de estabilidad, unida a las pequeñas sacudidas del interior del habitáculo al ascender y descender por el hueco del ascensor, pueden llegar a ser un peligro. En este punto un pasamanos es un elemento de seguridad muy importante, que pueden utilizar los pasajeros que necesitan un apoyo adicional para estabilizar su equilibrio durante el desplazamiento. Otra de las razones por la cual los ascensores están equipados con este elemento es por un simple tema de diseño. Después de todo, son pocos los elementos estéticos que podemos modificar en el interior de una cabina, para conseguir una buena impresión a primera vista en el pasajero. Los materiales de los que están hechos los pasamanos pueden ser muy diversos: desde el acero inoxidable, pasando por la madera o materiales sintéticos, y siempre manteniendo una armonía con el resto del espacio donde se encuentra.     Otro de los motivos por los que instalamos esta pieza en las cabinas, es para ayudar a aquellos que tienen algún tipo de discapacidad visual. Las personas ciegas o con ciertas deficiencias visuales a menudo deben confiar en la buena voluntad de los que les rodean, de su perro guía o de los sonidos acústicos que encuentran a su alrededor. El leve movimiento en un ascensor puede causar...

Leer Más
¿Puede un ascensor de cristal llegar a ser la atracción principal de un edificio?
Dic19

¿Puede un ascensor de cristal llegar a ser la atracción principal de un edificio?

Uno de los elementos más importantes de un edificio, independientemente de la función que tenga éste, es el ascensor. Es evidente que está a años luz la experiencia de viajar en uno de cristal, con la de cualquiera de los que nos podemos encontrar en una comunidad de vecinos convencional. Tanto en hoteles, como en otros puntos de interés turístico de las ciudades, aparte de poner un especial énfasis a la seguridad, se le da también valor a la estética con el fin de causar la mejor impresión posible al visitante. Si nos ponemos a pensar, ¿se te ocurre un ascensor más decorativo que uno de cristal?     A pesar de que, aparentemente, los ascensores de vidrio pueden parecer frágiles, nada más lejos de la realidad. Las empresas que nos dedicamos a la fabricación e instalación de ascensores, hemos puesto toda la carne en el asador para hacer grandes avances técnicos en el tema de los materiales, siendo estos muchos más ligeros y fuertes que los que se producían años atrás. Las paredes de un ascensor de vidrio no están hechas con el mismo material de las ventanas que tenemos en casa. Se fabrican con un acrílico de policarbonato transparente que en apariencia se parece al cristal que conocemos, pero que no tiene nada que ver con él: es 250 veces más duradero y su resistencia de es tal, que hace que romperlo sea imposible. Un elevador de estas características a menudo se usa como reclamo en un edificio que va a atraer a multitud de visitantes. Hay muchas personas que utilizan este tipo de ascensores, que se sienten atraídas por la experiencia de moverse entre plantas usando una cabina transparente. Al fin al cabo de eso se trata: colocar el ascensor en un lugar visible, para poder proporcionar a los usuarios una vista panorámica del lugar a medida que éste asciende y desciende.     Un ejemplo claro de cómo puede cambiar un ascensor la manera de disfrutar un edificio, la encontramos en la antigua central eléctrica Battersea de Londres, desmantelada en el año 1983. La icónica fábrica abandonada, cuya imagen fue portada del álbum «Animals» de Pink Floyd, se abrirá de nuevo al público durante el año 2021 con una función completamente diferente a la original: ser un centro de cultura y ocio para todo aquel que la visite. Una de sus atracciones estrella será un ascensor panorámico, llamado Chimney Lift, con capacidad para 30 personas. Este elevador brindará a los visitantes la experiencia única de viajar por el interior de una de sus famosas chimeneas. Al llegar a la parte alta de esta, ofrecerá unas...

Leer Más
Pros y contras de las plataformas de estacionamiento de vehículos
Dic05

Pros y contras de las plataformas de estacionamiento de vehículos

En el momento en el que oímos la palabra «ascensor», nos imaginamos una cabina llena de pasajeros desplazándose por las plantas de un edificio. Lo que muchos no saben es que también existen los elevadores de coches, que nos pueden llegar a aportar muchos beneficios, sobre todo en las grandes urbes. Una de las problemáticas con las que se encuentran en las grandes ciudades es el tema de las plazas de aparcamiento. El aumento de automóviles por nuestras calles, sumado al aumento demográfico, hace que el encontrar un hueco donde poder aparcar se vuelva una auténtica hazaña. Hasta el día de hoy, los solares de pequeñas dimensiones, obligaban a hacer garajes con pocas plazas, o a destinar el escaso espacio de las parte de los sótanos únicamente a trasteros.     Las plataformas de estacionamiento de automóviles no son, ni mucho menos, algo que se haya inventado recientemente. Este tipo de máquinas llevan en marcha mucho más tiempo de lo que la gente se imagina, y son una excelente manera de descongestionar los aparcamientos en las calles, y aumentar la cantidad de plazas de parking disponibles. Su funcionamiento se basa en apilar vehículos, uno encima de otro, proporcionando el doble de los espacios disponibles en un aparcamiento convencional. Después de todo, se desperdicia gran cantidad de espacio sobre los coches, que podría ser aprovechado, y un elevador de plataforma para estacionar vehículos puede proporcionar una solución versátil y efectiva a este problema. ¿Son seguros este tipo de elevadores? Rotundamente, sí. Entendemos la preocupación de la gran mayoría de conductores por la seguridad de su coche. No es tranquilizador desprenderte de ellos en este tipo de garajes. Después de todo, dejamos nuestro vehículo en la entrada del lugar donde tenemos que estacionarlo, viéndole como se aleja hasta que desaparece, y sabiendo que va a estar suspendido sobre una plataforma hasta que lo volvamos a buscar. Aunque esto nos provoque una cierta angustia, debemos decir que este tipo de máquinas son mucho más seguras de lo que nos podemos llegar a imaginar. De hecho, gracias a que los delicuentes no pueden acceder a estos lugares, la utilización de elevadores de coches previenen el robo de vehículos, así como también el vandalismo.     ¿Por qué no está generalizado el uso de estos aparcamientos? Sabemos que, instalar ese tipo de ascensores en nuestras viviendas, nos facilitan la vida, ya que evitan las maniobras complicadas, el vandalismo y que en un lugar relativamente pequeño se puede construir un mayor número de plazas de parking, pero la verdad es que no todo son ventajas. Tal y como nos podemos llegar a imaginar, el precio...

Leer Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies