¿Eres Presidente de tu Comunidad? - Tenemos un mensaje para ti
3 sistemas que evitan la sobrecarga de peso en los ascensores
Nov06

3 sistemas que evitan la sobrecarga de peso en los ascensores

La capacidad de un ascensor varía en función del lugar donde se construye o qué uso se va a hacer de él: no caben las mismas personas dentro de un ascensor de una comunidad de vecinos, que en un centro hospitalario o en un edificio de oficinas. Uno de los factores que más influyen en la cantidad de gente que se puede llegar a meter son las dimensiones que llega a alcanzar la cabina: a más grande, más usuarios caben dentro. Los ascensores usados en estructuras más altas o aquellos que están especialmente diseñados para desplazar carga, como son los vehículos, a través de diferentes alturas, pueden llegar a sobrepasar hasta 10 veces el peso del ascensor que tenemos en nuestras casas. Pero ¿alguien sabe qué puede llegar a ocurrir si excedemos el peso permitido por el fabricante?   Como regla general, en cada uno de los ascensores existe una placa bien visible en el interior del habitáculo, donde indica los kilos máximos que éste puede llegar a desplazar. El problema que nos encontramos es que, en la mayoría de los casos, ni nos fijamos que existe. ¿Y qué sucede cuándo la vemos? Que ya estamos metidos dentro y, a no ser que el cálculo sea sencillo, no nos ponemos a dividir peso por número de personas, con lo cual no nos sirve de nada estar avisados. Así que lo más importante en estos casos es tener el ascensor con las revisiones al día, y con los sistemas de seguridad inspeccionados para evitar una catástrofe. Sistemas de seguridad en los ascensores para evitar el exceso de peso en su interior: – Fabricar una cabina con un espacio limitado, de forma y manera que no quepa más gente que la que realmente puede llegar a subir. Es decir, si un ascensor tiene una capacidad de desplazamiento de 300 kilos de peso, se debe colocar un habitáculo en el que puedan llegar a caber no más de 4 ó 5 personas dentro. No tiene lógica tener un ascensor con peso máximo de 300 kilos y un habitáculo donde se puedan meter 12 ocupantes. – El peso que se marca en la placa no es, ni de lejos, el máximo permitido. La cifra que podemos ver en ella, es siempre mucho más baja que la real. Así que… ¡tranquilos! – Los ascensores se fabrican con un sensor de sobrecarga: una alarma, audible para los ocupantes, que pita en el momento que hay un exceso de capacidad. Bloquea la cabina para que se mantenga quieta en el lugar donde está, evitando que las puertas se lleguen a cerrar.   Actualmente, los fabricantes dotan...

Leer Más
Los sistemas hidráulicos de elevación: una alternativa segura para los espacios de reducidas dimensiones.
Oct24

Los sistemas hidráulicos de elevación: una alternativa segura para los espacios de reducidas dimensiones.

“Un ascensor es un sistema de transporte, diseñado para mover personas u objetos entre los diferentes niveles de un edificio o estructura. Está formado por partes mecánicas, eléctricas y electrónicas que funcionan en conjunto para ponerlo en marcha.” Esta es, según Wikipedia, la definición de ascensor. El concepto de un ascensor es increíblemente simple: basta un compartimento conectado a un sistema de elevación, unido a la caja a través de una cuerda. Evidentemente, los ascensores que conocemos, tanto de carga como de pasajeros, son mucho más sofisticados. Hoy en día necesitamos sistemas mecánicos avanzados para que los pasajeros puedan decidir, desde dentro de la cabina o desde los rellanos, a qué planta necesitan ir; dispositivos de seguridad para que todo funcione sin problemas; y potencia suficiente como para poder manejar el peso de la cabina junto con su carga. En este artículo no hablaremos de los elevadores eléctricos (los que se desplazan por el hueco de la escalera mediante unos raíles, y unos cables que están conectados a la maquinaria de la parte superior del edificio). Nos centraremos en unos de los ascensores más usados en nuestras construcciones de poca altura donde, en muchas ocasiones, no hay espacio ni para colocar un foso: el ascensor hidráulico. Los sistemas hidráulicos son increíblemente simples: son capaces de elevar la cabina de un ascensor mediante un pistón, que se desplaza gracias a la fuerza que ejerce un fluido que hay dentro de un cilindro. Dicho cilindro está conectado a un sistema de bombeo, que generalmente funciona con aceite hidráulico. La bomba empuja el fluido desde el tanque, donde inicialmente está todo el líquido, hacia un tubo que conduce al cilindro. Cuando la válvula está cerrada, el fluido a presión no tiene a dónde ir a excepción del cilindro. A medida que el líquido se va acumulando en él, empuja el pistón hacia arriba y levanta la cabina del ascensor. Cuando la cabina del ascensor se va acercando al piso donde tiene prevista la parada, el sistema de control envía una señal al motor para que apague gradualmente la bomba. Con la bomba apagada, ya no fluye más líquido dentro del cilindro, pero el que ya había anteriormente dentro de él no se puede escapar, por lo que el pistón descansa encima del fluido, y la caja del ascensor se queda inmóvil en el lugar donde está. Para bajar la cabina, basta con abrir la válvula para que el líquido que se ha acumulado en el cilindro pueda fluir hacia el depósito. Realizando esta acción la cabina desciende gradualmente. Si lo que queremos es detenernos en un piso inferior, lo que hace el...

Leer Más
Los ascensores en entornos hospitalarios
Oct10

Los ascensores en entornos hospitalarios

Imagina que eres el responsable de un hospital que se está construyendo en una gran ciudad. Uno de los aspectos más importantes que deberías tener en cuenta sería el de eliminar cualquier tipo de barrera arquitectónica, ya que en un centro hospitalario, eso es algo de vital importancia. Y es que no nos imaginamos un lugar donde sea más necesario un ascensor, un salvaescaleras, una rampa, o una rampa móvil como en este tipo de edificios. Los ascensores nos ayudan en nuestra vida diaria, mucho más de lo que llegamos a ser conscientes, pero en lugares como en hospitales, donde son usados a diario por centenares de personal sanitario, enfermos y familiares, el disponer de un artilugio que te desplace a través de las plantas es sumamente importante.     ¿Sabes en qué año se construyó el primer ascensor en un hospital? Pues ni más ni menos fue en el año 1929. Hasta la fecha los enfermos subían y bajaban los pisos de los centros hospitalarios con ayuda de sillas y camas rudimentarias, que eran transportadas por enfermeros. No fue hasta ese año, que en la ciudad de Valparaíso en Chile, aprovechando que se debían erigir dieciséis ascensores para salvar la cantidad de desniveles que tiene el municipio, pusieron uno en el hospital Carlos Van Büren. La verdad sea dicha, el ascensor no tenía el aspecto de los que vemos en nuestras casas, ya que era mucho más parecido a un funicular, pero realizaba su función a las mil maravillas. Con el fin de evitar el abandono de las instalaciones, declararon tanto este ascensor como el resto de los que se encuentran en la ciudad, Monumento Histórico Nacional de Chile.     ¡Qué diferentes son los ascensores de hospitales, clínicas y centros de salud, de los que nos podemos encontrar en nuestra comunidad de vecinos o en nuestro trabajo! Tan solo metiéndonos en uno de ellos podemos apreciar una de las diferencias más visibles: las dimensiones. Este tipo de elevadores tienen que estar preparados para trasladar a cientos de personas al cabo del día: ¡y no todas van andando! Algunas necesitan ser transportadas sobre una cama, o en silla de ruedas, por lo que no deben tener ningún problema de espacio, así que habitualmente, llegan a los dos metros y medio de profundidad, por un metro y medio de anchura. Pero la diferencia no radica solamente en el espacio interior: la velocidad de desplazamiento y la de la apertura de plantas son también de vital importancia, ya que deben ser el vínculo que une a las diferentes plantas del edificio con el sótano: lugar donde acostumbran a estar los...

Leer Más
¿Podemos usar un ascensor durante un incendio?
Sep25

¿Podemos usar un ascensor durante un incendio?

La verdad es que una de las peores situaciones por las que podemos llegar a pasar, es encontrarnos metidos de lleno en un incendio. Hasta las personas más tranquilas pueden volverse completamente locas en una circunstancia como esa: ¡y no es para menos! En esos casos, lo mejor es poder llegar a mantener, en la medida de lo posible, la calma. Sentir un pánico irracional en una situación así, solo puede empeorar las cosas, haciendo que actuemos impulsivamente, sin analizar los pros y los contras de nuestras acciones. En los incendios está totalmente prohibido usar el ascensor, incluso aunque nos encontremos en la parte más alta del edificio. En ese caso, debemos tranquilizarnos y hacer todo lo posible para mantenernos a salvo. Si tenemos la gran suerte que podemos acceder al exterior bajando por las escaleras de manera ordenada: ¡genial! Si no podemos hacerlo, ya que están invadidas por el humo y las llamas, deberemos esperar pacientemente a los bomberos, metidos dentro de un habitáculo que no se vea afectado por el fuego, tapando la rendija de la puerta con prendas o toallas previamente mojadas. Y sobre todo, lo que debemos tener claro es que, en caso de una emergencia como ésta, no debemos usar jamás un ascensor.     ¿Qué ocurre con los ascensores durante un incendio? En caso de estar inmersos en un siniestro así, lo normal es que se interrumpa el suministro eléctrico, bien porque el fuego haya llegado a la fuente de alimentación dejándola inservible, o bien porque los bomberos hayan cortado el flujo eléctrico para evitar males mayores. Sea como sea, el estar metido en su interior no es, en ningún caso, una buena idea. Otro de los problemas con los que nos podemos encontrar es con el efecto chimenea, que afecta principalmente al hueco del ascensor. Este efecto chimenea viene dado por la combustión de los gases, que al ser más calientes que la temperatura ambiente, tienden a subir, ocupando con rapidez los pisos superiores a través del hueco de la escalera y el del ascensor. Si esto ocurre, unido al corte de la electricidad, el elevador se convierte en una trampa mortal para cualquier persona que lo esté usando, ya que al no ser la cabina un lugar hermético, tanto esos gases, como el humo, las altísimas temperaturas y en muchas ocasiones el fuego acaban apoderándose de su interior. Por desgracia, no sería la primera vez que eso acaba ocurriendo, y casi siempre con resultados fatales.     Así que debemos tener muy presente que, por la seguridad de sus ocupantes, la normativa (y el sentido común) prohibe terminantemente el uso del...

Leer Más
Sistemas de control de acceso en los ascensores: ¿Qué son? ¿Para qué sirven?
Sep12

Sistemas de control de acceso en los ascensores: ¿Qué son? ¿Para qué sirven?

Por un tema de seguridad, cada vez es más habitual tener controlada la entrada a los edificios, sobre todo los destinados al uso de oficinas, y los entornos residenciales de un cierto nivel adquisitivo. Debemos tener en cuenta que, uno de los lugares por donde se puede colar más de una visita indeseable, es por el ascensor. Precisamente para que eso no ocurra, existen sistemas de control de acceso dentro de los elevadores. ¿Quieres saber cómo funcionan? ¡Toma nota!     Los sistemas de control de acceso funcionan mediante una tarjeta proporcionada por el administrador o el jefe de seguridad del edificio. Dicha tarjeta da la posibilidad de acceder a ciertas plantas al titular de la misma. Es decir, imagina a un empleado que trabaja en el departamento comercial, y al que se le da acceso al piso donde se encuentra el departamento de marketing o al de administración, pero que no se le deja llegar al lugar donde se encuentran el centro de datos de la empresa. Otro ejemplo podrían ser los trabajadores de la empresa de limpieza de la misma compañía, cuyos empleados deberían tener acceso a todos los departamentos, ubicados en todas las plantas, pero solo en unos horarios determinados. ¿Y qué ocurriría si esa misma empresa necesitase a trabajadores externos para hacer una obra determinada? Pues que se les daría acceso únicamente a la planta donde tuviesen que estar trabajando, por el periodo de tiempo en el que durasen las obras. ¿Cuáles son las ventajas de los sistemas de control de acceso? El mejorar la seguridad del edificio es básicamente la principal. El hecho de evitar que todo aquel que entre en las instalaciones no pueda acceder a las distintas plantas, hace que el edificio sea un lugar mucho más seguro. Para una máxima seguridad, estos sistemas pueden ser complementados con una buena videovigilancia en lugares específicos, como son las entradas y los diferentes rellanos del edificio.     Otra de las ventajas de este tipo de tarjetas es que cada una de ellas almacena un registro de los movimientos que ha ido haciendo su titular a su paso por las diferentes plantas, desde que entra en el edificio hasta que sale de él. El jefe de seguridad puede acceder, mediante un programa informático, a la información de todos los pasos que ha ido haciendo el usuario, por lo que disuade a éste de perpetrar ningún robo, ninguna acción de vandalismo o cualquier otro delito que se pudiese llegar a ocurrir en entornos residenciales o en bloques de oficinas en los que trabaja un gran número de personas. Mantener la seguridad de un edificio, para...

Leer Más
Un sistema de seguridad obligatorio en nuestros ascensores: el teléfono de emergencia.
Ago28

Un sistema de seguridad obligatorio en nuestros ascensores: el teléfono de emergencia.

¿Sabías que en España hay instalados más de 900.000 ascensores, que se estima que realizan más de 150 millones de trayectos diariamente? A pesar de esta cantidad ingente de recorridos diarios, el ascensor es el medio de transporte más seguro que hay. Los sistemas de seguridad que se instalan en estos aparatos, junto con las revisiones periódicas, han conseguido que el riesgo de accidentes sea casi nulo.     Uno de los métodos de seguridad de los que disponemos en el interior de nuestros ascensores, es el sistema de llamada. Desde el año 2005, la totalidad de los elevadores que hay en España, tienen la obligación de tener instalado un sistema de telefonía en el interior de la cabina. Según dice la normativa, éste tiene que ser oral y bidireccional, de tal manera que haya conexión permanente entre la empresa de mantenimiento, y los ocupantes del interior del ascensor. De la misma manera, se acordó que habría un período de tiempo prudencial, para que todas aquellas comunidades de propietarios, bloques de oficinas, centros comerciales, casas unifamiliares,… que no contasen con línea de teléfono en el interior de sus ascensores (ya que carecía de obligatoriedad hasta la fecha), pudiesen dar de alta una de ellas. Pero… ¿cuál es el funcionamiento de la línea de teléfono que se encuentra dentro de un ascensor? El teléfono se instala dentro de la cabina, y se coloca en uno de los botones que hay en la botonera. Justamente ese botón será el que pulsará el ocupante del ascensor, en el caso de que haya una avería que haga que se quede atrapado en su interior. Automáticamente, y gracias a un altavoz y un micro colocado dentro de la cabina, se ponen en contacto el servicio de emergencias de la empresa que hace el mantenimiento, con el usuario que está sufriendo la avería, interviniendo el primero de forma inmediata.     En su día, la puesta en marcha de la normativa, provocó que se disparasen los gastos de las comunidades de propietarios, ya que inicialmente, las compañías telefónicas instalaron líneas de telefonía fija, y empezaron a cobrar las tarifas habituales, sin apenas haber tenido ninguna llamada a través de esos teléfonos. Afortunadamente, en la actualidad, ya existen tarifas más competitivas, tanto fijas como móviles, que hacen que el recibo de final de mes de la comunidad no se vea incrementado por culpa de esta normativa. En Inelsa Zener estamos siempre pendientes de la seguridad de nuestros usuarios, por lo que dotamos a todas nuestras máquinas de la última tecnología, y tenemos permanentemente un grupo de profesionales preparados para solucionar con la máxima celeridad cualquier contratiempo...

Leer Más
Los ascensores en las series de televisión rodadas en hospitales
Ago16

Los ascensores en las series de televisión rodadas en hospitales

¿Eres uno de los millones de aficionados, que existen en todo el mundo, a las series de televisión en entornos hospitalarios? Si es así, debes estar familiarizado con avalanchas de heridos por culpa de accidentes, atentados y catástrofes; enfermedades complicadísimas de diagnosticar cuyo paciente se salva, contra todo pronóstico, en los últimos 5 minutos de programa; operaciones a corazón abierto y trasplantes múltiples. Todo ello entremezclado con parejas que se crean delante de nuestros ojos o que dejan de serlo, carreras por los pasillos, discusiones, despedidas o muertes de parte del elenco, y… escenas dentro de ascensores.     Y es que las escenas dentro de los ascensores son recursos realmente brillantes, utilizados por parte de los guionistas de este tipo de series. Porque si un ascensor es uno de los elementos más importantes que podemos encontrar dentro de un hospital convencional, en series como Urgencias, House o Anatomía de Grey, éste se convierte en un elemento crucial para el transcurso de la trama. Las cuatro paredes opacas que conforman la cabina acaban usándose como un micro escenario donde colocar a los protagonistas, para que realicen una acción en concreto. Esa pequeña zona es un lugar interesantísimo para filmar, ya que es uno de los pocos espacios físicos en los que todos los actores están orientados en la misma dirección. Gracias a esta característica, podemos ver a varios personajes manteniendo una conversación, mientras obsevamos las expresiones faciales del resto de ocupantes, utilizando una sola cámara.     El ascensor es usado como una pieza clave para realizar una acción en concreto, y aquellos que escriben los guiones de las series, los utilizan a su antojo para dar más énfasis al argumento. No todas las series en entornos hospitalarios se parecen, ya que cada una tiene sus características concretas, por lo que el uso de los ascensores ayuda a reafirmar el caracter de cada uno de los personajes. Si eres fan de este tipo de programas sabrás que no cumple la misma función un ascensor ubicado en el Hospital Universitario Princeton-Plainsboro de Nueva Jersey, donde trabaja el Dr. Gregory House, que en el Hospital Grey Sloan Memorial donde transcurre la acción de Anatomía de Grey, los guionistas lo saben, y hacen un ingenioso uso del elevador como espacio físico. En el primero de ellos, casi siempre se usan los ascensores para obtener lo que el Dr. Gregory House desea: escabullirse de sus obligaciones como doctor, o evitar al resto de personajes que forman la plantilla del Hospital. En el Grey Sloan su utilización es muy diferente, ya que la cabina es un lugar donde contar historias, dar los primeros besos,...

Leer Más
Cuidado: ¡no sobrepases el peso máximo de un ascensor!
Ago01

Cuidado: ¡no sobrepases el peso máximo de un ascensor!

No queremos que te sientas alarmado con el título de este artículo pero… ¿sabías que los ascensores pueden transportar un peso máximo en su interior? La próxima vez que te metas en uno de ellos, observa a la pequeña chapa (obligatoria en Europa desde hace años) que se encuentra en uno de sus laterales, en la que indica tanto el número de personas que pueden meterse dentro de la cabina, así como también el peso máximo que puede llegar a desplazar.     Cada ascensor es diferente. No es lo mismo un aparato que está funcionando en una finca de vecinos, que el que está en un edificio de oficinas, en un hospital o en un centro comercial. Evidentemente, no hará el mismo número de viajes el ascensor que podemos tener en nuestra casa, que el que esté en nuestro centro hospitalario de referencia. La carga máxima que puede soportar uno de ellos varía en función del uso que se le quiera dar, de la superficie de la cabina, de los materiales que han utilizado para su fabricación, de la velocidad en el desplazamiento, o de la altura con la que cuenta el edificio. Dicho esto, podemos asegurar que los kilos son el resultado de todas estas variables, y se calculan meticulosamente antes de que se realice su instalación. ¿Te hemos comentado en alguna ocasión que el ascensor es el medio de transporte más utilizado en todo el mundo, y que España es la que cuenta con el mayor número de ascensores por habitante? Se estima que el recuento aproximado es de 20 aparatos por cada 1.000 personas. Todos deberíamos poner nuestro granito de arena, para que éstos funcionen con la máxima seguridad. Sabemos que, en muchas ocasiones, apremiados por el tiempo, hacemos caso omiso a las advertencias del fabricante, metiéndonos dentro de ellos con una carga excesiva, o bien, llenándolos a rebosar de personas, porque… no pasa nada, ¿verdad? Para muchos de nosotros es más importante llegar pronto a nuestra cita o al trabajo, que preocuparnos por estas cosas que, a priori nos parecen banales.     Afortunadamente, la tecnología de nuestros ascensores ha cambiado mucho, y no por sobrecargarlos acabaremos desplomando o estropeando inmediatamente uno de ellos, pero ¿sabes qué es lo que sucede cuando metemos más kilos de la cuenta? El sobrepeso en los ascensores hace que se vayan desgastando poco a poco sus piezas, deteriorando sus componentes y acortando su vida hábil. El resultado de tal deterioro es que el aparato se estropea con mucha más facilidad, generando averías, y obligando a que la empresa de mantenimiento pase con más frecuencia a solucionar desajustes de...

Leer Más
Accesorios necesarios dentro del ascensor: los espejos y los pasamanos
Jul17

Accesorios necesarios dentro del ascensor: los espejos y los pasamanos

¿Cuántas veces coges un ascensor a diario? ¿Te incomoda el hecho de estar en un espacio tan reducido mientras llegas a la planta deseada? ¿Te has fijado alguna vez en los ascensores que habitualmente usas? ¿Sabes qué es lo que tienen en común para que nos sintamos mucho más confortables dentro de ellos? Levántate de donde estés ahora mismo. Sal al rellano de tu casa o de tu puesto de trabajo y pulsa el botón del ascensor. ¿Qué ves, aparte del habitáculo de la cabina? En la gran mayoría de los ascensores que usamos diariamente podrás observar que hay un par de objetos que son comunes a todos ellos: el espejo y el pasamanos. Su uso no es casual y, aunque nos lo parezca, no se utilizan principalmente por estética. Estos dos objetos son los que se encargan de hacer que una cabina de ascensor sea un lugar menos hostil y mucho más seguro.     Los espejos Independientemente de mirar si llegas despeinado a la oficina, si se te ha ido la mano con la maquinilla de afeitar, o si has salido de casa maquillada de más por culpa de las prisas mañaneras, los espejos dentro de lugares tan pequeños están especialmente diseñados para evitar sentir claustrofobia. ¡Cuántas personas rehúyen subir a uno de ellos, por tener un miedo irracional a los espacios cerrados! Después de todo, permanecer dentro de un lugar tan pequeño, aunque solo sea por un corto espacio de tiempo, es como una eternidad para aquellos que sufren de esta patología. Precisamente es por esta razón por la que se colocaron, allá por los años 20, los espejos en las cabinas de ascensor: ópticamente hacen que el espacio se perciba más amplio, aliviando el estado de ansiedad que provoca esta fobia. Otra de las razones, si bien no es la principal, es por seguridad. Su reflejo hace que tengas la posibilidad de vigilar a los que te rodean dentro de él, evitando posibles robos y situaciones desagradables.     Los pasamanos Así como tenemos constancia de cuándo se empezaron a utilizar los espejos dentro de las cabinas, nadie sabe por qué se comenzaron a usar los pasamanos, ni cuál fue inicialmente la razón por la que se añadieron al diseño del interior de los elevadores. En la actualidad, este objeto forma parte de la seguridad de la cabina. A pesar de que, la mayoría de los usuarios, tenemos la fortaleza y el equilibrio suficiente como para no caernos en cuanto el ascensor se pone en funcionamiento, no son pocas las personas (mayoritariamente de avanzada edad) que necesitan asirse en algún lugar para no acabar de...

Leer Más
Los ascensores y la sensación de compartir espacio con gente que no conoces
Jul04

Los ascensores y la sensación de compartir espacio con gente que no conoces

La gran mayoría de nosotros, utilizamos el ascensor varias veces al día, sin pararnos a pensar que, la manera que tenemos de comportarnos dentro de él, dice mucho de nuestra forma de ser. ¿Cómo procedemos cuando nos metemos en un lugar tan pequeño? Independientemente de la cantidad de gente que haya dentro de él, lo primero que hacemos es pulsar el botón que nos llevará a la planta a la queremos acceder. Es justo después de este acto, cuando nuestra manera de proceder es diferente, en función de si tenermos la fortuna de poder usarlo solos, o por el contrario nos hemos encontrado con compañía, ya que no hay lugar donde sea más incómodo adentrarnos, que dentro de un ascensor en el que ya hayan ocupantes.     Uno de los estudios sociológicos más interesantes que hay, y que está en la mano de todos, es observar el comportamiento de los pasajeros de unos grandes almacenes. Haz la prueba: coje uno de sus ascensores, y dedícate a subir y bajar un par o tres de veces. Si lo haces, te darás cuenta como los pasajeros parece que, por puro instinto, saben cómo organizarse dentro de de él. Con cada persona que entra, los demás ocupantes se van desplazando, a la vez que se quedan encarados hacia la puerta de salida, mientras van ocupando los espacios que aún quedan vacíos. El objetivo de dicho desplazamiento, no es otro que mantener la distancia máxima para no sentir que están invadiendo tu propio espacio vital, o que eres tú el que invades el espacio vital del otro. Tal y como van entrando más personas dentro de la cabina, los ocupantes se van recolocando una y otra vez, mientras se saludan de forma protocolaria, con un “buenos días” o “buenas tardes” en función de la hora del día que sea. Dos ocupantes que no se conocen de nada, acostumbran a colocarse cada uno en un extremo del habitáculo. Al entrar una tercera persona, se formará seguramente y de manera inconsciente, un triángulo entre ellos, variando su posición al introducirse una cuarta. Lo más curioso de todo esto es que, aunque ese ascensor lo utilicemos a diario, actuamos casi siempre como si fuese un lugar desconocido: evitamos el contacto visual, o miramos y remiramos nuestro teléfono móvil. Y… ¿cuál es nuestro único pensamiento?: “a ver cuándo salgo de aquí”.     Pero la incomodidad de ese momento no radica únicamente en el hecho de estar en un espacio pequeño y cerrado, repleto de individuos a los que nunca les hemos visto la cara. El subir en un ascensor es, para muchos, algo que está...

Leer Más
Paternoster: el ascensor que no se detiene para coger pasajeros
Jun20

Paternoster: el ascensor que no se detiene para coger pasajeros

Cuando pensamos en un ascensor, automáticamente nos viene a la mente los que utilizamos de forma habitual: un habitáculo al que se accede a través de una puerta, que sube y baja por un hueco, y que se va parando en los diferentes rellanos para recoger a sus pasajeros. Pero no todos los ascensores son iguales: existe uno cuyo funcionamiento poco tiene que ver con ellos. Un elevador Paternoster carece de la mayoría de las características que tenemos asociadas con los ascensores que conocemos: nunca se detiene para dejar que suban o bajen los pasajeros y no tiene puertas ni botones. De hecho, sus cabinas, que se deplazan a 30 centímetros por segundo, ni tan siquiera disminuyen la velocidad para permitir que los usuarios entren o salgan de él. A pesar de sus extrañas características, los Paternosters tienen una gran cantidad de seguidores, lo que explica en gran medida, por qué estos rudimentarios ascensores continúan existiendo.     Este tipo de ascensor de pasajeros consiste en una cadena que transporta compartimentos abiertos que se mueven lentamente en un bucle, hacia arriba y hacia abajo, dentro de la estructura del edificio. A medida que cada cabina llega a la parte superior o inferior del bloque, éstos se desplazan hacia los lados antes de descender o ascender. Este recorrido lo hace sin detenerse, logrando que los pasajeros entren y salgan en cualquier piso, en el momento que ellos deseen. De hecho, esta curiosa forma de funcionamiento es la que le da su nombre, ya que recuerda a un católico dándole vueltas a un rosario, a la vez que reza el “Padre Nuestro” (“Paternoster” en latín).     La construcción de estos ascensores se remonta a finales del S.XIX, en la ciudad inglesa de Liverpool. Fueron un medio de transporte bastante generalizado en Europa, pero por un tema de seguridad, han ido desapareciendo paulatinamente, hasta llegar a los pocos centenares que existen en la actualidad, principalmente en Alemania y las antiguas Repúblicas Soviéticas. Es evidente el alto riesgo de accidentes: uno de los más comunes es tropezar o caer en el momento en el que se accede al interior de las cabinas o que se sale de éstas, con el evidente riesgo para la integridad física de los pasajeros.     A pesar de ser una forma peligrosa de transporte, sobre todo si no se utiliza adecuadamente, ¿por qué aún siguen usándose estos elevadores? ¿Quién quiere seguir arriesgando su vida, o sufriendo graves lesiones, dentro de esta antigualla? ¿Qué tiene de especial este medio de transporte, que hace que tenga tantos seguidores? La principal ventaja de este artilugio es que permite la...

Leer Más
La importancia de tener un buen técnico de ascensor
Jun06

La importancia de tener un buen técnico de ascensor

Ser técnico de ascensores no es una tarea nada sencilla. Cuando en Inelsa Zener contratamos a este tipo de trabajadores especializados, les pedimos que tengan unas habilidades determinadas, conocimientos y, sobre todo, experiencia. Muchos de nosotros creemos que la tarea que desempeña un técnico de estas características es como tantas otras, pero nada más lejos de la realidad: pasar el mantenimiento de un elevador, repararlo o rescatar a alguien que se ha quedado atrapado dentro de él, no es un trabajo fácil, y no todo el mundo sirve para ello. Este tipo de trabajadores deben tener una buena fortaleza física para subir gran cantidad de plantas si existe una avería, conocimientos de electrónica, electricidad, hidráulica, y dada la complejidad de las máquinas de hoy en día, también deben saber de programación.     La labor que desempeñan estos profesionales es esencial en nuestra sociedad. ¿Te imaginas que, de repente, los ascensores de una ciudad con edificios altos como puede ser Nueva York o Dubai se detuvieran? Los ascensores juegan un papel muy importante en la humanidad: son los responsables de facilitarnos la vida. Tienen una función fundamental en el buen funcionamiento de nuestros bloques de viviendas y lugares de trabajo. Cuando el elevador de una edificación de unas cuantas plantas de altura se estropea, la vida se detiene para todos aquellos que tienen que utilizarlo. Es indispensable que las grandes urbes cuenten con profesionales cualificados que puedan ejercer sin ningún problema esta profesión. Al estar en constante funcionamiento, los ascensores son máquinas que, en mayor o menor medida, en algún momento de su vida útil se han estropeado. Si bien no nos es posible garantizar un entorno que sea libre de accidentes, podemos tomar medidas para lograr que ese riesgo se minimice, consiguiendo que las averías sean casi una anécdota. El mantenimiento preventivo de los ascensores es la mejor manera de hacer que el elevador de un edificio funcione correctamente.     En Inelsa Zener sabemos que, las revisiones periódicas de un ascensor son de vital importancia, y para ello estamos orgullosos de contar con los mejores profesionales del sector. Gracias a las verificaciones, tanto de mecánica como de electrónica de los equipos, garantizamos que reducimos drásticamente el riesgo de los accidentes y de las averías. El mantenimiento se realiza en los periodos que marca la ley (mensual, trimestral, semestral, anual,…) independientemente de en qué estado se encuentre el ascensor que tenemos que inspeccionar. Desde Inelsa Zener queremos agradecer a este colectivo de profesionales, su complicado trabajo y dedicación, con el fin de conseguir que tengamos una vida mucho más sencilla, segura y...

Leer Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies