¿Eres Presidente de tu Comunidad? - Tenemos un mensaje para ti

Ascensores de lujo, los protagonistas de los centros comerciales

¿Te vistes de la misma manera para ir al gimnasio por las mañanas, acompañar a los niños a la escuela o celebrar la Noche Vieja? No, ¿verdad? Pues algo parecido a esto es lo que ocurre a los ascensores. No es lo mismo una comunidad de vecinos, que un edificio de oficinas o un hospital. Es evidente que el ascensor debe ser el adecuado para el sitio donde tiene que ser instalado. Es un error que, en viviendas de alta gama, o en lugares como en centros comerciales con tiendas de un gran poder adquisitivo, se instalen ascensores estándar, de aquellos que se acaban colocando en un rincón por miedo a que se vean mucho.

 

 

Al igual que si exhibiésemos un coche de lujo, un ascensor puede llegar a ser el absoluto protagonista de cualquier espacio donde lo coloques siendo, en muchas ocasiones, el aliciente principal para visitar un lugar en concreto. A diferencia de los ascensores que se instalan habitualmente, uno que esté hecho a gusto del cliente no solo es capaz de adaptarse a cualquier espacio y cualquier tipo de estilo que tengamos en mente, sino que también puede llegar a desempeñar un papel muy importante en el edificio donde se instale.

Cada vez somos más los que, a golpe de ratón, realizamos nuestras compras a través de nuestros ordenadores, tablets o teléfonos móviles. Nada es más cómodo que realizar nuestra compra, y tenerla en casa al día siguiente sin necesidad de movernos de nuestro sillón. Los diseñadores de los proyectos de las grandes superficies son conscientes de esto, e idean a diario alicientes para que nos desplacemos físicamente a los lugares donde realizar las compras. Zonas de ocio como salas de cine, restaurantes, áreas infantiles, actividades deportivas o pequeños rincones para fotografiar, que acaben siendo la envidia de los seguidores en nuestras redes sociales.

Un elemento importantísimo en este tipo de lugares son los ascensores de cristal. Colocados estratégicamente en el centro de la galería comercial, proporcionan una vista de 360° de todo el entorno. Diseñados para integrarse perfectamente en la arquitectura del edificio, ofrecen sensación de modernidad, elegancia y exclusividad, mejorando la experiencia de compra. La visión totalmente diáfana alrededor de la cabina, no tan solo ayuda a que los pasajeros puedan echar un vistazo, desde el interior, a los escaparates que les rodean, sino que también ofrecen un viaje divertido y diferente, mostrando un punto de vista distinto al que puede llegar a dar un espacio cerrado.

 

 

No nos cansamos de decir que el mundo del ascensor está en continua innovación, sobre todo en tecnología, pero lo que más salta a la vista para el público en general es lo que más apreciamos: la estética. Cabinas grandes, modernas y diáfanas, donde casi no se aprecia la maquinaria, son el deleite para los visitantes de estos edificios con gran afluencia de público.

Este tipo de ascensores tan exclusivos atraen a los visitantes a un lugar, de hecho, en muchos casos pueden llegar a ser el motivo principal para que volvamos de nuevo, o para que escojamos un centro comercial en concreto y no otro. Son espacios donde querer subir una y otra vez, antes de irnos a casa.

Autor: Inelsa-Zener

Compartir esta entrada en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies