¿Eres Presidente de tu Comunidad? - Tenemos un mensaje para ti
Cuatro señales que indican que tu ascensor puede tener un problema
Dic16

Cuatro señales que indican que tu ascensor puede tener un problema

No descubrimos ningún secreto si decimos que el ascensor es uno de los grandes inventos de la humanidad. En innumerables ocasiones os hemos contado las ventajas de tener a nuestro alcance un ascensor para poder movernos, sin ningún tipo de esfuerzo, entre diferentes niveles. Gracias a ellos la fisonomía de nuestras ciudades ha cambiado: el uso del ascensor en vez de las escaleras ha derivado en edificios mucho más altos y modernos, con capacidad para más personas en pocos metros cuadrados de superficie. Eso sin contar con las ventajas que supone tener uno en las comunidades de vecinos para todas aquellas personas que tienen algún tipo de discapacidad, viven en los pisos más altos, deben subir diferentes plantas con un cochecito de bebé o con la carga del supermercado. El mal funcionamiento de un ascensor no es solo un inconveniente, también es un peligro para todos aquellos que lo utilizan, por lo que los usuarios deberíamos estar siempre atentos ante cualquier problema de los que enumeraremos a continuación, por muy insignificante que nos parezca.     Paradas desalineadas de la cabina Al viajar en un ascensor nos debemos fijar que, al llegar a su destino, la cabina tiene que estar al mismo nivel del suelo: ni por encima, ni por debajo. Si esto ocurriese sería señal de que hemos utilizado nuestro ascensor con más carga de la habitual, o que algo no funciona adecuadamente, como el desgaste de alguna pieza. A eso le debemos añadir el peligro de caída para alguien que no se hubiese fijado en el desnivel. La falta de nivelación empeora con el tiempo por lo que, si este es el caso de tu ascensor, llama a la empresa mantenedora, porque no se solucionará solo. Cambios de velocidad en la marcha Aunque no lo parezca, un simple ascensor de una comunidad de vecinos puede llegar a realizar centenares de desplazamientos a diario, soportando cada vez muchos kilos de peso, lo que ejerce presión sobre todas las partes móviles. En condiciones normales, el trayecto que realiza el ascensor debe ser constante y suave. Tener la sensación de un cambio de velocidad en el recorrido es señal de que algo va mal. Una aceleración o desaceleración antes de llegar a destino, es sinónimo de un problema que se debe revisar con urgencia. Ruidos extraños No hay nadie que conozca mejor el ascensor de un edificio, que los propios vecinos que lo usan a diario. Ya sabemos que es prácticamente imposible no oír ningún tipo de ruido cuando nos desplazamos en uno de ellos, por lo que debemos ser capaces de discernir qué sonidos son normales y cuáles no....

Leer Más
Los ascensores urbanos: una práctica forma de unir los barrios de un municipio
Dic03

Los ascensores urbanos: una práctica forma de unir los barrios de un municipio

El pasado lunes día 30 de noviembre, cayó en nuestras manos un artículo del Heraldo de Aragón, en el que se hablaba de la necesidad de instalar un segundo ascensor urbano en la ciudad de Teruel. De hecho, M. A. Moreno, autor del artículo, contaba cómo les había cambiado la vida a los que usan a diario el ascensor, con el que llegan a salvar un desnivel de 45 metros entre el barrio del Centro Histórico y el de San Julián. El problema con el que se encuentra ahora el consistorio de la capital turolense, es que el ascensor que existe actualmente se les ha quedado «pequeño», ya que con él se realizan unos 1400 desplazamientos diarios (no en vano une dos de los barrios más poblados del municipio). Como anécdota, Pepe Polo, Presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Teruel, comentaba que hasta que se construyó el ascensor, sobre todo las personas de más edad, no subían al Centro Histórico a no ser que tuviesen que acudir al médico, y que ahora el centro de la ciudad está lleno de vecinos comprando o paseando.     Lo que ocurre en Teruel no es, ni mucho menos un caso aislado. Son muchos los municipios, todos ellos con una orografía bastante complicada y barrios a diferentes niveles, que están incorporando los ascensores urbanos a sus calles. En ciudades como, por ejemplo, Barcelona, Basauri, Valladolid, Segovia o Santa Cruz de La Palma han existido históricamente interminables escaleras y cuestas empinadas, que han complicado la movilidad de sus habitantes. Personas mayores, ciudadanos que empujan coches de bebés, minusválidos en sillas de ruedas, vecinos cargados con la compra,… han sido siempre los más perjudicados. Muchos de los barrios más deteriorados socialmente se encuentran justamente en las zonas más altas de las ciudades. Este tipo de distritos están rodeados de desniveles que hacen que, muchos vecinos, se sientan excluidos de la accesibilidad que todas las ciudades deberían tener. Es en este tipo de municipios con una topografía compleja, donde los ascensores urbanos acaban siendo una novedosa solución como elemento funcional, de estructuración de territorio e incluso escultórico. Sabemos que su principal función es salvar las grandes distancias que hay entre barrios de un mismo municipio, pero no debemos olvidar que estos acaban también convirtiéndose en una atracción turística para el lugar donde se erigen. ¿Qué mejor manera hay de contemplar una ciudad desde su punto más alto, que subidos en una pasarela o un mirador?     Si bien los ascensores están fabricados todos por un igual, aquellos que tienen que estar en la intemperie deberían tener unas características muy concretas, ya...

Leer Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies